A la hora de Hablar….

Alguna vez te has preguntado ¿Cómo debes hablar para que te entiendan? Aquí tenemos algunos tips que te pueden servir:

  1. Analiza lo que quieres decir y por qué lo quieres decir. Recuerda que: “En la vida hay tres cosas que no vuelven atrás: la flecha lanzada, la palabra pronunciada y la oportunidad perdida”. Por eso cuando vas a decir algo “Piensa antes de hablar”.
  2. Indaga la manera cómo lo vas a decir. Debes ajustar tus palabras de acuerdo a lo que escuchas de tu interlocutor y a la situación. Por ejemplo, cuando tienes hijos es diferente el lenguaje y las palabras que utilizas en cada etapa del crecimiento.
  3. Recuerda las necesidades del que escucha. Cuando quieres que te entiendan y convencer debes tener empatía, ponerte en los zapatos de la otra persona para atrapar su atención e interesarla más en lo que estás diciendo.
  4. Adquiere cierta retroalimentación del receptor. Que no te pase que hablas y hablas y quedas hablando sólo porque no le has dado oportunidad a la otra persona de expresarse.  Este punto es vital para conocer las necesidades de la otra persona y que exista un buen entendimiento.
  5. Respalda tus palabras, en lo posible, con acciones. Hay diferentes tipos de percepción, quienes simplemente entienden al escuchar, pero hay otras personas que son más visuales y necesitan que les expliques haciendo y dando ejemplos o dibujando por ejemplo con las manos lo que dices.
  6. Pronuncia y articula cada palabra con claridad y de forma natural. A veces tendemos a utilizar muletillas o hablar con cierto dejo. Para corregir puedes realizar un simple ejercicio de pronunciación: Sostén un lápiz en tu boca apretándolo con los dientes de atrás de manera que puedas cerrar tus labios adelante. Te quedarán las puntas del lápiz a lado y lado de la boca y el centro del lápiz mordiéndolo suavemente con tus dientes traseros. Lee un párrafo de algún libro por un rato, luego saca el lápiz de tu boca y habla normalmente, verás como pronuncias mucho mejor.
  7. El ritmo es importantísimo. Si hablas muy despacio y pausado, tu audiencia puede  escaparse de dormir. Si hablas muy rápido, puedes evitar que te entiendan.
  8. El tono de voz debe ser moderado y de acuerdo a la situación. Este punto también es importante pues aquí puedes transmitir la emoción que quieres proyectar. Por ejemplo si estás pronunciando que te encuentras feliz pero con un tono de voz apagado y aburrido, te creerán? Tu tono de voz debe ser congruente con lo que quieres comunicar.