Bombillas: ¿metales pesados tóxicos?

Con el boom de “salvar el planeta” a veces recurrimos a soluciones a las que podría aplicarse el dicho: “es peor la cura que la enfermedad”.

Este es el caso de las bombillas fluorescentes compactas de bajo consumo pues si es cierto que nos ahorran energía, también lo es que se deben manipular con extrema precaución pues pueden ser bastante contaminantes porque contienen mercurio y otros tóxicos en su interior.

Por ello debemos  evitar que estas bombillas caigan al suelo, se rompan y liberen su mercurio, incluso después de fundirse debemos tener un cuidado especial, pues NO SE DEBEN LLEVAR AL CONTENEDOR DE LA BASURA corriente sino separar y averiguar en qué lugar de tu ciudad se pueden depositar que sea seguro para no contaminar el medio ambiente.

Y en caso de romperse, la Agencia Federal Alemana de Medio Ambiente recomienda abandonar la habitación durante al menos quince minutos, luego  abrir puertas y ventanas y dejar que se ventile por otros quince minutos, después se pueden recoger los pedazos de bombilla teniendo la precaución de ponerse guantes y tapabocas desechables y con la ayuda de un pedazo de papel o cartón (para no manipularlos directamente) y meterlos todos dentro de una bolsa o frasco que se pueda sellar, no utilizar la escoba o aspiradora para evitar que se disperse.

El mercurio es un metal pesado que de acuerdo a la opinión de Gary Zörner, científico alemán: “Hasta la cantidad más insignificante de mercurio reduce el coeficiente intelectual…es una neurotoxina muy severa que puede dañar gravemente otros órganos y también el sistema inmunológico…habría que hacer todo lo posible para que a nivel mundial no se extraiga ni entre en circulación”.

A continuación puedes ver un documental donde se amplía esta información en detalle, que aunque para muchos puede ser controversial, la enseñanza que nos deja es que debemos ser cada vez más conscientes de los componentes de los productos que compramos y no simplemente dejarnos llevar por lo que nos imponga la sociedad.

Siempre hay opciones y otras alternativas, en este caso la mejor sería cambiarnos a bombillos led pero teniendo en cuenta que aún son bastante costosos, se podrían utilizar bombillos ahorradores halógenos.