Cada día, cada respiración es un nuevo comienzo…

Reinvéntate, encuentra nuevos caminos…

Es tu decisión seguir cargando y viviendo tu pasado que siempre te trae las mismas situaciones ó darte la oportunidad de recibir toda la Abundancia y Plenitud que hay para ti en cada nueva inhalación.

Cada vez que tomas aire, entra toda la Energía Potencial del Universo en tí; ¿en qué estás utilizando esa energía?, ¿en qué estás gastando tu tiempo, cada presente cada regalo que tienes en este plano material?

Cada vez que exhalas, una parte de ti se acaba…es tu decisión soltar lo que quieras y seguir cargado o soltarlo todo para volver a comenzar en cada nuevo soplo; Si sueltas todo, dejas espacio para recibir todo lo nuevo; si sueltas a medias, no alcanzas a recibir porque ya estás algo lleno.

El nuevo tú está al alcance de tu próxima Respiración

Muchos arrancamos el nuevo año con varios propósitos: hacer más ejecicio, alimentarse más sano, ser más ordenado, bajar los niveles de estrés, tener más disciplina en lo que hacemos,  en resumen…cambiar de hábitos..

La idea es que podamos cumplirlos y hay herramientas que nos ayudan a desarrollarlo con más facilidad y efectividad como practicar Yoga… Esta disciplina ancestral que nos enseña a respirar mejor, a ser más conscientes de nuestra postura física y ante el mundo,  enraiza nuestro equilibrio, nos llena de fuerza y conecta con nuestro verdadero ser.

Si ya tienes tus propósitos para este 2019, te invito a que añadas practicar yoga. Si aún no tienes claros tus propósitos, también te invito a que empieces a practicar de yoga, y verás como esta propia práctica te ayudará a observar qué podrías mejorar en tí.

¿Ya tomaste la decisión?, ahora, qué debes saber si no lo has practicado nunca, antes de empezar a hacerlo.

  1. Empieza con Clases de Yoga: En VibraYoga arrancamos nuestras clases este 15 de Enero.
  2. Si vas a comenzar a practicar Yoga,vas a necesitar ropa cómoda que te permita moverte con facilidad
  3. El Yoga se practica descalzo, tanto para mantener un buen contacto con la colchoneta como para evitar los resbalones que pueden causar los calcetines sobre esta.
  4. Vas a tu propio ritmo y cada día te enseña algo diferente.
  5. Vuelve tu práctica un habito: lo más importante es empezar, dar ese primer paso, una vez lo consigas con el tiempo iras observando mejoras y beneficios, tu mismo cuerpo te “demandará” que sigas practicando.
  6. Adelante siempre  ANIMO!!!

Los orígenes del Yoga se remontan a la prueba arqueológica más antigua encontrada, data aproximadamente del año 3000 antes de Cristo, y se trata de sellos de piedras con figuras de posiciones yóguicas pertenecientes a las civilizaciones de los Valles del Indo y Saraswati.

Las escrituras hindúes mas antiguas se encuentran entre las más antiguas del mundo y en ellas se hace referencia al Yoga. La cultura hindú y en general todo el acerbo religioso-filosófico de la India, tiene su origen en los Vedas, textos sagrados que originalmente provienen del sánscrito. Constituye todo un acopio de sabiduría en el campo del conocimiento del ser humano a nivel físico, metafísico y puramente espiritual.

Según una leyenda hindú, su aparición en la Tierra ocurrió cuando un pez (Mat-sya) presenció como el dios Shiva enseñaba a su Shakti Parvati (esposa) los ejercicios de yoga. El pez imitó a Parvati y al practicar los ejercicios se transformó en hombre.

Este conocimiento védico se conservó de generación en generación por tradición oral, mediante la recitación de su contenido en forma de aforismos. Fueron recogidos por escrito, por primera vez, hace unos cinco mil años.
Las primeras pruebas escritas se encuentran en las escrituras vedicas, de los cuatro Vedas, particularmente en el Rig-veda y en el Atharva-veda, las cuales se remontan al año 2500 antes de Cristo.

En occidente la parte más conocida de los Vedas son los Upanisads, tratados y poemas filosóficos y místicos que exploran la naturaleza del alma humana. Es en los Upanisads, la última parte de los vedas, (1500 antes de Cristo) donde se encuentra la base de las enseñanzas yóguicas. Surge la filosofía vedanta sobre la realidad o conciencia absoluta.

Hacia el 500 antes de Cristo surgen dos grandes poemas épicos, el Ramayana de Valmiki, y el Mahabharata de Vyasa, que narran las encarnaciones de Dios. Entre la narración se tratan temas morales y filosóficos. Una parte importante del Mahabharata es el Bhagavad Gita , este consta de dieciocho capítulos, en los que se discuten distintos aspectos del Yoga. Hacia el 500 antes de Cristo Patanjali, recopiló todo el conocimiento existente sobre el Yoga en los Yoga Sutras, texto básico reconocido unánimemente por todas las escuelas yóguicas.

Los Yoga Sutras son la base del Raja Yoga. El Yoga de Patanjali no es más que un yoga pero existen otros. Constituye lo que podríamos llamar el yoga clásico, sistemático: un preciso conjunto de reglas prácticas y de realizaciones muy circunscritas a los principios metafísicos del Samkhya.

A lo largo de los años numerosos autores han comentado los Yoga Sutras de Patanjali, en los cuales están clasificados los 8 pasos progresivos (ashtanga yoga) hacia la realización personal, en el Raja Yoga, el yoga más desarrollado en occidente. Ashtanga yoga.
El ashtanga yoga, o yoga de los ocho pasos incluye un conjunto de técnicas complementarias entre si que constituyen toda la práctica del yogui. Los primeros 4 pasos desarrollan particularmente la práctica “externa”, los últimos 4 pasos la práctica “interna” o más personal.

  • Yama: – Actitudes éticas – no violencia -ahimsa-, veracidad -satya-, honradez -asteya- , moderación -brahmacarya-, posesión justa -aparigraha-.
  • shantosha-, austeridad o disciplina -tapas-, estudio o autoinvestigación -svadhyaya-, desapego o actuación correcta -ishvarapranidhana-,
  • Asana -Posiciones físicas –
  • Pranayama -Control de la respiración-
  • Pratyahara -Abstracción sensorial-
  • Dharana -Concentración-
  • Dyana – Meditación –
  • Samadhi – Interiorización profunda-

El Yoga contemporáneo inicia hacia el 1900 d.C., numerosos maestros llegaron a occidente creándose así el origen de las diferentes escuelas conocidas actualmente.
La cultura occidental ha desconocido la filosofía india hasta hace poco más de cien años; prácticamente, hasta que algunos filólogos europeos comenzaron a estudiar el sánscrito en el siglo XIX.

Estos son algunos de los beneficios que obtendrás con una práctica continuada de YOGA. conocelos:

Pierde Peso

El yoga trabaja diferentes aspectos psicológicos y emocionales, dándonos equilibrio interior. Cuando esto sucede, estamos más tranquilos y conectados con nuestro cuerpo, por lo cual ingerimos lo justo si sentimos hambre, y vamos a preferir alimentos nutritivos, sanos, naturales que nos hacen bien.

Sé más Fuerte y Elástico

El yoga a parte de darnos flexibilidad y mayor tono muscular, permite moldear nuestro cuerpo y mente. Con el tiempo se empieza a notar una transformación y la elasticidad física se traslada también al pensamiento y a la forma como observamos mentalmente nuestro mundo. Algunas posturas ayudan a tonificar, dándonos una figura más armoniosa.

Equilibra tu vida.

Dentro de los muchos beneficios que aporta la práctica de yoga, están: que ayuda a disminuir el estrés, reduce la ansiedad y mejora el estado de ánimo de quienes los practican. Las técnicas del yoga, tienen como objetivo armonizar y limpiar todo nuestro ser consiguiendo un balance saludable entre todos los aspectos del cuerpo y de la mente, mejorando el rendimiento físico, mental e intelectual.

Maneja tu respiración

La respiración es una de las cosas más importantes en la vida. La respiración regula tu estado mental, tus emociones, tu concentración. Por medio de la práctica de yoga aprenderás a respirar correctamente, llevando conscientemente más oxígeno a tus células, renovando continuamente tu organismo. La capacidad de los pulmones empezará a extenderse y como consecuencia tu mente consigue calma y tu cuerpo obtiene más resistencia a la actividad física.

Conoce tu ser

La aplicación de los principios de Yoga, te lleva a practicar la atención consciente en cada postura o “Asana”, reconociendo las fortalezas y debilidades propias y explorando qué cambia en tu ser con cada movimiento y pensamiento. Por medio de técnicas de relajación y meditación, podrás conectarte con tu ser más interior, escuchar lo que te dice a través de tu cuerpo y descubrir una visión más amplia y unión con tu alrededor.

Casi siempre de la forma como recibimos nuestro día,  depende el ánimo y forma de verlo y vivirlo hasta que termina.

Aquí relacionamos algunos tips o rituales  que nos sirven para aumentar el caudal energético y tener baterías recargadas permitiendo el desarrollo de todas las actividades en el transcurso del día.

Estos pasos están basados en recomendaciones que aparecen en el Aryurveda,antiguo sistema de  medicina tradicional originado en la India.

  1. Despertar:
    Independientemente de la constitución ayurvédica, es muy recomendable levantarse temprano todos los días, especialmente con la salida del sol. Incluso si  se tiene una salida de última hora, levantarse temprano siempre tiene sus beneficios, según el Ayurveda, ya que es el momento más fresco y puro del día y permite ajustar el cuerpo a la naturaleza.
    Al despertarnos, cambiamos de estado y debemos ayudar a nuestro cuerpo a pasar del estado de sueño a la vigilia. Hay que darse el tiempo para este cambio y no hacerlo bruscamente. Para recuperar la sensación corporal de una manera armoniosa podemos realizar suaves estiramientos de nuestras extremidades acompañados de rotación de articulaciones. Al mismo tiempo que va recuperando la movilidad y se toma consciencia de cada parte del cuerpo podemos agradecer por la salud y todas las bendiciones y dones con las que comenzamos el nuevo día.
  2. Eliminar:
    a) Cuando te levantas por la mañana, asegúrate de ir al baño de inmediato para vaciar la vejiga (y los intestinos). Esto ayuda a poner en marcha el sistema digestivo y eliminar las toxinas que se han acumulado durante la noche.
    b) Soplar la nariz (después de haber terminado el paso anterior), ya que esto ayuda a aumentar el consumo de oxígeno, y limpiar los canales – la puerta de entrada a los nadis.
    c) El último paso es la eliminación de desechos de la lengua. Según el Aryurveda la lengua refleja las cinco cavidades humanas(cráneo, garganta, torax, abdomen y pelvis) y durante la noche, la toxicidad de dichas cavidades viaja por el organismo depositándose en la lengua.  De allí la recomendación de limpiar la superficie de la lengua todas las mañanas: puede hacerse con el borde de una cuchara o con el “banta” una fina varilla con borde recto que usan los hindúes.
  3. Activar: Tener el estómago vacío es el momento perfecto para empezar a moverse en la mañana. Antes de tomar el desayuno, es ideal realizar práctica de yoga, elongaciones y estiramientos o  incluso sólo girar el mundo al revés en la posición invertida favorita durante 5 minutos . Las posiciones invertidas ayudan a limpiar la sangre de los pies a los órganos internos, además de que activan el sistema linfático.
  4. Estimular: Un delicioso ritual de la mañana para llegar directamente y limpiar su sistema digestivo es beber una taza de limón, miel y té de jengibre. Para hacer esto simplemente rallar un poco de jengibre fresco, colocarlo en su taza favorita y cubrir con agua caliente. Exprimir el zumo de un de limón fresco. Mezclar y dejar que repose un momento antes de poner la miel cruda (la miel a altas temperaturas  pierde nutrientes, por eso se debe añadir al final y cuando el té esté a una temperatura ideal para beber, no tan caliente).
  5. Tonificar: Después de beber el té, y mover tu cuerpo, viene un desayuno saludable. En el Ayurveda se cree que el desayuno no es necesariamente la comida más importante del día. Esto se debe al hecho de que estamos rompiendo el ayuno, y demasiada comida puede sorprender al sistema digestivo. Busque una opción de desayuno que sea apropiado para su constitución.