¿Con quién debo Compararme?

Muchos de nuestros sentimientos de satisfacción o insatisfacción tienen sus raíces en cuando nos comparamos con otros. Es por esto que muchos dicen que las comparaciones son odiosas, pero muchas veces es inevitable que hagamos este tipo de comparación, incluso puede suceder de manera inconsiente.

De modo que cuando nos comparamos con personas que tienen más, nos sentimos mal. Mientras que cuando nos comparamos con personas que tienen menos, nos sentimos agradecidos.

Aunque la verdad es que en cualquiera de los dos casos nuestro patrón de comportamiento es el mismo y nuestra vida no ha cambiado, nuestros sentimentos al repecto si pueden variar drásticamente dependiendo de con quien nos comparemos.

Asi que, si va a comparase hagalo con aquellos ejemplos que sean significativos, que le aporten a su desarrollo personal y  que lo hagan sentirse bien con quien es y con lo que tiene.

En cierto estudio realizado a un grupo de estudiantes se les pidió resolver un rompecabezas. Los investigadores compararon la satisfacción de los estudiantes que terminaron rápidamente con la de los que terminaron más despacio. Los que terminaron rápidamente fueron comparados con los estudiantes que habian solucionado el rompecabezas tan solo algo más rápido que los anteriores, los primeros se sintieron insatisfechos.

Mientras que los estudiantes que terminaron el rompecabezas más despacio pero que se compararón con los ultimos en armar el rompecabezas se sientiero muy satisfectos y pasaron por alto la presencia de los que terminaron más rapidamente.