Diferencias entre un ganador y un perdedor

  • El ganador toma una firme decisión de triunfar y lucha hasta el final.
  • El perdedor ni se lo plantea está seguro que no podrá…
  • El ganador pone una meta y escribe sus sueños en bronce, para que nunca se le olvide de lo que quiere conseguir o lograr.
  • El perdedor dice que no puede soñar porque eso es de niños y de ilusos.
  • El ganador dice siempre: “Estoy seguro que lo voy a conseguir”.
  • El perdedor sólo dice: “No estoy seguro que lo pueda hacer”.
  • El ganador encuentra siempre una o más soluciones a cualquier problema.
  • El perdedor siempre tiene uno o más problemas para cualquier solución
  • El ganador fija un objetivo concreto y lo persigue sin que nada pueda hacerlo salir de su camino.
  • El perdedor siempre encuentra una excusa para tirar la toalla : que no tiene tiempo suficiente, que le falta dinero, que la situación es difícil, que hay problemas con el gobierno,…, que… hay miles de excusas para no hacer…
  • El ganador se toma el tiempo necesario para hacer que las cosas funcionen y tiene la suficiente paciencia, para dar un paso más, dar la siguiente vuelta de la esquina, siempre sube el siguiente peldaño de la escalera.
  • El perdedor, si algo no funciona en los primeros momentos, pasa a otra cosa. Se pasa la vida probando, deja lo que inicia y se va de cabeza a lo nuevo que sale: un nuevo trabajo, una nueva oportunidad laboral, un nuevo producto…
  • El ganador sabe que el éxito requiere tiempo, esfuerzo y dinero y por supuesto mucho, pero mucho entusiasmo.
  • El perdedor siempre está buscando “El tesoro oculto o sacar la lotería”, siempre busca como evitar el esfuerzo y el trabajo, está primero cuando oye: “Gane 50.000 de dólares al mes, haciendo tal o cualquier cosa…”

Y lo realmente importante…

  • El ganador no espera ni pierde el tiempo, se pone en ACCIÓN inmediatamente.
  • El perdedor se pierde en un análisis interminable de la situación, cuestiona cada detalle, critica todo y nunca, se pone en marcha…