Empiece a Ahorrar Agua, hoy mismo!


La Unesco maneja cifras mundiales donde 1.100 millones de personas no tiene acceso al líquido. Vale la pena entonces tener en cuenta algunas sugerencias e ideas que incentivan el cuidado del agua en el hogar:

1. Hay sanitarios de bajo consumo: el mercado cuenta con productos ahorradores, los cuales consumen no más de 4,8 litros por descarga.

2. Existen también sanitarios con sistema de descarga con presión asistida que son capaces de trabajar con un consumo de agua menor (3.8 litros por descarga).

3. Es importante que los sanitarios cuenten con estas características: garantía de por vida en la porcelana sanitaria, disponibilidad de los repuestos, soporte técnico y certificaciones a nivel nacional e internacional.

4. En el cuarto de baño es importante el uso de griferías para lavamanos y duchas que ahorren la mayor cantidad de agua posible. Actualmente existen las mezcladoras de dos llaves, sencillas o solo para agua fría que logran mayores ahorros de agua.

5. Existen griferías ahorradoras que además de contribuir a la conservación del medio ambiente, representan un beneficio económico, dado que la excelente calidad de este producto hace que funcionen normalmente durante décadas, minimizando la necesidad de cambios y gastos periódicos.

6. Identifique productos ahorradores. Importante adquirir los productos ahorradores en almacenes certificados en el mercado. La compra en estos establecimientos genera una doble garantía, la del fabricante del producto y la del nombre del establecimiento.

7. El consumo de un sanitario solo puede ser garantizado si el producto viene ensamblado de fábrica, ya que esto garantiza que el sistema completo esté diseñado para el consumo que se promete.

8. Busque detrás del asiento de los sanitarios ahorradores, la información del número de litros que gasta, si dice que consume más de 10 litros o si no lo menciona, no clasificaría dentro de los productos de bajo consumo.

9. Recuerde que introducir objetos dentro del tanque del sanitario no ayuda a reducir la cantidad de agua que se consume por descarga, lo que representa es un consumo mayor dado que genera la necesidad de tener que evacuar dos o más veces, gastando más cantidad de agua.

10. Cierre el grifo mientras se cepilla los dientes, se afeita o se desmaquilla. Utilice un vaso, cuando se tiene ese hábito se calcula que una persona ahorra 19 litros de agua al año.