En voz baja…

“Mi padre siempre me habló en voz baja.
Así es como nuestra gente habla siempre a sus hijos,
en voz tan baja y tranquila, que el niño piensa que está soñando.
Pero no lo olvida nunca”