Entradas

No tengas MIEDO A VIVIR…sabes…Siempre vamos a tener curiosidad, inquietud y cautela con respecto al futuro, pero esto no nos debe afectar en poder disfrutar nuestro momento AHORA, porque ni siquiera sabemos si el futuro llegará.

VIVE Y DISFRUTA CADA MOMENTO COMO SI FUERA EL ÚLTIMO.

Así que no hay excusas de ninguna clase para poder vivir al máximo cuando tú QUIERES realmente las cosas.  En el momento en que aparecen las excusas es el momento en que no te sientes bien con algo de ti mismo ni con los demás, y no estás haciendo lo que tú realmente quieres.

No dejes que nadie se interponga en tu camino cuando deseas realizar algo, sólo ten en cuenta que no vayas a herir nunca los sentimientos de nadie, ni que vayas a hacer a alguien lo que no te gustaría que te hicieran a ti.

Al tomar una decisión, haz realmente lo que tú QUIERES  y no dejes que las demás personas influyan en ti para hacerlo.

Hay tiempo para todo y todo tiene su tiempo. No esperes a que lo que tienes ahora pertenezca al pasado para allí si valorarlo y pensar: “¿Por qué no hice esto o aquello….?… ¡Si pudiera devolver el tiempo…!”

Cuando observamos los retos sólo desde nuestro punto de vista, sin ampliar más información, podemos caer en el error de juzgar deliberadamente las actitudes de las personas a nuestro alrededor.

Y si adicional nos tomamos esas actitudes a modo personal sin tener en cuenta que cada ser actúa de la mejor manera que sabe en cada momento acorde a su nivel (físico, emocional, educativo, económico, etc.) , podremos  renunciar y perdernos de los mejores deleites de la vida como compartir en armonía con nuestros semejantes, por falta de una comunicación adecuada.

En el siguiente video hay una hermosa historia que nos enseña a no juzgar a los demás por una simple actitud de un momento y buscar la mejor manera para comunicarnos.

Para liberarse del pasado

¿Qué importa lo que ha pasado? Las personas con las que compartí ya no están, debo dejarlas atrás con las vivencias que coincidimos. Sólo guardo conmigo sus enseñanzas pero a ellas las dejo partir y me permito a mí mismo soltarlas y disfrutar así del presente sin estar recordando el pasado.

Los errores que cometí, ya no podré devolverme en el tiempo para corregirlos, y si ahora me parecen errores, debo tener en cuenta que en su momento era lo mejor que podía hacer de acuerdo a lo que pensaba y sentía. Por eso me perdono ahora y en el pasado deben quedar.

  • Sólo pienso en el hoy y en adelante. Mientras viva tengo muchísimo camino por recorrer, hacer y aprender.
  • ¿Y ahora qué sigue? Necesito ubicarme y realizar las siguientes preguntas para que siga fluyendo la vida.
  • ¿en dónde estoy?
  • ¿cómo me siento?
  • ¿qué posibilidades tengo?
  • ¿hacia dónde quiero ir?
  • ¿qué es lo que quiero lograr?
  • ¿cómo lo voy a lograr?

Hay momentos de recesión, hay momentos de reflexión que al dejarlos fluir dejan salir más adelante momentos de movimiento, de creatividad, de estudio y de vida.

¡ADELANTE!

Segundo a segundo vamos tejiendo el hilo de nuestra vida y de las decisiones que tomamos y llevamos a la acción se desencadena el resto de nuestra existencia.

En el día tenemos 86.400 segundos, son 86.400 nuevas oportunidades para aprovechar y tomar decisiones. Cuando tomamos estas decisiones desde lo más profundo de nuestro ser, desde nuestra esencia y no desde nuestra mente impulsada por condicionamientos externos, logramos desarrollarnos plenamente auténticos: Fortalecemos nuestro ser y no nuestro “tener que”.

Utiliza cada segundo que pasa por tu vida para hacer las cosas que te hagan feliz. En este cortico video puedes observar gráficamente lo que pasa cuando aprovechas o no la mayor riqueza que tenemos a nuestra disposición: el tiempo.

Traducción de una ilustración que muestra cómo no hay que enfrentarse a los nuevos retos, un círculo vicioso que acaba llevando al individuo a no hacer nada.

Definitivamente si seguimos estos pasos al pie de la letra Intentarlo, fallar, derrumbarse y lamentarse, sólo lograremos que nuestros sueños se nos escapen como agua entre nuestros dedos.

Es cierto que en todos los nuevos proyectos que emprendemos tenemos varias posibilidades algunas con resultados diferentes a los esperados, pero en nuestras manos está el escoger opciones de cómo afrontaremos esos resultados poco alentadores. Si queremos avanzar debemos evitar las tres últimas opciones de la ilustración, pues lo que conseguimos es quedarnos estancados solamente en lo pasado y no vislumbrar las nuevas oportunidades.

Los grandes emprendedores que alcanzan el éxito en sus propósitos no tienen estas opciones dentro de su lista de decisiones sino cualquiera otra que los ayude a reponerse, aprender la lección y volver a empezar.

Ilustración:http://wheresmysammich.com

 

No existe algo llamado verdad objetiva. Nosotros mismos hacemos nuestra propia verdad.

No existe una realidad objetiva. Nosotros hacemos nuestra propia realidad.

Hay caminos de conocimiento espiritual, místico o interior que son superiores a nuestros caminos de conocimiento ordinarios.

Si una experiencia parece real, lo es. Si una idea parece correcta, lo es. Somos incapaces de adquirir conocimiento de la verdadera naturaleza de la realidad.

La propia ciencia es irracional o mística. No es más que otra fe o sistema de creencia o mito, sin más justificación que cualquier otra.

No importa que las creencias sean ciertas o no, siempre que sean significativas para uno

Un resumen de creencias de la Nueva Era, de THEODORE SHICK, Jr., y LEWIS VAUGHN,

How to Think About Weird Things: Critical Thinking for a New Age

(Mountain View, CA; Mayfield Publishing Company, 1995)

 

Para  desarrollar esta capacidad  tenemos que entrenar nuestras mentes. La mayoría de la gente piensa que la concentración es una actividad extenuante y agotadora, y que implica esfuerzo y  tensión, que es difícil y desagradable.

Esta creencia comienza a una edad temprana. Los padres y maestros esperan que los niños al estudiar, hagan su tarea y obtengan buenas calificaciones. Esto lleva a los niños un sentimiento de estar obligados y forzados a hacer algo que no les gusta hacer. Cuando es demasiado frecuente que no se concentran lo suficiente, desarrollan una aversión para la concentración, y  a menudo para estudiar también. Cuando crezcan, no es de extrañar que sus poderes de concentración sean débiles y no tengan ningún deseo de forzar sus mentes.

La concentración puede ser divertido si se aborda de la manera correcta. Se debe practicar con alegría, actitud positiva, optimismo, y la comprensión de sus grandes posibilidades.

Le preguntaron al Dalai Lama:

– ¿Qué es lo que más le sorprende de la Humanidad?

Su respuesta fue:

– El hombre… Porque sacrifica su salud para ganar dinero.

Y cuando lo consigue sacrifica  su dinero para recuperar la salud.

Y, está tan ansioso por  el futuro, que no disfruta el presente;

el resultado es que no vive ni en el presente ni en el futuro;

vive como si nunca fuese a morir… y entonces muere  sin haber vivido realmente nunca.

A veces, podemos encontrar grandes poderes de concentración en nosotros mismos. Cuando de verdad y sinceramente deseamos sobresalir en nuestros estudios, aprobar un examen importante o resolver un problema, este poder se hace disponible. En estos casos la concentración surge debido a alguna necesidad o deseo, pero el desarrollarla de una manera sistemática, nos permite controlarla, y tener la posibilidad de utilizarla intencionalmente, cada vez que sea requerida.

Para ello, es necesario practicar ejercicios especiales a diario. Desarrollando este poder de concentración se puede lograr:

  • Control de tus pensamientos.
  • La capacidad de enfocar tu mente.
  • La paz de la mente.
  • Liberarte de pensamientos inútiles y molestos.
  • La capacidad de elegir tus pensamientos.
  • Mejor memoria.
  • Confianza en ti mismo.
  • Fortalecer la voluntad.
  • Rapidez en tomar decisiones
  • La capacidad para estudiar y comprender con mayor rapidez.
  • Aumento de felicidad.
  • Mayor capacidad para desarrollar habilidades psíquicas.
  • Uso más potente y eficiente de la visualización creativa.
  • Mayor capacidad de meditar.
  • Y mucho más …

La vida a menudo presenta retos y problemas en el camino hacia el éxito y el logro de nuestros objetivos, y con el fin de elevarse por encima de ellos hay que actuar con perseverancia y persistencia, y esto requiere autodisciplina.

La autodisciplina es fundamental para superar los trastornos alimentarios, adicciones, tabaquismo, consumo de alcohol y otros hábitos negativos. También es un requisito importante para el estudio, el deporte y el aprendizaje, para el desarrollo de cualquier habilidad, y para el éxito en la superación personal, crecimiento espiritual y la meditación.

La mayoría de las personas reconocen la importancia y beneficios de la auto-disciplina, pero muy pocos toman medidas reales para desarrollar y fortalecer la misma. Puedes adoptar los siguientes pasos para afianzar tu autodisciplina:

  • Escribe una lista de lo que quieres lograr.
  • Actúa y compórtate de acuerdo con las decisiones que has tomado, a pesar de la pereza, el deseo de postergar o el deseo de darte por vencido y dejar de hacer lo que estás haciendo.
  • Sigue firme en este comportamiento a pesar de las molestias y cómo te sientes al respecto en el momento, acéptalas pues son el camino para alcanzar los objetivos más grandes que te has propuesto.
  • Toma conciencia de lo importante que es para ti desarrollar autodisciplina y lo que vas a lograr con ella.
  • Cuando tomas conciencia de esto, te das cuenta cuando tienes un comportamiento indisciplinado. Corrígelo y sigue adelante con los objetivos que escribiste.

Esta habilidad puede ser fortalecida y desarrollada como cualquier otra habilidad, a través de la práctica constante en todos los aspectos de tu vida.