Entradas

Tú puedes disminuir y liquidar tu angustia si afrontas con calma cualquier situación difícil.

Al experimentar un disgusto puedes convertirlo en un tormento de tu alma,si le permites ocupar el plano total de tu conciencia.

Tu dolor es tu dolor; pero tu sufrimiento es fruto de tu posición mental.

No hagas de tu pena un cruel instrumento para atormentarte.

Puedes recobrar el equilibrio y la serenidad, si mantienes de continuo una ACTITUD MENTAL POSITIVA y, por lo mismo, constructiva.

El pensamiento positivo y optimista construye una vida placentera.

Se sugiere recurrir a las drogas medicinales únicamente después de que TODAS las curas naturales han fallado.

Los métodos curativos de la naturaleza podemos encontrarlos en muchas tradiciones. El poder curativo de las plantas medicinales, de la arcilla, el agua pura, el aire, y el cuidado afectuoso, es lo mejor que tenemos a disposición.

Practica la medicina preventiva, si te sintes mal es por que alguna señal te esta dando tu cuerpo, busca un médico naturista que te ayude a descubir de que se trata tu malestar.

Hoy en día puede resultar difícil encontrar buenos expertos en esas ciencias, pero vale la pena intentarlo.

Recuerda que la prevención de enfermedades, por lo menos, es más fácil de aprender.

Cultiva la confianza en ti mismo.

Tu eres capaz de muchísimo más de lo que imaginas

No eres omnipotente como Dios.

Pero con tu esfuerzo razonable lograras cosas muy difíciles.

Afronta los problemas con serenidad y con sensatez, esperando, en toda ocasión resultados a tu favor

Si una estrategia no te produce efectos favorables, ensaya, pacientemente, otra táctica.

Lo que no logres hoy, quizás mañana lo alcanzarás.

Tu puedes si crees que puedes.

Tu puedes desarrollar cualquier esquema mental que desees, si lo quieres con fuerza y lo cultivas con asiduidad.

La película siete años en el Tibet, basada en la obra de Heinrich Harrer, es tan hermosa como polémica. Pero, independientemente de que Heinrich Harrer fuera un comprobado nazi, de que si hubiese o no participado de la violencia en la segunda guerra mundial, lo cierto es que la espiritualidad del Tibet y del Dalai Lama puede cambiar hasta al más difícil.

Estas son algunas frases para reflexionar citadas en la película:

  • “En el país donde estoy viajando, el Tibet. La gente cree que peregrinando a lugares sagrados purifican las acciones malas que han cometido. Creen que cuanto más difícil el viaje, mayor es la purificación.”
  • “Esa es otra gran diferencia entre nuestra civilización y la suya. Ustedes admiran al hombre que logra elevarse a la cima en cualquier campo de la vida. Nosotros admiramos al hombre que abandona su ego.”
  • “La buena fortuna de un amigo es una bendición. Lamento que te moleste la nuestra.”
  • “Si algo tiene solución no hay porque preocuparse y si no tiene solución entonces preocuparse no está bien”
  • “Aquí dicen que un enemigo es un gran maestro, pues ayuda a desarrollar paciencia y compasión.”
  • “La simplicidad absoluta, eso es lo que me encanta.”
  • “Cuando no tienes fuerzas para pelear,debes abrazar a tu enemigo. Con los brazos ocupados, no puede usar un arma.”
  • “Nada en la política es cuestión de honor…”
  • “Todos los seres tiemblan ante el peligro y la muerte. Todos valoramos la vida. Cuando un hombre toma eso en cuenta, no mata ni causa que se mate. Estas palabras están grabadas en el corazón de todo tibetano”.

El miedo a lo desconocido es una cosa difícil de manejar para la mayoría de la gente. Este sentimiento nos paraliza y es el responsable de mantenernos atrapados en situaciones que no nos hacen felices. Malas relaciones, carreras ingratas y sueños ahogados a menudo vienen a la mente.

Pero, si quieres salir del atasco, romper con las cadenas del miedo y, finalmente, ponerte en el camino  hacia lo que quieres en la vida, aquí hay tres preguntas que puedes hacer para ayudarte a poner las cosas en perspectiva cuando tienes ante ti una decisión que te produce miedo:

¿Qué es lo peor que podría suceder si haces esto y fallas?

Es comprensible que nadie quiere centrarse en lo negativo. Siempre hay un riesgo de fracaso, y es importante sopesar ese riesgo. Por lo general, el riesgo es bastante pequeño (que no obtengas los resultados a tiempo, podrías perder algún dinero, o perder un par de horas). Otras veces, el riesgo puede ser realmente grande, y es importante tener claridad sobre eso también (por ejemplo que si tu paracaídas no se abre, que puedas ir a la cárcel, o tu carrera o tu reputación queden arruinadas). De cualquier manera, es importante mencionar realmente el peor de los casos aquí, así puedes tener una idea real sobre el fundamento de tu temor.

¿Cuáles son las consecuencias de no hacerlo?

Puede ser difícil tomar acción y hacer frente a las cosas que nos asustan. A menudo, puede parecer más fácil simplemente no tomar medidas, pero se trata de una elección en sí misma que trae otras consecuencias. Si optas por no hacer nada debes preguntarte:¿Qué oportunidades te pierdes y lamentarás? ¿Cómo te sentirás en 5, 10, o 20 años de tiempo, mirando hacia atrás al preguntarte acerca de lo que podría haber sido?

Muchas veces no actuar puede dar lugar a un patrón de pasividad en nuestras vidas. Nos acostumbramos a no tomar medidas y que nos hagan dudar, posponer las cosas, y seguir igual en todos los ámbitos de nuestra vida.

¿Qué pasaría si lo haces y consigues éxito?

La última pregunta que debes realizarte, ¿Vale la pena el esfuerzo? ¿Vale la pena la batalla para abrazar tus miedos y comenzar tu propio negocio, ganar una vida cómoda haciendo algo que te gusta, y trabajar en tus propios términos? ¿Vale la pena decir que por fin ya es suficiente y empezar  la dieta, perder todo ese peso que  te ha acomplejado y evitado vivir una vida más larga y saludable?
Si te centras en el beneficio, te podrás sentir mucho más motivado para seguir adelante y tomar las medidas para dejar que el miedo te detenga.

Pesar tus opciones

Una vez que tengas las respuestas a estas preguntas,  pregúntate cuál pesa más y una vez tengas claridad sobre la realidad de las circunstancias, puedes estar en una posición mucho mejor para hacer una elección informada.

“La acción no siempre trae felicidad;. Pero no hay felicidad sin acción” – Benjamin Desraili

Lo cierto es que no interesa si te has muerto una vez o dos o ninguna, siempre estamos empezando de nuevo, al final no hay nada que hacer siempre tendremos 18 por que podemos ser jóvenes solo una vez pero seremos inmaduros para siempre, no hay reglas para cumplir 20, 25 o 30 pero si las hubieran serian las siguientes.

Haz una lista de lo que menos te gusta de ti y tírala al tacho de basura , eres el que eres desde hace mucho y hasta no se cuando, después de todo no son tan malos los domingos de resaca, deja el equipaje de sobra el viaje es largo, cargar no te dejara mirar hacia adelante y ademas jode la espalda.

No sigas modas en unos años te morirás de vergüenza de haberte puesto eso de todas maneras, besa a tantas como puedas, deja que te jodan el corazón, enamorate, date contra la pared, quizá hay alguien esperándote quizá no, pero mientras lo encuentras lo bailado quien te lo quita.
Come frutas y verduras vete acostumbrando que no podrás tragar chucherías toda la vida, equivocate, cambia, falla, reconstruyete, manda todo al carajo y empieza nuevamente cada vez que sea necesario, enserio no pasa nada, sobre todo si nunca hiciste nada, prueba otras cervezas, otros dentífricos, hazte un nuevo corte, arranca el carro un dia y no pares hasta que se acabe la gasolina, forma una banda de rock , ¿porque no? .
Toma clases de baile, aprende otros idiomas, inventate otro nombre, perdona, olvida, deja ir … decide quien es imprescindible, mientras mas grande eres mas difícil es hacer amigos de verdad y mas necesitas quien sepa quien eres sin tener que explicárselo, esos son los amigos y mantelos cerca … aprende que no vas a aprender nada, pero eso no importa por que no hay examen final en esta escuela ni reunión de ex alumnos …
¡Felices 30 viejo bienvenido al resto de tu vida!
[campo nombre=video]

Extraído de la película: Efectos Secundarios

Equilibrio en la vida con respecto al tiempo es:

  1. Permanecer en el presente: vive hoy, el presente es un regalo que te haces a ti mismo. Piensa en los momentos en que has sido más feliz y exitoso.
    Mientras más aprecias lo que está bien en el momento, más feliz eres.
    Son muchas más las cosas y dones que tenemos por agradecer que lo que pedimos o creemos que nos hace falta.
    ¿Y si el presente es muy doloroso o difícil? El dolor es la diferencia entre lo que es y lo que quiero que sea. La mayoría de las situaciones son una combinación entre lo bueno y lo malo. Todo depende de cómo lo quieras ver. Si te concentras en lo malo pierdes energías y confianza en ti mismo.
    Concéntrate en lo que está ocurriendo en el PRESENTE, aprende lo bueno de la situación y multiplícalo.
    Abre tus brazos fuertes a la vida…no dejes nada a la deriva.
  2. Aprende del Pasado. Es difícil dejar atrás el pasado si no has aprendido de él. Tan pronto lo haces quedará atrás y tu presente será mejor.
    Algunos en lugar de aprender del pasado, prefieren ignorarlo y siguen cometiendo los mismos errores.
    “Si realmente aprendiste del pasado actúa distinto en el presente”
  3. Planea para el futuro. Aunque no es conveniente vivir solamente pensando en el futuro pues nos perdemos en la ansiedad, es importante trazarte un plan pues “si no sabes a dónde vas cualquier camino es bueno”. Planear es un mapa que nos permite enfocarnos para Producir El futuro que queremos.
    No hay límites para alcanzar aquello que anhelas con Pasión que es tu Fuerza Interior: Llénate de Motivación.

Si quieres que el presente sea mejor que el pasado debes aprender de él.

Si quieres que el futuro sea mejor que el presente debes planear.

 

Hay momentos en los que lo que haces o el fruto de tu trabajo no recibe la atención que quisieras de parte de tu jefe, compañeros, clientes pareja, etc. En esos momentos es fácil darse por vencido,  ahogarse en la autocompasión o la inseguridad, lo que conduce finalmente a renunciar o simplemente a no realizar las cosas de la mejor manera posible.

Sin embargo, es en esos momentos en que podemos demostrar nuestra verdadera fortaleza y nuestra determinación para el éxito. Esos momentos distinguen a los ganadores de los que nunca van a hacer algo grande.  sostener

¿Qué es entonces que podemos hacer para mantener la motivación cuando todo parece estar volviéndose en contra de nosotros?

  1. El modo de pensar.
    La mente lo es todo. Si dejas de actuar desde una mentalidad de miedo y empiezas a tener confianza en el mundo y en ti mismo, tu punto de vista y por consiguiente toda la vida va a cambiar. Te sentirás más feliz, más equilibrado, y más fuerte, lo que se verá reflejado en tu trabajo y  rendimiento.
  2. La gente.
    Las personas que te rodean son cruciales. ¿Te están derrumbando? ¿Están tratando de mantenerte pequeño? ¿Están afectando tu estado de ánimo de manera negativa? ¿Limitan tu pensamiento?No importa lo fuerte que eres, no importa tu confianza, cuando pasas mucho tiempo con personas que tienen una mentalidad limitada, te afectan personalmente y en última instancia pueden obstaculizar tu desempeño.Sin embargo, si buscas personas que comparten tu visión, o que ya han alcanzado el éxito más allá de  tu situación actual, automáticamente puedes soñar en grande y lograr más. Estas personas te empujarán a aumentar tu rendimiento y ellos estarán allí para celebrar tus éxitos o mantener la motivación cuando las cosas se ven pálidas.
  3. La Inspiración.
    Esto es básico y le inyecta de gasolina al motor para alcanzar sueños. Para conseguirlo puedes leer libros, asistir a clases, escuchar podcasts, encontrar un grupo de expertos o asistir a conferencias. La inspiración está en todas partes. Sólo tienes que encontrarla. No importa la gravedad de la situación siempre puedes encontrar a alguien que ha estado donde tú estás, pero no se rindió y terminó teniendo un éxito inmenso.
    Al alimentar tu cerebro con esta información positiva y alentadora, tus pensamientos se transforman y actúan como un catalizador para reforzar lo que necesitas. Al mismo tiempo, puedes aprender de esta gente y encontrar nuevas formas de pensar y que te den luz en lo que haces.
  4. Los Objetivos.
    Estos son básicos tanto para querer crear un negocio exitoso o como en la vida en general. Necesitas tener un objetivo claro y tangible y los planes de acción que puedes implementar. Cuanto más precisos los objetivos mejor. Cuanto más detallados los planes de acción más productivos. Sentarse a escribir los objetivos puede ser aburrido y la mayoría de la gente prefiere pasar su tiempo de diferentes maneras. Pero cuando no sabes en qué dirección quieres ir, no se puede esperar mantener la motivación en tiempos difíciles.
    Saber exactamente lo que quieres lograr te ayudará en el camino y esta es la forma más segura de estar siempre en enrutado, motivado y trabajando duro.
  5. Persistencia.
    Cuando pasamos por malos tiempos parece que nos estamos desgastando en vano, pero  si realmente quieres conseguir algo, tienes que persistir. Una frase célebre de Winston Churchill y muy acertada nos sirve: “El éxito es aprender a ir de fracaso en fracaso sin desesperarse”. Sigue adelante. Da un paso a la vez, pero nunca pierdas de vista tu meta.

¿Alguna vez has tenido que decir no y sientes que se genera conflicto acerca de ello? Muchas veces nos envolvemos en una gran tormenta al pensar que vamos a cometer un horrible crimen diciendo  “no”. En nuestras mentes, tenemos miedo de que la otra gente enfadará, o consideramos que vamos a hacer las cosas difíciles a los demás.

La cosa es que muchos de estos pensamientos son de creación propia, y no real. Decir no es realmente un privilegio, y no debe ser tan difícil como parece. Se trata de aprender cómo hacerlo. Aquí hay 6 consejos sencillos para aprender a decir no:

  • Darse cuenta de que está bien decir que no
    No importa con quién está hablando y cuál es la situación, tienes el derecho a decir no. La única razón por la que sientes que no tienes ese derecho se debe a que elijas  renunciar a esta opción frente a los demás. En lugar de pensar que no podemos decir que no, se trata de aprender cómo se dice y proponerlo de una manera que la otra parte pueda entender y aceptar.
  • Conoce tus prioridades
    ¿Cuáles son tus principales objetivos este año, o mes? ¿Prefieres pasar el tiempo en estas metas o en este nuevo compromiso? Conocer tus objetivos refuerza sus razones para decir que no. Conociendo mi visión y los planes que he hecho es mucho más fácil decir que no. En última instancia, todo lo que vivimos y la manera como lo hacemos dependen de nuestras decisiones y actos.
  • Anota todo primero
    Si es una decisión que te está taladrando la cabeza y tienes tiempo de responder y le das vueltas y vueltas pero no estás seguro de cómo empezar, lleva todo lo que sientes en tu mente por escrito. Pueden ser pensamientos de frustración o duda. Tratarlo como un proyecto de respuesta por escrito. El proceso de hacer esto ayuda a poner en orden tus pensamientos. Después de terminar de volcar tus pensamientos, encontrarás mucho más fácil encontrar la respuesta real a partir de ahí.
  • Mantenlo  simple
    No hay necesidad de explicar el exceso de ti mismo. Basta con decir que no, y dar la razón clave de por qué. Algunas personas pueden caer en el error de escribir una carta larga explicación / correo electrónico, y es innecesario. No sólo confunden la otra parte con los detalles, sino que también debilita tu posición.
  • Proporcionar una alternativa
    Esto no es necesario, pero si te sientes mal por decir que no, puedes brindar una opción alternativa para amortiguar el efecto. Por ejemplo, si la persona quiere trabajar en un proyecto contigo, pero no puedes comprometerte con ella, podrías recomendarle algunas pistas que  pueden hacer el trabajo igual de bueno como tú. De esta manera, la persona no se quedará colgado/a y puede buscar estas opciones en su lugar.
  • Sólo decir que no
    A veces me pregunto cómo decir no, y al final concluyo con un simple “lo siento, pero me temo que no puedo asumir” como respuesta. Sorprendentemente, me doy cuenta que la otra parte lo entiende y muchos de los conflictos que tengo con decir que no son más mis propios delirios que cualquier otra cosa! Mientras seas sincero, franco y respetuoso de la otra parte en la respuesta, no debe haber ninguna razón por la cual decir no sería un problema.

Napoleón Bonaparte, el famoso emperador francés decía:

“Lo imposible es el fantasma de los tímidos y el refugio de los cobardes”.

Muchas veces nos ponemos en la mente la etiqueta de que hacer algo o conseguir algo es una meta “Imposible”, ya que lo vemos como algo muy difícil de lograr, sin embargo al etiquetarlo de esta manera ya nos estamos negando la posibilidad de entrada de algún dia alcanzar esa meta tan anhelada. Asi que recuerda lo que dice este grafitti:  “Lo imposible, sola tarda un poco más”.

O como diría el escritor suizo Hermann Hesse, “Para que pueda surgir lo posible es preciso intentar una y otra vez lo imposible”.