Entradas

Se dice que en el espacio nadie puede oír tus gritos.  Sin embargo, nadie ha dicho nada sobre el canto y en especial una melodía que produce nuestro planeta Tierra a la que la NASA ha denominado “CORO”.

El coro es un fenómeno electromagnético  creado por las ondas de plasma de los cinturones de radiación de la Tierra que los seres humanos no podemos percibirlo sin ayuda de un equipo especial, pues en realidad, son ondas de radio, que se pueden convertir en ondas sonoras con un receptor.

Mira cómo canta nuestro planeta Tierra en el siguiente video.

Si quieres ver más información al respecto puedes ir a la página oficial de la NASA 

Estamos empezando un nuevo año que llega cargado de sueños y objetivos por cumplir.

Todos conocemos personas a nuestro alrededor que logran sus sueños por más lejanos que parezcan y también conocemos otro grupo de personas que sueñan, sueñan y no logran lo que se proponen. Para ayudarte a que puedas hacer realidad tus objetivos te damos unos sencillos pasos. Pues la diferencia entre las personas que no alcanzan su objetivo de las que sí lo logran está en practicar constantemente lo siguiente:

  1. Soñar con lo que quieres
  2. Ponerle fecha de culminación
  3. Trabajar para alcanzarlo.

El realizar estos pasos genera dentro de tí algunos sentimientos pues pasamos de una zona de confort a una zona de aprendizaje, en el siguiente video puedes ver la explicación más clara y divertida.

Y tú ¿Te atreves a soñar?

De acuerdo a la filosofía védica el ser humano está compuesto por cinco cuerpos(pancha kosha) que se interrelacionan entre sí, los cuales son nuestro instrumento de vida y debemos cuidar, alimentar y ejercitar cada uno de ellos para tener un equilibrio en nuestro existir.

  1.  EL CUERPO DENSO O FÍSICO BIOLÓGICO (annamaya kosha) El cuerpo físico es el vehículo hecho de comida; que se nutre, desequilibra y sana por la acción de los jugos que extrae de los alimentos, y por el aire que respira (oxígeno). Es el cuerpo visible que nace, crece, se reproduce, se enferma, muere, y sus componentes regresan a la tierra y a la cadena alimenticia. Es el vehículo que aloja hasta el momento de su muerte al cuerpo sutil y al alma espiritual en su viaje hacia la Autorrealización.

  2.  EL CUERPO SUTIL que no es visible para el ojo físico, es intangible, pero que experimentamos continuamente en sus distintas fases. Comprende en el ser humano el aspecto energético, vital, mental, emocional y psíquico(conformado por el cuerpo pránico, el cuerpo mental o la mente y el cuerpo intelectual o la inteligencia).

    a)     EL CUERPO PRÁNICO (pranamaya kosha)Es la envoltura compuesta de prana o energía vital, que conecta la envoltura de alimento con el cuerpo mental permitiendo que ambos actúen juntos. Este cuerpo se nutre, desequilibra y sana por medio del prana que el hombre extrae de múltiples fuentes como el sol, el aire, el agua, la tierra y los alimentos en la modalidad de la bondad (sáttvicos).

    b)     EL CUERPO MENTAL (manomaya kosha) Comprende la mente y sus partes: consciente, inconsciente y subconsciente. La mente trabaja con los datos que le suministran los órganos de percepción y la información almacenada en la memoria, registrando los fenómenos externos e internos para dar forma al mundo que le rodea, a través de las diferentes emociones, palabras, sensaciones, pensamientos, imaginaciones, y demás experiencias del individuo; las que la nutren, desequilibran o sanan.Es también el lugar de las emociones y los sentimientos, registra los fenómenos internos y externos y realiza la función del pensamiento, y se alimenta de las experiencias de la persona.

    c)     EL CUERPO INTELECTUAL (Vijñanamaya kosha) La inteligencia es el principio discriminador que evalúa, determina y decide antes de pasar a las cubiertas menos sutiles. Controla y guía a la mente; y está en contacto con el mundo externo a través de los principios de los cinco sentidos: sonido, textura, forma y color, sabor y olor. Vijñanamaya kosha se alimenta, desequilibra y sana por acción del conocimiento, estudio y análisis.

  3. EL ALMA (anandamaya kosha) El alma es el Ser. parte o porción del Señor Supremo. Es una chispa de energía espiritual pura que proviene de Él. Esta energía se difunde por todo el cuerpo y es la causa por la cual sentimos diversos dolores o placeres en cualquier parte del mismo. Aunque no podamos ver al alma, su presencia puede ser comprendida simplemente por la conciencia. La conciencia es el síntoma de la presencia del alma, un cuerpo material sin conciencia es un cuerpo muerto. La naturaleza del alma es eterna-sat, sin nacimiento ni muerte, sin principio ni fin. No se la mata cuando se mata el cuerpo. Es inmutable, no sufre ningún cambio. Es plena de conoci-miento-chit, es conciencia y consciente, permanece como testigo durante todos los estados de la experiencia.El alma se alimenta, desequilibra y sana por acción de  mantras y oraciones.

¿Alguna vez has ido a un nuevo lugar pero sentías como si hubieras estado antes ahí? ¿Conociste a alguien por primera vez pero tenías la sensación de que lo habías visto antes? ¿Has estado en una situación totalmente nueva, sin embargo, sentías que te era familiar, y que ya lo habías experimentado? Estas experiencias se llaman déjà vu.

El término “déjà vu” proviene del francés, que significa “ya visto”, y describe la experiencia de sentir que uno ha sido testigo o experimentado previamente una situación nueva.
Se dice que la experiencia de déjà vu parece ser muy común, y que el 70% de las personas reportan haberla experimentado al menos una vez en sus vidas.
Qué explicación le podríamos dar a una experiencia de déjà vu:

  1. Es posible que hayas visto las imágenes del lugar en el pasado.
  2. Es posible que hayas leído acerca de un determinado lugar o situación, incluso muchos años antes, y al estar en ese lugar o en una situación similar, se siente como si ya se hubiera experimentado lo mismo antes.
  3. Es posible que hayas visto una película sobre una experiencia similar, y aunque se te haya olvidado que viste esa película, la mente subconsciente todavía lo recuerda, y le da la extraña sensación de estar familiarizado con él.
  4. Es posible que hayas visto el lugar o la situación o algo similar en tus sueños, y ahora te resulta familiar.]
  5. Deja vu también puede ser activado a través de los cinco sentidos. Podría ser un olor, el sabor de la comida, la decoración, la combinación de colores, el tono de la voz, los ruidos de fondo o cualquier otra cosa que desencadena viejos recuerdos. No puede ser que recuerdes conscientemente la situación original que llevó a aquella memoria, pero este recuerdo de haberlo experimentado lo asocia a la experiencia presente.
  6. La vista, la ropa o manera de hablar de la persona o personas, podrían hacerte recordar a alguien con quien alguna vez  compartiste en el pasado.
  7. Algunos dicen que este sentimiento de familiaridad puede ser causado por un estado del cerebro, por factores neuroquímicos durante la percepción que no tienen nada que ver con la memoria.
  8. Las personas que creen en la reencarnación dicen que la razón de déjà vu es que se ha experimentado la misma situación en una vida pasada.

Podría haber muchas más razones y explicaciones para experimentar un déjà vu.

Lo cierto es que la mente es un maravilloso y potente motor que genera todo tipo de experiencias, y que hacen falta muchos siglos de investigación para empezar a entender su mágico funcionamiento.

¿Alguna vez has tenido que decir no y sientes que se genera conflicto acerca de ello? Muchas veces nos envolvemos en una gran tormenta al pensar que vamos a cometer un horrible crimen diciendo  “no”. En nuestras mentes, tenemos miedo de que la otra gente enfadará, o consideramos que vamos a hacer las cosas difíciles a los demás.

La cosa es que muchos de estos pensamientos son de creación propia, y no real. Decir no es realmente un privilegio, y no debe ser tan difícil como parece. Se trata de aprender cómo hacerlo. Aquí hay 6 consejos sencillos para aprender a decir no:

  • Darse cuenta de que está bien decir que no
    No importa con quién está hablando y cuál es la situación, tienes el derecho a decir no. La única razón por la que sientes que no tienes ese derecho se debe a que elijas  renunciar a esta opción frente a los demás. En lugar de pensar que no podemos decir que no, se trata de aprender cómo se dice y proponerlo de una manera que la otra parte pueda entender y aceptar.
  • Conoce tus prioridades
    ¿Cuáles son tus principales objetivos este año, o mes? ¿Prefieres pasar el tiempo en estas metas o en este nuevo compromiso? Conocer tus objetivos refuerza sus razones para decir que no. Conociendo mi visión y los planes que he hecho es mucho más fácil decir que no. En última instancia, todo lo que vivimos y la manera como lo hacemos dependen de nuestras decisiones y actos.
  • Anota todo primero
    Si es una decisión que te está taladrando la cabeza y tienes tiempo de responder y le das vueltas y vueltas pero no estás seguro de cómo empezar, lleva todo lo que sientes en tu mente por escrito. Pueden ser pensamientos de frustración o duda. Tratarlo como un proyecto de respuesta por escrito. El proceso de hacer esto ayuda a poner en orden tus pensamientos. Después de terminar de volcar tus pensamientos, encontrarás mucho más fácil encontrar la respuesta real a partir de ahí.
  • Mantenlo  simple
    No hay necesidad de explicar el exceso de ti mismo. Basta con decir que no, y dar la razón clave de por qué. Algunas personas pueden caer en el error de escribir una carta larga explicación / correo electrónico, y es innecesario. No sólo confunden la otra parte con los detalles, sino que también debilita tu posición.
  • Proporcionar una alternativa
    Esto no es necesario, pero si te sientes mal por decir que no, puedes brindar una opción alternativa para amortiguar el efecto. Por ejemplo, si la persona quiere trabajar en un proyecto contigo, pero no puedes comprometerte con ella, podrías recomendarle algunas pistas que  pueden hacer el trabajo igual de bueno como tú. De esta manera, la persona no se quedará colgado/a y puede buscar estas opciones en su lugar.
  • Sólo decir que no
    A veces me pregunto cómo decir no, y al final concluyo con un simple “lo siento, pero me temo que no puedo asumir” como respuesta. Sorprendentemente, me doy cuenta que la otra parte lo entiende y muchos de los conflictos que tengo con decir que no son más mis propios delirios que cualquier otra cosa! Mientras seas sincero, franco y respetuoso de la otra parte en la respuesta, no debe haber ninguna razón por la cual decir no sería un problema.

Quien no comprende una mirada tampoco comprenderá una larga explicación.

Proverbio árabe.