Entradas

Para mí la vida es una escuela por la que pasamos acompañados de nuestros seres queridos, en la que me encuentro porque necesito moldear y afinar la “joya” o diamante más puro que hay en mi interior. Este moldeamiento se va logrando con cada experiencia vivida diariamente, por insignificante que parezca.

A diferencia de la escuela creada por la sociedad, en la que sabemos cuál es la fecha exacta en la que pasaremos el último examen final, en la vida sabemos cuándo entramos (al nacer) pero no tenemos claro hasta cuándo llegará nuestro camino de aprendizaje (al morir). Podría llegar a su final hoy mismo, mañana o tal vez dentro de unos años, pero esta incertidumbre es la que nos invita a valorar y aprovechar cada instante del presente.

Es una Escuela de Amor sin apegos. Tenemos padres, hermanos, amigos, hijos, compañer@s pero son simplemente acompañantes de viaje, cada uno llega y se va en diferente momento, de acuerdo a la lección que debe aprender.

Y tal vez lo más difícil de aprender es amar sin ataduras y ser feliz con lo que tenemos, pues la mayor parte del tiempo se gasta teniendo, acumulando posesiones, riquezas,  títulos, para darnos cuenta que todo esto es simple ilusión.

¿Alguna vez te has imaginado cómo reaccionarías ante alguna circunstancia que se te presenta en el camino?
Pues en los siguientes vídeos podemos observar qué hacen las personas en Noruega al encontrarse en una estación de transporte público primero a un niño de unos once años y días más tarde a un hombre adulto (en el segundo video) ambos con mucho frío y necesitando abrigo.

Siendo la misma situación, el mismo lugar, al cambiar la edad de la persona, cambia también la reacción de los transeúntes.

https://www.youtube.com/watch?v=4uL6DmI2-lk

Un punto azul pálido es una fotografía de la Tierra tomada el 14 de febrero de 1990 por la sonda espacial Voyager 1 desde una distancia de 6 000 millones de kilómetros. La imagen muestra la Tierra como una mota o punto de luz casi imperceptible debido al fulgor del Sol. Carl Sagan tituló una de sus obras Un punto azul pálido inspirándose en esta fotografía.

En su libro publicado en 1994 Un punto azul pálido: una visión del futuro humano en el espacio, el astrónomo y divulgador científico Carl Sagan relató sus pensamientos en un sentido más profundo de la fotografía. Aquí te relacionamos un fragmento para reflexionar y que también lo puedes ver en el video a continuación.

“Desde este lejano punto de vista, la Tierra puede no parecer muy interesante. Pero para nosotros es diferente. Considera de nuevo ese punto. Eso es aquí. Eso es nuestra casa. Eso somos nosotros. Todas las personas que has amado, conocido, de las que alguna vez escuchaste, todos los seres humanos que han existido, han vivido en él. La suma de todas nuestras alegrías y sufrimientos, miles de ideologías, doctrinas económicas y religiones seguras de sí mismas, cada cazador y recolector, cada héroe y cobarde, cada creador y destructor de civilizaciones, cada rey y campesino, cada joven pareja enamorada, cada madre y padre, cada niño esperanzado, cada inventor y explorador, cada profesor de moral, cada político corrupto, cada “superestrella”, cada “líder supremo”, cada santo y pecador en la historia de nuestra especie ha vivido ahí —en una mota de polvo suspendida en un rayo de sol.

La Tierra es un escenario muy pequeño en la vasta arena cósmica. Piensa en los ríos de sangre vertida por todos esos generales y emperadores, para que, en gloria y triunfo, pudieran convertirse en amos momentáneos de una fracción de un punto. Piensa en las interminables crueldades cometidas por los habitantes de una esquina de este píxel sobre los apenas distinguibles habitantes de alguna otra esquina. Cuán frecuentes sus malentendidos, cuán ávidos están de matarse los unos a los otros, cómo de fervientes son sus odios. Nuestras posturas, nuestra imaginada importancia, la ilusión de que ocupamos una posición privilegiada en el Universo… Todo eso es desafiado por este punto de luz pálida. Nuestro planeta es un solitario grano en la gran y envolvente penumbra cósmica. En nuestra oscuridad —en toda esta vastedad—, no hay ni un indicio de que vaya a llegar ayuda desde algún otro lugar para salvarnos de nosotros mismos.

La Tierra es el único mundo conocido hasta ahora que alberga vida. No hay ningún otro lugar, al menos en el futuro próximo, al cual nuestra especie pudiera migrar. Visitar, sí. Colonizar, aún no. Nos guste o no, por el momento la Tierra es donde tenemos que quedarnos. Se ha dicho que la astronomía es una experiencia de humildad, y formadora del carácter. Tal vez no hay mejor demostración de la locura de la soberbia humana que esta distante imagen de nuestro minúsculo mundo. Para mí, subraya nuestra responsabilidad de tratarnos los unos a los otros más amable y compasivamente, y de preservar y querer ese punto azul pálido, el único hogar que jamás hemos conocido”.

Es increíble cómo puede afectar la falta de una alguna especie en nuestro planeta. Es hermoso observar cómo sin darnos cuenta dependemos de esta interacción entre seres de diferentes especies.

Cada ser tiene una función y misión especial y si se extingue cambiaría radicalmente todo el funcionamiento del planeta incluso podría desencadenar las extinciones de otras especies incluída la humana.

Este es el caso de las Abejas que son los polinizadores  más importantes en frutas, verduras, flores y cultivos los animales de granja. Más de un tercio de la producción agrícola del planeta depende de la polinización de las abejas.

Estas pequeñas compañeras de planeta nos dan un servicio importantísimo para nuestra alimentación,  pero ellas no se dan cuenta de ello pues lo hacen solamente buscando su alimento, ya que toda la proteína que necesitan en su dieta la obtienen del polen y los carbohidratos que sacan del néctar de las flores. Mientras ellas se pasean en el supermercado de la naturaleza de flor en flor, van realizando la polinización tan necesaria para que se generen nuevos frutos y semillas.

Desde la segunda guerra mundial, la población de abejas ha mermado considerablemente. Las cifras apuntan un descenso de colonias de abejas de más del 50% con respecto a 1945. Sin embargo, hay lugares en el planeta en los que ya las abejas se han extinguido. Según Marla Spivak, esto se debe a que se cambiaron las prácticas agrícolas, pues antes  las plantaciones agrícolas se protegían con cultivos de cobertura que nutrían el suelo naturalmente como trébol y alfalfa. El cambio actual y desde esta época es que se fertiliza con agentes  sintéticos, se utilizan herbicidas para matar insectos y “malas hierbas” y muchas de estas últimas son plantas con flores que necesitan las abejas para sobrevivir. Adicionalmente , llegó la era del monocultivo que traducido para las abejas es un desierto verde enorme donde sólo puede encontrar un tipo de alimento o nada.

En países donde no hay abejas se les paga a personas para que realicen la polinización de manera manual, pero los resultados son poco o nada significativos en comparación con los realizados por las abejas. En otros países, se trasladan a los grandes monocultivos camiones cargados  de cajones repletos de abejas en su interior, con el fin de soltarlas y que realicen la polinización.

Einstein dijo alguna vez “si las abejas desaparecen de la superficie de la Tierra, entonces al hombre le quedan sólo cuatro años de vida”. Estamos en un punto crucial para hacer un cambio , si queremos seguir existiendo.

Soluciones? Algunas universidades como Sheffield y Sussex ubicadas en el Reino Unido y Harvard y Northeastern ubicadas en Estados Unidos trabajan en la creación de modelos de abejas mecánicas y  enjambres de abejas-robot en miniatura capaces de polinizar las flores, haciendo el trabajo más duro de estos incansables insectos.

abejarobot

Pero y qué pasa con el propóleo, miel, jalea real? Que también son productos valiosos que estas amiguitas fabrican. Y si el problema apareció desde que cambiamos la agricultura natural por una más artificial llena de productos sintéticos, será prudente seguir por el camino de esta artificialidad creando “nuevos modelos robóticos” de seres vivos? Acaso debemos estudiar  más alternativas y soluciones?

En esta maravillosa conferencia dictada por Marla Spivak puedes ampliar esta información y encontrar las acciones a seguir por cada persona para ayudar a las abejas, que además de sencillas, nos llenarán de colores y aromas nuestros jardines:

Plantar flores nativas amistosas con las abejas  y no contaminar con pesticidas estas flores por ejemplo: lavanda, salvia, nepeta, cilantro, tomillo, hinojo, borraja, azafrán, ranunculus, alcea, anémone, galanto, geranio, caléndula, aliso de mar, amapola, girasol, zinnia, cleome, heliotropo y muchas más.

Se dice que en el espacio nadie puede oír tus gritos.  Sin embargo, nadie ha dicho nada sobre el canto y en especial una melodía que produce nuestro planeta Tierra a la que la NASA ha denominado “CORO”.

El coro es un fenómeno electromagnético  creado por las ondas de plasma de los cinturones de radiación de la Tierra que los seres humanos no podemos percibirlo sin ayuda de un equipo especial, pues en realidad, son ondas de radio, que se pueden convertir en ondas sonoras con un receptor.

Mira cómo canta nuestro planeta Tierra en el siguiente video.

Si quieres ver más información al respecto puedes ir a la página oficial de la NASA 

“Hoy en día el hombre conoce el precio de todo y el valor de nada” Oscar Wilde

Cuando llegan a nuestra vida momentos de crisis, son en realidad oportunidades para el cambio, indicadores de transformación, de que  se debe actuar de manera diferente para obtener mejores resultados.

En nuestro planeta en la actualidad estamos viviendo crisis en todo, pero cuál sería la piedra angular que genera todos los desequilibrios?

La principal causa que desencadena todo el caos que vivimos es una real crisis de valores, de tratar de ponerle precio a todo, y por consiguiente sacar ventaja y partido de todo.  También creer y aceptar como única alternativa a los modelos económicos inventados el siglo pasado en que se crea una necesidad imperiosa de crecer exponencialmente a nivel económico cada día , cada mes, cada año, ¿pero con qué recursos? acaso nuestro planeta ¿también crece a también a nivel exponencial?

Aquí te compartimos un video donde se plantea otra alternativa realizado por  Raj Patel, quien es un economista, académico y periodista inglés, estudioso de la crisis alimentaria mundial y activista. Él además es reconocido como el más autorizado exponente de la filosofía de la compartición .

“A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara una gota”

Madre Teresa de Calcuta

Con la modernidad y “simplicidad” de una vida práctica que nos ofrecen comercialmente para “facilitar nuestras actividades diarias” nos hemos ido llenando de productos especializados para cada “necesidad”. Es así como hemos atiborrado nuestros hogares y vidas de una gran cantidad de productos de limpieza profunda para la “extrema suciedad”.

Cuando empezamos a leer etiquetas de los productos que utilizamos cotidianamente y que nos parecen indispensables, nos damos cuenta que contienen una lista de ingredientes con nombres extremadamente raros, que no podemos ni pronunciar y por consiguiente intensamente tóxicos para nuestra salud y para la de nuestro planeta. Tanto es así que puede haber más tóxicos dentro de un hogar aparentemente impecable y limpio, que en la misma calle. Pero lo que nos dicen sus fabricantes es que se utilizan en cantidades muy pequeñas y “manipulándolos adecuadamente” no representan ningún riesgo para nosotros.

En el momento que tomamos consciencia del asunto, nos damos cuenta que así los “utilicemos adecuadamente” , como nos recomiendan, van a terminar en el vertedero, contaminando fuentes fluviales y destruyendo la vida de otros seres afectando nuestro ambiente e incrementando nuestra huella ecológica. En conclusión, desde nuestros hogares contribuímos silenciosa y la mayoría de la veces ingenuamente al deterioro no solamente de nuestra salud, sino también la de nuestro planeta.

eco

Afortunadamente tenemos alternativas más naturales, sencillas y armoniosas que increíblemente son mas efectivas que el cargamento de tóxicos que compramos en el mercado, esto sólo se puede comprobar al ponerlas en acción, porque parecen mágicas por su efectividad. Adicional estas alternativas, tienen un beneficio extra y que podría pesar también bastante a la hora de elegir pues nos ayudan a ahorrar dinero porque son muchísimo más económicas y tiempo porque son muy efectivas.

Nuestros limpiadores estrella ecológicos que no generan desperdicios tóxicos que le cuesten mucho tiempo y energía transformar a nuestro planeta son:

  • Bicarbonato de sodio
  • Vinagre
  • Borax
  • Ácido Bórico
  • Limón
  • Sal
  • Agua oxigenada

Aquí relacionamos algunas recetas con estos ingredientes “mágicos” y sus aplicaciones en el hogar:
LIMPIADOR MULTIUSO: Partes iguales de vinagre y agua, gotas de zumo de limón. Se guarda en una botella con spray y se usa para casi todo.

OTRO LIMPIADOR MULTIUSO: Si te huele muy fuerte el vinagre, puedes dejar en un frasco de vidrio tapado con cáscaras de cítricos, limón,mandarina, naranja una taza de vinagre por ahí unos ocho días bien tapado y luego de este tiempo lo cuelas y agregas la misma cantidad de agua y limpia buenísimo, sirve de limpiador para el piso, mesones, vidrios, para el lavamanos rociándole un poquito de bicarbonato, igual para la ducha etc

HORNO O ESTUFA: 3 partes de bicarbonato de sodio, 1 parte de sal 1 parte de agua. Se hace una pasta con estos ingredientes y se deja en la superficie a limpiar un rato, luego se limpia con un trapo y sale toda la grasa y suciedad facilísimo.

SANITARIOS: 1/4 taza bicarbonato de sodio, 1 taza de vinagre blanco. Tíralo al inodoro y estriega con cepillo, deja actuar una media hora y luego enjuagas.
Otra opción es 1/4 taza bórax se rocía al inodoro y se deja actuar media hora y luego enjuagas (Yo también lo he hecho con ácido bórico y funciona)

ROPA: Para limpiar y desodorizar la ropa es genial el bicarbonato de sodio, la cantidad es la mitad de lo que se utiliza con el detergente normal, para nuestro caso son 3 cucharadas soperas, pero te toca medirlo para ver cuanto te da a ti.
A nosotros nos ha funcionado bien así, pero se puede hacer también mitad bicarbonato y mitad de detergente o un cuarto de detergente, ahí miras como se te acomoda mejor a ti. Lo que hacemos es diluir el bicarbonato en un poco de agua y luego lo echamos a la lavadora para que haga su ciclo normal. Si la ropa está muy sucia puedes dejarla remojando de 15 minutos a media hora en el agua con bicarbonato.

BLANQUEAR ROPA: Para reemplazar el límpido, yo solamente lo utilizaba en las toallas para secarnos el cuerpo, después del primer enjuague agrego el zumo de dos limones y un puñado de sal.Y si se seca al sol se refuerza el efecto.

Otra opción para blanquear diferente a la anterior es la siguiente: Cuando bebemos o utilizamos limón diariamente, vamos guardando las cáscaras en un recipiente dentro del congelador y como nosotros consumimos bastante, al cabo de una semana o dos ya tenemos suficientes cáscaras recopiladas y congeladas; entonces las vertimos en una olla con un poquito de agua de modo que las alcance a tapar no más y se ponen a hervor. Apenas hierven se apaga el fuego y se deja enfriar un poco para posteriormente colarlas y nos queda aproximadamente un poco menos de medio litro de un líquido amarillo verdoso con un olor bastante agradable a limón. A este líquido agregamos un chorrito como de unos 100ml de agua oxigenada y cuando sea el momento de aplicar el límpido o blanqueador, lo reemplazamos por este líquido en su totalidad. Ayuda a desinfectar y deja un aroma bien agradable.

SUAVIZANTE: Para reemplazar el suavizante de telas como las toallas y tendidos de cama, se aplica en el último enjuague  alrededor de media taza 125ml de vinagre, que además de aportar suavidad, agrega más desinfección y desodorización. Con respecto al aroma del vinagre no queda olor después de secarse la ropa.

Aquí hemos relacionado lo que más nos ha funcionado, pero alternativas hay muchas, lo importante es empezar a actuar y buscar las que más se acomoden a cada situación en particular, sabiendo que tendremos beneficios en salud y económicos al utilizarlas, es sólo cuestión de cambiar el paradigma que tenemos de que todo se debe conseguir en el mercado ya listo para cada necesidad llenándonos de potes y potes de múltiples tóxicos.

Alguna vez te has detenido a pensar cuál ha sido el impacto de tu estadía en el planeta tierra?

Nuestros actos cotidianos requieren de utilizar un determinado número de recursos que producen cantidad de consecuencias a nivel físico, ambiental y también energético. Pero la mayoría de las veces simplemente damos por sentado que nos llegan las cosas pero no nos detenemos a pensar de dónde han salido y cuál es el proceso por el que han pasado antes de estar en nuestras manos y nuestra vida. Aquí me explico un poco mejor con ejemplos:

Al vestirte: ¿has imaginado de dónde sale la ropa que compras y te pones diariamente? Todo el proceso desde el inicio, todo tiene su origen en los recursos naturales, plantas de algodón que posteriormente tienen un proceso de hilandería, blanqueamiento, estampación y muchas cosas más.

El papel y los lápices que utilizas para escribir: Actualmente, el 90% de la pasta de papel está fabricada con madera. La producción de papel representa aproximadamente un 35% de árboles talados, suponiendo el 1,2% del volumen de producción mundial total. Serían aproximadamente 24 árboles talados por persona utilizados en todo el material de lectura, desde libros, publicidad, diarios, etc.

Al alimentarte: ¿sabías que para producir 1kg de carne se necesitan 20000litros de agua, 16 kilos de cereales y legumbres para alimentar al ganado vacuno, que al sembrarlos ocupan 10 hectáreas de terreno?

El promedio de basura entre empaques, restos de aparatos electrónicos, desechables etc, que desecharemos en vertederos por persona es de 40 toneladas.

Bueno son tantos los recursos que utilizamos que para atender el consumo actual necesitaríamos tres planetas tierra y va en ascenso. Estamos sobre-consumiendo respecto de la capacidad del planeta: estamos destruyendo los recursos a una velocidad superior a su ritmo de regeneración natural.

Lo que estamos haciendo con nuestras acciones inconscientes y colectivas a nuestro planeta tierra es similar a la tortura de gota china que de tantas gotas constantes desestabilizan hasta alcanzar la muerte.

Habrá muchas personas que piensen que es exagerado o que sus acciones no hacen ningún daño, pero el hecho de no ser consciente de la devastación que produces no alivia la huella que se genera. Las acciones son individuales pero si muchos lo replican se ve reflejado en gran escala.

Qué se puede hacer?  Aprende de la naturaleza a no desperdiciar, aquí algunas acciones para minimizar tu huella ecológica:

  • Recicla: Además de separar las basuras para que se puedan reutilizar y sea más fácil la tarea de reciclar puedes sacar el Genio Creador que hay dentro de ti y dejar volar la imaginación reutilizando, dando nueva vida y personalizando.
  • Ahorra energía: desconecta todos los aparatos electrónicos que no estés utilizando, apaga las luces cuando sales de la habitación.
  • Ahorra agua: Cierra el grifo cuando te cepillas los dientes y te enjabonas en la ducha. Utiliza una vasija en la cocina para lavar los platos, la llenas una vez para enjabonarlos y luego otra para quitar el jabón a todos  juntos en vez de dejar el grifo abierto.
  • Siembra árboles donde puedas mientras más mejor y siembra también en tu casa plantas aromáticas, realiza tu huerto urbano o casero: Te conecta con la tierra, te llena de energía y alegría también al ver cómo puedes ayudar a generar vida.
  • Cuando vayas a comprar algo piensa cuál es su origen, cual va a ser su utilidad para ti, si realmente lo necesitas y cómo será su fin, si es fácil de reciclar.
  • Recuerda que al nacer no traemos nada material solamente los deseos de aprender y de vivir y al morir también nos vamos sin llevarnos nada material solamente lo aprendido y vivido.

[campo nombre=video]