Entradas

Casi siempre de la forma como recibimos nuestro día,  depende el ánimo y forma de verlo y vivirlo hasta que termina.

Aquí relacionamos algunos tips o rituales  que nos sirven para aumentar el caudal energético y tener baterías recargadas permitiendo el desarrollo de todas las actividades en el transcurso del día.

Estos pasos están basados en recomendaciones que aparecen en el Aryurveda,antiguo sistema de  medicina tradicional originado en la India.

  1. Despertar:
    Independientemente de la constitución ayurvédica, es muy recomendable levantarse temprano todos los días, especialmente con la salida del sol. Incluso si  se tiene una salida de última hora, levantarse temprano siempre tiene sus beneficios, según el Ayurveda, ya que es el momento más fresco y puro del día y permite ajustar el cuerpo a la naturaleza.
    Al despertarnos, cambiamos de estado y debemos ayudar a nuestro cuerpo a pasar del estado de sueño a la vigilia. Hay que darse el tiempo para este cambio y no hacerlo bruscamente. Para recuperar la sensación corporal de una manera armoniosa podemos realizar suaves estiramientos de nuestras extremidades acompañados de rotación de articulaciones. Al mismo tiempo que va recuperando la movilidad y se toma consciencia de cada parte del cuerpo podemos agradecer por la salud y todas las bendiciones y dones con las que comenzamos el nuevo día.
  2. Eliminar:
    a) Cuando te levantas por la mañana, asegúrate de ir al baño de inmediato para vaciar la vejiga (y los intestinos). Esto ayuda a poner en marcha el sistema digestivo y eliminar las toxinas que se han acumulado durante la noche.
    b) Soplar la nariz (después de haber terminado el paso anterior), ya que esto ayuda a aumentar el consumo de oxígeno, y limpiar los canales – la puerta de entrada a los nadis.
    c) El último paso es la eliminación de desechos de la lengua. Según el Aryurveda la lengua refleja las cinco cavidades humanas(cráneo, garganta, torax, abdomen y pelvis) y durante la noche, la toxicidad de dichas cavidades viaja por el organismo depositándose en la lengua.  De allí la recomendación de limpiar la superficie de la lengua todas las mañanas: puede hacerse con el borde de una cuchara o con el “banta” una fina varilla con borde recto que usan los hindúes.
  3. Activar: Tener el estómago vacío es el momento perfecto para empezar a moverse en la mañana. Antes de tomar el desayuno, es ideal realizar práctica de yoga, elongaciones y estiramientos o  incluso sólo girar el mundo al revés en la posición invertida favorita durante 5 minutos . Las posiciones invertidas ayudan a limpiar la sangre de los pies a los órganos internos, además de que activan el sistema linfático.
  4. Estimular: Un delicioso ritual de la mañana para llegar directamente y limpiar su sistema digestivo es beber una taza de limón, miel y té de jengibre. Para hacer esto simplemente rallar un poco de jengibre fresco, colocarlo en su taza favorita y cubrir con agua caliente. Exprimir el zumo de un de limón fresco. Mezclar y dejar que repose un momento antes de poner la miel cruda (la miel a altas temperaturas  pierde nutrientes, por eso se debe añadir al final y cuando el té esté a una temperatura ideal para beber, no tan caliente).
  5. Tonificar: Después de beber el té, y mover tu cuerpo, viene un desayuno saludable. En el Ayurveda se cree que el desayuno no es necesariamente la comida más importante del día. Esto se debe al hecho de que estamos rompiendo el ayuno, y demasiada comida puede sorprender al sistema digestivo. Busque una opción de desayuno que sea apropiado para su constitución.

Para liberarse del pasado

¿Qué importa lo que ha pasado? Las personas con las que compartí ya no están, debo dejarlas atrás con las vivencias que coincidimos. Sólo guardo conmigo sus enseñanzas pero a ellas las dejo partir y me permito a mí mismo soltarlas y disfrutar así del presente sin estar recordando el pasado.

Los errores que cometí, ya no podré devolverme en el tiempo para corregirlos, y si ahora me parecen errores, debo tener en cuenta que en su momento era lo mejor que podía hacer de acuerdo a lo que pensaba y sentía. Por eso me perdono ahora y en el pasado deben quedar.

  • Sólo pienso en el hoy y en adelante. Mientras viva tengo muchísimo camino por recorrer, hacer y aprender.
  • ¿Y ahora qué sigue? Necesito ubicarme y realizar las siguientes preguntas para que siga fluyendo la vida.
  • ¿en dónde estoy?
  • ¿cómo me siento?
  • ¿qué posibilidades tengo?
  • ¿hacia dónde quiero ir?
  • ¿qué es lo que quiero lograr?
  • ¿cómo lo voy a lograr?

Hay momentos de recesión, hay momentos de reflexión que al dejarlos fluir dejan salir más adelante momentos de movimiento, de creatividad, de estudio y de vida.

¡ADELANTE!

Feliz es sólo el hombre bien templado
Que del hoy se hace dueño indiscutido,

Que al mañana increparle puede osado:

“Extrema tu vigor, que hoy he vivido”.

Poeta romano Horacio

Cultiva la confianza en ti mismo.

Tu eres capaz de muchísimo más de lo que imaginas

No eres omnipotente como Dios.

Pero con tu esfuerzo razonable lograras cosas muy difíciles.

Afronta los problemas con serenidad y con sensatez, esperando, en toda ocasión resultados a tu favor

Si una estrategia no te produce efectos favorables, ensaya, pacientemente, otra táctica.

Lo que no logres hoy, quizás mañana lo alcanzarás.

Tu puedes si crees que puedes.

Tu puedes desarrollar cualquier esquema mental que desees, si lo quieres con fuerza y lo cultivas con asiduidad.

La felicidad no está en los años, meses, en las semanas, ni siquiera en los días. Solo se la puede encontrar en los momentos. “Hoy es el mañana de ayer”

Se cuenta que en el siglo pasado, un turista americano fue a la ciudad de El Cairo, en Egipto, con la finalidad de visitar a un famoso sabio.

El turista se sorprendió al ver que el sabio vivía en un cuartito muy simple y lleno de libros. Las únicas piezas de mobiliario eran una cama, una mesa y un banco.

¿Dónde están sus muebles? – preguntó el turista.

Y el sabio, rápidamente, también preguntó: -¿Y donde están los suyos…?

¿Los míos? – se sorprendió el turista. ¡Pero si yo estoy aquí solamente de paso!

Yo también… – concluyó el sabio.

“La vida en la tierra es solamente temporal… Sin embargo algunos viven como si fueran a quedarse aquí eternamente y se olvidan de ser felices.”

“El valor de las cosas no está en el tiempo que duran sino en la intensidad con que suceden. Por eso existen momentos inolvidables, cosas inexplicables y personas incomparables.”

Un conferencista hablaba sobre el manejo de la tensión. Levantó un vaso de agua y preguntó al auditorio:

– ¿Cuánto creen ustedes que pesa este vaso de agua?

Las respuestas del público variaron entre 20 y 500 gramos. Entonces el conferencista comentó:

– No, eso depende. No es un asunto de peso sino de tiempo. En verdad poco importa el peso absoluto. Lo que importa considerar es el tiempo que voy a sostenerlo. Si lo sostengo por un minuto, no pasa nada. Si lo sostengo durante una hora me empezará a doler el brazo. Si lo sostengo durante un día completo, tendrán que llamar una ambulancia. Y es exactamente el mismo peso: pero mientras más tiempo paso sosteniéndolo, más pesado se va volviendo.

Y concluyó:

– Si cargamos nuestros pesos todo el tiempo, más temprano o más tarde no seremos capaces de continuar: la carga se irá volviendo cada vez más y más pesada. Lo que tienes que hacer es dejar el vaso en algún lugar y descansar un poco antes de sostenerlo nuevamente. Tienes que dejar la carga periódicamente: eso es reconfortante y te permite continuar de nuevo. Por lo tanto, antes de que regreses esta noche a tu casa deja afuera el peso de tus tensiones. No lo lleves a tu casa. Mañana podrás recogerlo otra vez, al salir.

¿Son las grandes tensiones sólo pequeñas cargas aumentadas por nuestro hábito de seguirlas cargando?

¿Puedes descargar tu tensión laboral antes de llegar a tu casa?

Conociendo esto, tan sencillo y contundente, lo podemos utilizar a nuestro favor haciendo uso de SANKALPAS para mejorar la calidad de vida. Los sankalpas han sido utilizados por milenios pues sus orígenes se remontan en la cultura védica y el yoga.

Un SANKALPA es una resolución, frase o conjunto de palabras que se utiliza para realzar algún aspecto de nuestra vida o personalidad que deseamos potenciar, hábitos que queremos dejar atrás, siempre de manera positiva y tiene las siguientes características:

  • Debe ser una frase u oración concreta y corta.
  • Debe ser positiva, una afirmación, no debe estar centrado en lo que yo no quiero.
  • Debe ser en primera persona, cada quien crea su propio sankalpa, es algo muy personal.
  • Se puede aplicar a todos los aspectos de la vida.
  • Debe ser en tiempo presente.
  • La frase se configura en tu idioma natal, en el idioma que entiendes.

Por ejemplo si te encuentras apagado, débil y triste podríamos cambiarlo por SOY BRILLANTE PODEROSO Y FELIZ este sería nuestro mantra para los próximos tres meses apunta tú resolución en un papel y mantenlo a la vista en el espejo del baño, ordenador, donde las veas constante….

Estas afirmaciones se realizan para direccionarnos a un propósito específico y para que tengan más fuerza se repiten tres veces cuando las utilices:

  • En el momento de despertar en la mañana y al momento de acostarnos en la noche.
  • También se pueden hacer antes de hacer una meditación o en el yoga Nidra: relajación al final de una práctica de yoga,
  • Antes de las comidas a modo de oración, cuando la mente está muy dispersa ó nos asaltan los pensamientos negativos, emociones perniciosas sustituyendólos por la repetición del SANKALPA.

Es importante repetir siempre el mismo Sankalpa hasta que se haya hecho realidad.  Como decía anteriormente cada sankalpa es personal y se confecciona de acuerdo a cada ser, aquí hay algunos  ejemplos de sankalpa que pueden servir de guía en la elaboración del tuyo:

    • “Yo tengo confianza y seguridad en mi mismo”
    • “El éxito acompaña todo lo que emprendo “
    • “Yo confío en el poder de mi Maestro Interno”

Sólo por hoy es la premisa que deberíamos tener siempre presente para vivir plenamente y sin preocupaciones.

Pues solamente podemos vivir un instante a la vez y un día a la vez, pero en  nuestra agitada mente le damos cabida a infinidad de pensamientos que al juntarlos todos se nos va haciendo un embrollo que termina en preocupación, por consiguiente nos bloquemos y no logramos hacer tantas cosas como quisiéramos o teníamos planeadas en el día, y nuestra productividad puede decaer.

Incluso las personas que tienen conductas adictivas pueden salir de sus encrucijadas implementando esta frase en su vida.

Para no olvidarnos de ello, en los años 90’s un grupo de Rock Mexicano llamado AZUL VIOLETA, compuso esta genial canción, que es bastante pegajosa. Les compartimos la letra y video de ese entonces.

SOLO POR HOY

Para mi no hay más
mas me vale verlo así,
sólo tengo este momento,
sólo este instante.

Ayer ya pasó,
que fortuna, que fortuna.
Y mañana es una incógnita
no sé que pasará.

Y hoy soy quien quiero ser
humano, nada más,
lo que piensen no me importa
estoy en paz.

Solo por hoy, doy mis pasos uno a uno
acepto lo que soy, solo por hoy.

Hoy no juzgo a nadie
cada quien su vida,
quiero ser feliz con lo que soy,
solo por hoy.

Y no espero nada de la vida
para no frustrarme,
y acepto lo que Dios me da
agradezco su bondad.

Solo por hoy, doy mis pasos uno a uno
acepto lo que soy, solo por hoy.
Solo por hoy, soy consciente de mis actos
conozco mis linderos, solo por hoy.

Solo por hoy.

Solo por hoy, voy siguiendo el buen camino
abrí mi percepción,
la luz entró.
Solo por hoy, doy mis pasos uno a uno
acepto lo que soy, solo, solo, solo por hoy.

Solo por hoy.

[campo nombre=video]

“De vez en cuando viene bien dormir”…dice una canción del cantautor argentino Piero. Lo cierto es que siempre viene bien dormir, pues el momento de reposo es aprovechado por nuestro organismo para restaurar y regenerar todas las células de nuestro cuerpo  y al no conceder el suficiente descanso vamos agotando y dañando incluso parte de nuestras neuronas.

Este punto de la regeneración celular en el momento de reposo lo podemos comprobar más fácilmente cuando tenemos gripe o alguna herida, si dormimos bastante y bien en ese tiempo,  nos sanaremos más rápido que si dormimos poco.

La cantidad de horas de sueño al día varía de acuerdo a cada persona, aunque siempre nos han dicho que se debe dormir ocho horas, hay quienes necesitan hasta diez horas diarias para recuperarse. Todo organismo es particular y hay que aprender a conocernos para darle lo que necesita en el momento adecuado.

Cuando pasamos de 48 a 72 horas sin dormir, pueden aparecer los primeros síntomas neurológicos: leves alteraciones en los reflejos (corporales y oculares), alteraciones en los tiempos de reacción, movimiento involuntario e incontrolable de los ojos. Además nos volvemos sumamente irritables. Si pasamos más tiempo sin dormir de 72 horas se empieza afectar también el metabolismo afectando: hormonas, sistema inmunológico e hipotermia.

La calidad del sueño también es importante. A veces nos despertamos en la mañana y parece como si no hubiéramos descansado nada. Para que no te pase y que tengas una mejor calidad de sueño debes vigilar  los hábitos que tienes al momento de irte a la cama. Por ejemplo debes librarte de preocupaciones, miedos, tensiones o pensamientos negativos y apagar tu cabeza agitada, esto lo logras a través de la respiración lenta y profunda, concentrándote solamente en el ingreso y salida del aire sin dejar que pase ningún otro pensamiento, sino el de  vivir el momento presente.  Además tambien, puedes utilizar estas claves para dormir placenteramente.

La vida es un camino que recorremos paso a paso, poco a poco, así como en un reloj de arena el tiempo se marca grano por grano.

Es como un laberinto, que cuando encontramos la salida ya no es tan interesante y lo dejamos para buscar y encontrar algo mejor; lleva consigo muchos retos y compromisos pero el secreto para aprender la lección no es evadirlos sino enfrentarlos y darles una solución lógica. Y lo destacado  de ello es la satisfacción que nos queda después de resolverlos.

Nunca debemos quedar en el pasado pensando, pensando y emocionándonos con él….EL PASADO YA PASÓ y no podemos regresar para hacerlo mejor.

Tampoco debemos fijar todos nuestros pensamientos en el futuro, ni tener ansiedad por el mañana, porque todavía no llega y no podemos , por ejemplo, comernos en este instante el pan que se horneará dentro de un mes.

Lo más sensato que podemos  hacer es vivir el hoy, en este mismo instante porque este minuto en el que estás leyendo es el único que podemos vivir y modificar.

Viviendo bien el presente dejaremos un pasado agradable y vamos construyendo  bases sólidas para un futuro feliz.