Entradas

Es importante observar qué llevamos a nuestra boca a modo de alimento: que sea de la mejor calidad, lo menos procesado posible, que tenga los nutrientes necesarios, las pautas en como llevar una dieta sana.

Pero además debemos tener en cuenta que una dieta sana es sólo una parte de la nutrición ya que nuestro cuerpo es un sistema complejo de órganos, tejidos, conexiones, energía que para funcionar armónica y saludablemente se nutre de diferentes fuentes que también hacen parte de la alimentación consciente, como son:

Respiración: es el primer alimento que tenemos. Sin respirar no aguantamos mucho tiempo, cuestión de minutos sin respirar y podremos morir. Debemos ser conscientes de realizar respiración profunda en todo momento para oxigenar y alcalinizar todas las células, llevar nueva vida, nuevo aire para que pueda utilizarse en la renovación constante. Aprendamos de los bebés que llenan totalmente su abdomen en cada inhalación y lo contraen con cada exhalación.

Hidratación adecuada: Nuestro cuerpo físico es un 85% agua que está en constante movimiento utilizándose para todas las funciones vitales. De que nos hidratemos adecuadamente, depende que también podamos eliminar adecuadamente todas las toxinas. El mejor momento es en la mañana pues después de realizar las funciones de regeneración en nuestro momento de reposo, el cuerpo queda un poco deshidratado y gustosamente recibe y asimila bastante agua. Toma el hábito de beber por lo menos un litro de agua al levantarte.

Luz Solar: El sol es fuente de energía y vitalidad y nuestro cuerpo está diseñado para beneficiarse de él. Recibir la luz solar por lo menos 20 minutos al día nos hace aumentar la energía, alegría y ayuda a que nuestra piel fabrique la vitamina D, esencial para mantener huesos y dientes sanos.

Descanso adecuado y suficiente: el momento de reposo es aprovechado por nuestro organismo para restaurar y regenerar todas las células del cuerpo y al no conceder el suficiente descanso vamos agotando y dañando incluso parte de nuestras neuronas.
Este punto de la regeneración celular en el momento de reposo, lo podemos comprobar más fácilmente cuando tenemos gripe o alguna herida, si dormimos bastante y bien en ese tiempo, nos sanaremos más rápido que si dormimos poco.
La cantidad de horas de sueño al día varía de acuerdo a cada persona, aunque siempre nos han dicho que se debe dormir ocho horas, hay quienes necesitan hasta diez horas diarias para recuperarse. Todo organismo es particular y hay que aprender a conocernos para darle lo que necesita en el momento adecuado.

Actividad Física Regular: Cuando una máquina se queda sin utilizar se oxida y se va deteriorando lentamente. Igualmente es nuestro cuerpo, una máquina perfecta que necesita movimiento diario para “aceitar” articulaciones, tendones, activar circulación, fortalecer músculos y huesos y eliminar toxinas acumuladas.

Emociones y Relaciones saludables: Realizar actividades que nos alegren y nos motiven, tranquilicen y energicen cada día son clave para sentir emociones saludables, que nos nutran como amor, tranquilidad, felicidad, creatividad, liberación, desapego, aceptación, perdón, humildad, sencillez. Todos estos son estados que nos permiten vivir en armonía con la vida, fortalecer nuestras defensas y nuestra flora intestinal, secretar hormonas, renovar células etc. Por la misma razón es tan relevante que tengamos relaciones con amigos, pareja, compañeros que nos nutran y sean un aporte en nuestra vida de mutuo cuidado, respeto y valoración.

Contacto con la naturaleza: somos parte de la naturaleza y el tener contacto con la tierra, los árboles, plantas, agua de ríos y demás seres nos llena de energía y vitalidad al admirar su belleza y magnificencia.

Todas estas acciones ayudan a mantener el balance adecuado de alcalinidad en nuestro organismo, beneficiando grandemente nuestra salud en todos los aspectos.

Algunas personas tienen la capacidad de empatizar con los animales y entender su lenguaje.

No es raro pues, observar cómo las personas que tienen la suerte de acompañar su vida con “mascotas” empiezan a comprender su idioma y reacciones y pareciera que a veces sólo les faltaría a los animales hablar como los humanos para comunicarse eficazmente.

¿Será que nos falta a los humanos abrir más nuestros sentidos para ponernos en su lugar?

El siguiente video es un comercial, pero nos abre el camino a reflexionar sobre qué nos dicen posiblemente nuestros hermanos animales y no los hemos observado con la atención que se merecen.

https://www.youtube.com/watch?v=czmv4ipNkTA

Un punto azul pálido es una fotografía de la Tierra tomada el 14 de febrero de 1990 por la sonda espacial Voyager 1 desde una distancia de 6 000 millones de kilómetros. La imagen muestra la Tierra como una mota o punto de luz casi imperceptible debido al fulgor del Sol. Carl Sagan tituló una de sus obras Un punto azul pálido inspirándose en esta fotografía.

En su libro publicado en 1994 Un punto azul pálido: una visión del futuro humano en el espacio, el astrónomo y divulgador científico Carl Sagan relató sus pensamientos en un sentido más profundo de la fotografía. Aquí te relacionamos un fragmento para reflexionar y que también lo puedes ver en el video a continuación.

“Desde este lejano punto de vista, la Tierra puede no parecer muy interesante. Pero para nosotros es diferente. Considera de nuevo ese punto. Eso es aquí. Eso es nuestra casa. Eso somos nosotros. Todas las personas que has amado, conocido, de las que alguna vez escuchaste, todos los seres humanos que han existido, han vivido en él. La suma de todas nuestras alegrías y sufrimientos, miles de ideologías, doctrinas económicas y religiones seguras de sí mismas, cada cazador y recolector, cada héroe y cobarde, cada creador y destructor de civilizaciones, cada rey y campesino, cada joven pareja enamorada, cada madre y padre, cada niño esperanzado, cada inventor y explorador, cada profesor de moral, cada político corrupto, cada “superestrella”, cada “líder supremo”, cada santo y pecador en la historia de nuestra especie ha vivido ahí —en una mota de polvo suspendida en un rayo de sol.

La Tierra es un escenario muy pequeño en la vasta arena cósmica. Piensa en los ríos de sangre vertida por todos esos generales y emperadores, para que, en gloria y triunfo, pudieran convertirse en amos momentáneos de una fracción de un punto. Piensa en las interminables crueldades cometidas por los habitantes de una esquina de este píxel sobre los apenas distinguibles habitantes de alguna otra esquina. Cuán frecuentes sus malentendidos, cuán ávidos están de matarse los unos a los otros, cómo de fervientes son sus odios. Nuestras posturas, nuestra imaginada importancia, la ilusión de que ocupamos una posición privilegiada en el Universo… Todo eso es desafiado por este punto de luz pálida. Nuestro planeta es un solitario grano en la gran y envolvente penumbra cósmica. En nuestra oscuridad —en toda esta vastedad—, no hay ni un indicio de que vaya a llegar ayuda desde algún otro lugar para salvarnos de nosotros mismos.

La Tierra es el único mundo conocido hasta ahora que alberga vida. No hay ningún otro lugar, al menos en el futuro próximo, al cual nuestra especie pudiera migrar. Visitar, sí. Colonizar, aún no. Nos guste o no, por el momento la Tierra es donde tenemos que quedarnos. Se ha dicho que la astronomía es una experiencia de humildad, y formadora del carácter. Tal vez no hay mejor demostración de la locura de la soberbia humana que esta distante imagen de nuestro minúsculo mundo. Para mí, subraya nuestra responsabilidad de tratarnos los unos a los otros más amable y compasivamente, y de preservar y querer ese punto azul pálido, el único hogar que jamás hemos conocido”.

Con el boom de “salvar el planeta” a veces recurrimos a soluciones a las que podría aplicarse el dicho: “es peor la cura que la enfermedad”.

Este es el caso de las bombillas fluorescentes compactas de bajo consumo pues si es cierto que nos ahorran energía, también lo es que se deben manipular con extrema precaución pues pueden ser bastante contaminantes porque contienen mercurio y otros tóxicos en su interior.

Por ello debemos  evitar que estas bombillas caigan al suelo, se rompan y liberen su mercurio, incluso después de fundirse debemos tener un cuidado especial, pues NO SE DEBEN LLEVAR AL CONTENEDOR DE LA BASURA corriente sino separar y averiguar en qué lugar de tu ciudad se pueden depositar que sea seguro para no contaminar el medio ambiente.

Y en caso de romperse, la Agencia Federal Alemana de Medio Ambiente recomienda abandonar la habitación durante al menos quince minutos, luego  abrir puertas y ventanas y dejar que se ventile por otros quince minutos, después se pueden recoger los pedazos de bombilla teniendo la precaución de ponerse guantes y tapabocas desechables y con la ayuda de un pedazo de papel o cartón (para no manipularlos directamente) y meterlos todos dentro de una bolsa o frasco que se pueda sellar, no utilizar la escoba o aspiradora para evitar que se disperse.

El mercurio es un metal pesado que de acuerdo a la opinión de Gary Zörner, científico alemán: “Hasta la cantidad más insignificante de mercurio reduce el coeficiente intelectual…es una neurotoxina muy severa que puede dañar gravemente otros órganos y también el sistema inmunológico…habría que hacer todo lo posible para que a nivel mundial no se extraiga ni entre en circulación”.

A continuación puedes ver un documental donde se amplía esta información en detalle, que aunque para muchos puede ser controversial, la enseñanza que nos deja es que debemos ser cada vez más conscientes de los componentes de los productos que compramos y no simplemente dejarnos llevar por lo que nos imponga la sociedad.

Siempre hay opciones y otras alternativas, en este caso la mejor sería cambiarnos a bombillos led pero teniendo en cuenta que aún son bastante costosos, se podrían utilizar bombillos ahorradores halógenos.

En múltiples ocasiones en nuestras vidas necesitamos un mapa, una ruta a seguir que esté bien definida y explicada correctamente.

Por este motivo en diferentes religiones y culturas se han creado las Tablas de Mandamientos. Son instrumentos que nos recuerdan constantemente lo que debemos o no hacer en determinadas situaciones.

En el momento actual prima generar una apertura de consciencia a todos los seres humanos para realizar cambios que eviten el deterioro de nuestro precioso planeta.  Es por eso que nos ha encantado esta ilustración que encontramos publicada en la página des-bordes.org con los Diez Mandamientos para una Vida Sustentable. Importante memorizarla y compartirla con nuestros conocidos y amigos, el cambio global se puede lograr paso a paso y firme empezando por cada uno de nosotros.

  1. Cuidarás el agua
  2. Economizarás energía
  3. Producirás menos residuos
  4. Utilizarás envases reciclables
  5. Evitarás usar productos químicos
  6. Evitarás el uso de bolsas plásticas
  7. Reutilizarás papel
  8. Te transportarás usando bicicleta o caminando
  9. Cuidarás la flora y la fauna
  10. Pensarás sostenible globalmente y actuarás localmente

 

En este hermoso poema escrito por la Madre Teresa de Calcuta nos comparte su sentimiento de abrigar a los animales, respetarlos y verlos simplemente como compañeros de viaje, compañeros en nuestro camino por la vida, pues por el hecho de que no entendamos su lenguaje diferente al humano, no quiere decir que entre ellos no puedan comunicarse y sentir todo lo que el hombre hace con ellos.

Incluso si observamos detalladamente por un rato las hormigas, que nos parecen tan pequeñas, podemos darnos cuenta de que se comunican entre ellas, pareciera que cuando se encuentran se hablan y se dicen algo con respecto al trabajo que hacen, algunas se devuelven otras siguen derecho, pero tienen un sistema de comunicación.

Es por ello que a los animales debemos admirarlos, respetar sus diferencias con la especie humana y su espacio porque tienen igual derecho que nosotros de habitar en este hermoso planeta. Recuerda que el ser humano también es un animal.

La madre Teresa, el Papa Juan Pablo II, San Francisco de Asís, son algunos representantes de la religión católica que junto con otros representantes de otras religiones y filosofías nos han enseñado que para conseguir la paz interna debemos estar en armonía con los animales y con todos los seres que hay a nuestro alrededor.

Nos esforzamos por buscar vida en otros planetas, en lugares desconocidos, pero, ¿por qué no la hemos encontrado aún? ¿Será que necesitamos primero aprender a respetar y convivir con nuestros compañeros de casa para luego encontrarnos con los de afuera?

Observando la naturaleza y analizando todos sus procesos podremos entender y aprender la forma más sencilla y práctica de llevar nuestras vidas en todos los aspectos.

Incluso las empresas y organizaciones  que siguen el modelo natural pueden fortalecerse y continuar en el tiempo con el simple hecho de observar  la evolución y aprender que todo se mueve siempre inicialmente por amor y que los seres que han sobrevivido en el transcurso de milenos han sido los que tienen la maravillosa capacidad de adaptarse a su entorno. No necesariamente son los más agresivos, los más fuertes o los más inteligentes.

Considerado como el científico más importante del siglo XX, esto lo tenía bien claro Albert Einstein, pues una de sus frases decía: “Mira profundamente en la Naturaleza y entonces entenderás todo mejor”

Aquí compartimos un video hermoso e impresionante sacado de la página de somosprimates.com de Pablo Herreros que nos recrea lúdicamente estas ideas.

Los seres humanos somos una pequeña parte de un gran organismo vivo llamado planeta tierra.

Así mismo como nuestro cuerpo, que está formado de pequeñas células y microorganismos que juntos forman nuestro físico.

Para dejar de ser células cancerosas que enferman poco a poco nuestro planeta debemos tratar de que nuestro impacto de estadía en él sea lo menos agresivo posible, para ello podemos aplicar la ley universal de cero desperdicio y realizar algunos cambios concretos en nuestras acciones como los siguientes:

  1. Evitar comprar agua en botellas que se desechan una y otra vez.  Es mejor utilizar termos o contenedores portátiles de agua que puedas reutilizar. Compra garrafones reciclables.
  2. Evitar las bolsas de plástico  del supermercado,  utiliza las bolsas reutilizables que se adquieren ya en la mayoría de las tiendas  para cargar los enseres.
  3. Reutilizar los envases y comprar repuestos. Ahora es mucho más fácil encontrar productos con envases reutilizables que  ofrecen repuestos contenidos en materiales que se degradan con mayor facilidad.
  4. No usar el automóvil para recorrer distancias cortas. Además de hacer  bien a la naturaleza, caminar y andar en bicicleta contribuyen a mejorar la salud y rendimiento físico.

Si aún te parece exagerado y no te convences, es bueno saber cuánto el tiempo que tarda la basura que generas en descomponerse:

  • Una cáscara de banano tarda entre 2 y10 días y una cáscara de naranja puede tardar hasta 6 meses.
  • El periódico se descompone en un lapso de 2 a 4 semanas.
  • Las bolsas de papel se degradan en un tiempo de 2 a 5 meses.
  • Las colillas de cigarro tardan en descomponerse hasta 12 años.
  • Los zapatos de cuero se degradan en 40 años.
  • Las bolsas de plástico se descomponen en condiciones favorables en 15 años, sin embargo pueden tardar hasta 1000 años.
  • Las latas de aluminio se degradan en un lapso de 80 a 200 años.
  • Las toallas sanitarias y pañales desechables tardan para degradarse entre 500 a 800 años.
  • Las botellas de vidrio pueden tardar hasta 1, 000,000 de años.

Afortunadamente siempre tenemos opciones de elegir y teniendo conocimiento se puede tomar una mejor decisión.

 

Es bien sabido que las plantas son muy importantes para nuestra vida. Ellas proveen el oxígeno que respiramos y nos dan una variedad de productos como deliciosas frutas, sombra, refugio, flores, hojas, medicinas, etc.

Los árboles también crean y mantienen la superficie del suelo previniendo de esta manera la erosión. Al cortar los árboles- en forma- irresponsable, y al ser negligentes en replantarlos, se destruye el equilibrio natural. Los árboles deben ser plantados combinados en sus diferentes especies, y árboles- frutales deben ser plantados en lugares tales como carreteras públicas y parques, para que los viajeros con hambre puedan satisfacerse.

El cuidado de los ríos y bosques forma parte integral de la vida. Dios es tan bondadoso que nos da Su gracia en la forma de baya pura, nueces y frutas; pero el hombre, como producto de su codicia-, ha convertido en desierto muchos lugares de la tierra, al cortar sus árboles y enriquecerse en forma ostentosa con éstos y otros productos. Es por ello importante separar la basura en forma estricta y reciclarla lo mejor posible, para comenzar su etapa de recuperación.

  • No más viajes inútiles en carros. Usemos la bicicleta siempre que sea posible.
  • Caminemos más.
  • No contaminemos el aire por razones de poco peso.
  • Haga el menor uso de cosas plásticas. Es preferible elaborar juguetes de madera para los niños, y educarlos para que sientan y amen la naturaleza, enseñándoles acerca de madre naturaleza.
  • Debemos economizar energía.

Participar activamente en servicios cívicos tales como plantar árboles en lugares públicos, el suministro de agua potable a los viajeros, limpieza de áreas sucias, reciclaje de la basura, protección en contra del abuso a los animales, etc. Debemos ver la energía de Dios manifestada en todo, y así actuar con la máxima responsabilidad y cuidado. Incluso una llave que esté goteando debe cerrarse.

Se sugiere recurrir a las drogas medicinales únicamente después de que TODAS las curas naturales han fallado.

Los métodos curativos de la naturaleza podemos encontrarlos en muchas tradiciones. El poder curativo de las plantas medicinales, de la arcilla, el agua pura, el aire, y el cuidado afectuoso, es lo mejor que tenemos a disposición.

Practica la medicina preventiva, si te sintes mal es por que alguna señal te esta dando tu cuerpo, busca un médico naturista que te ayude a descubir de que se trata tu malestar.

Hoy en día puede resultar difícil encontrar buenos expertos en esas ciencias, pero vale la pena intentarlo.

Recuerda que la prevención de enfermedades, por lo menos, es más fácil de aprender.