Entradas

No tengas MIEDO A VIVIR…sabes…Siempre vamos a tener curiosidad, inquietud y cautela con respecto al futuro, pero esto no nos debe afectar en poder disfrutar nuestro momento AHORA, porque ni siquiera sabemos si el futuro llegará.

VIVE Y DISFRUTA CADA MOMENTO COMO SI FUERA EL ÚLTIMO.

Así que no hay excusas de ninguna clase para poder vivir al máximo cuando tú QUIERES realmente las cosas.  En el momento en que aparecen las excusas es el momento en que no te sientes bien con algo de ti mismo ni con los demás, y no estás haciendo lo que tú realmente quieres.

No dejes que nadie se interponga en tu camino cuando deseas realizar algo, sólo ten en cuenta que no vayas a herir nunca los sentimientos de nadie, ni que vayas a hacer a alguien lo que no te gustaría que te hicieran a ti.

Al tomar una decisión, haz realmente lo que tú QUIERES  y no dejes que las demás personas influyan en ti para hacerlo.

Hay tiempo para todo y todo tiene su tiempo. No esperes a que lo que tienes ahora pertenezca al pasado para allí si valorarlo y pensar: “¿Por qué no hice esto o aquello….?… ¡Si pudiera devolver el tiempo…!”

Es bien sabido que cuando tenemos altos índices de estrés o preocupación, podemos llegar al punto de bloquearnos, no ver salidas a nuestros retos y mayor aún empeorar la situación con cada acción que tomamos en medio de la desesperación.  Lo más sano es hacer un pare, descansar, entregar y volver a comenzar.

Pero en los momentos en que definitivamente no se puede lograr este pare debemos ingresar a nuestro interior la lógica y entender que si las cosas tienen solución, no hay de qué preocuparse, y si no tienen solución pues menos, es un desgaste infructuoso de energía.

Aquí hay una estrofa que podemos tener siempre a mano para recordarlo:

Para los males del mundo

Puede haber o no remedios;

Si los hay, ponte a buscarlos,

Y si no, no seas necio

Perogrullo

Sólo por hoy es la premisa que deberíamos tener siempre presente para vivir plenamente y sin preocupaciones.

Pues solamente podemos vivir un instante a la vez y un día a la vez, pero en  nuestra agitada mente le damos cabida a infinidad de pensamientos que al juntarlos todos se nos va haciendo un embrollo que termina en preocupación, por consiguiente nos bloquemos y no logramos hacer tantas cosas como quisiéramos o teníamos planeadas en el día, y nuestra productividad puede decaer.

Incluso las personas que tienen conductas adictivas pueden salir de sus encrucijadas implementando esta frase en su vida.

Para no olvidarnos de ello, en los años 90’s un grupo de Rock Mexicano llamado AZUL VIOLETA, compuso esta genial canción, que es bastante pegajosa. Les compartimos la letra y video de ese entonces.

SOLO POR HOY

Para mi no hay más
mas me vale verlo así,
sólo tengo este momento,
sólo este instante.

Ayer ya pasó,
que fortuna, que fortuna.
Y mañana es una incógnita
no sé que pasará.

Y hoy soy quien quiero ser
humano, nada más,
lo que piensen no me importa
estoy en paz.

Solo por hoy, doy mis pasos uno a uno
acepto lo que soy, solo por hoy.

Hoy no juzgo a nadie
cada quien su vida,
quiero ser feliz con lo que soy,
solo por hoy.

Y no espero nada de la vida
para no frustrarme,
y acepto lo que Dios me da
agradezco su bondad.

Solo por hoy, doy mis pasos uno a uno
acepto lo que soy, solo por hoy.
Solo por hoy, soy consciente de mis actos
conozco mis linderos, solo por hoy.

Solo por hoy.

Solo por hoy, voy siguiendo el buen camino
abrí mi percepción,
la luz entró.
Solo por hoy, doy mis pasos uno a uno
acepto lo que soy, solo, solo, solo por hoy.

Solo por hoy.

[campo nombre=video]


En muchas empresas hay un resurgimiento de la preocupación y tensión entre los ejecutivos. Y es que esa preocupación podría afectar a los empleados, y hacer que ellos también se tensionen y disminuya su concentración y productividad.

Podríamos nombras tres escenarios donde se presenta esta situación. El tiempo dedicado a preocuparse es tiempo que podríamos dedicar a buscar soluciones a los temas que nos afectan.

La preocupación sobre las personas, el lugar y las cosas que no se pueden controlar es tiempo perdido y no permite tomar medida sobre las cosas que sí se puede tener control. Finalmente, el hecho de sentirse de determinada forma, no significa que sea real y preocuparse por algo irreal es una pérdida de tiempo.

En conclusión, el tiempo dedicado a la preocupación es tiempo perdido. Entonces, si usted no tiene tiempo que perder puede tener presente estas medidas: Deje de lado las cosas que no pueda controlar; use técnicas de relajación para mantener la calma ante situaciones estresantes y practique ejercicio físico para energizarlo, y ríase de sí y de algunas de sus preocupaciones, a menos que sea algo grave y que pueda hacer algo al respecto.

La forma de pensar tiene mucho que ver y se pueden establecer tres maneras: Cuando se sienta abrumado u obsesionado con algo que no pueda controlar, sustituya esos pensamientos por una situación o evento que lo hizo sentir grande y poderoso.

Utilice su pensamiento para replantear y observar qué es lo que ha aprendido de esas situaciones preocupantes y cómo es que las cambia por mensajes positivos.

Finalmente, piense en los mensajes que ha recibido en el pasado, tales como no confíe en nadie mas que en usted mismo y nunca pida ayuda e identifique a las personas a las que podría recurrir en cualquier momento cuando atraviese por una situación preocupante.

La ortorexia define un desorden alimenticio relacionado con la fanatismo por mantener una cierta calidad alimentaria, consumiendo únicamente alimentos considerados saludables, buscando la dieta perfecta.

Se peude considerar como una obsesión perjudicial para la salud, como el trastorno obsesivo-compulsivo, con lo que el paciente considera alimentación saludable. El problema que conlleva este trastorno es que el paciente puede seguir teniendo una mala alimentación, aun cuando ha omitido de su dieta alimentos que contienen grasas, preservantes o productos animales. La desnutrición suele ser un común denominador entre los seguidores estrictos de dietas saludables.

¿Cuáles son sus síntomas?

Los expertos pueden detectarla cuando el paciente presenta desordenes alimentarios en los que lo importante no es la cantidad de comida consumida, como en la anorexia, sino la calidad de la misma.

•    Dedicar tiempo excesivo para organizar una dieta

•    Preocuparse más por la dieta que por el placer de consumir los alimentos

•    Predominante preocupación por la composición bioquímica de los alimentos

•    Disminución de la calidad de vida por la pseudoalimentación

•    Sentimientos de culpabilidad al no cumplir las creencias dietarias propias

•    Planificación estricta y obsesiva de los alimentos que se consumirán a futuro

•    Aislamiento social por el tipo de alimentación que se consume

•    Se siente juzgado por los demás por el tipo de dieta que lleva

No se conoce el funcionamiento de este trastorno, y como todo problema alimentario, proviene de una combinación de la personalidad, el entorno y la manera como la persona maneja los conflictos internos. Se ha encontrado que la ortorexia suele ser más común en personas psicorrígidas.

El ex alcalde de Nueva York Rudolph Giuliani estuvo en Colombia y le concedió una entrevista a la periodista Paola Ochoa, quien le preguntó qué hacer frente al problema de inseguridad en las grandes ciudades.

Giuliani respondió haciendo referencia a la “teoría de las ventanas rotas”… ¿De qué se trata esta teoría?

En 1969, en la Universidad de Stanford, el profesor Philip Zimbardo realizó un experimento de psicología social. Dejó dos autos idénticos, de la misma marca, mismo modelo y hasta mismo color; abandonados en la calle. Uno lo dejó en el Bronx, por entonces una zona pobre y conflictiva de Nueva York y el otro en Palo Alto, una zona rica y tranquila de California. Dos autos idénticos abandonados, dos barrios con poblaciones muy diferentes y un equipo de especialistas en psicología social estudiando las conductas de la gente en cada sitio.

Resultó que el auto abandonado en el Bronx comenzó a ser desvalijado en pocas horas: se perdieron las llantas, el motor, los espejos, el radio, etc. Todo lo aprovechable se lo llevaron, y lo que no, lo destruyeron.

En cambio, el auto abandonado en Palo Alto se mantuvo intacto.

Es común atribuir a la pobreza las causas del delito. Sin embargo, el experimento en cuestión no finalizó ahí: cuando el auto abandonado en el Bronx ya estaba deshecho y el de Palo Alto llevaba una semana impecable, los investigadores decidieron romper un vidrio del automóvil de Palo Alto, California.

El resultado fue que se desató el mismo proceso que en el Bronx de Nueva York y el robo, la violencia y el vandalismo terminaron por dejar el vehículo en el mismo estado que el del barrio pobre.

¿Por qué el vidrio roto en el auto abandonado en un vecindario supuestamente seguro es capaz de disparar todo un proceso delictivo?

No se trata de pobreza. Evidentemente es algo que tiene que ver con la psicología, con el comportamiento humano y con las relaciones sociales. Un simple vidrio roto en un auto abandonado transmite una idea de deterioro, de desinterés, de despreocupación; que va rompiendo códigos de convivencia y deja la sensación de ausencia de ley, de normas, de reglas, como que todo vale nada.

En experimentos posteriores (James Q. Wilson y George Kelling) desarrollaron la ‘teoría de las ventanas rotas’, misma que desde un punto de vista criminológico concluye que el delito es mayor en las zonas donde el descuido, la suciedad, el desorden y el maltrato son mayores.

Si se rompe un vidrio en el ventanal de un edificio y nadie lo repara, pronto estarán rotos todos los demás.

Si una comunidad exhibe signos de deterioro, y esto es algo que parece no importarle a nadie, entonces allí se generará el delito. Si se cometen ‘esas pequeñas faltas’ como estacionarse en lugar prohibido, exceder el límite de velocidad o pasarse una luz roja y estos comportamientos no son sancionados, entonces comenzarán a desarrollarse faltas mayores y luego delitos cada vez más graves.

Si los parques y otros espacios públicos son deteriorados progresivamente y nadie toma acciones al respecto, estos lugares serán abandonados por la mayoría de la gente y serán progresivamente ocupados por los delincuentes.

La respuesta de los estudiosos fue más contundente aún, indicando que ante el descuido y el desorden, crecen mucho los males sociales y se degenera el entorno cualquiera que éste sea.

Tan solo tomemos un ejemplo en casa: Si un padre de familia deja que su casa tenga algunos desperfectos, como falta de pintura en las paredes, puertas en mal estado, falta de limpieza, malos hábitos alimenticios, malas palabras, falta de respeto entre los miembros del núcleo familiar, etc., entonces poco a poco se caerá en un descuido de las relaciones inter personales de los familiares y a su vez comenzarán a crear malas relaciones con la sociedad en general.

La solución a este problema yo no la tengo, pero he comenzado a reparar las ventanas de mi casa, estoy tratando de mejorar los hábitos alimenticios, les he pedido a todos los miembros de la familia que evitemos decir malas palabras y también hemos acordado no mentir. Así mismo hemos decidido aceptar las consecuencias de nuestros actos con valor y responsabilidad pero sobre todo, dar una muy buena dosis de educación a nuestros hijos.

Con esto espero comenzar a cambiar en algo lo que antes hubiera hecho mal, he soñado que los míos algún día repitan esto, con la finalidad de que los hijos de mis hijos, o los nietos de mis hijos vean una nueva ciudad y un nuevo país sin ventanas rotas.

 

Anorexia significa hambre de nada es decir, la persona tiene hambre pero como requerimiento puramente fisiológico, pero no desea comer nada, no tiene apetito.

La anorexia nerviosa es un estado de hambre y emaciación que puede ser realizado con seguir una dieta severa o con purgarse.

Principales síntomas que se presentaran en la anorexia:

  • Rechazo a mantener el peso corporal por encima del mínimo normal para la edad y talla.
  • Miedo intenso al aumento de peso o a ser obeso incluso con peso inferior al normal.
  • Distorsión de la apreciación del peso, el tamaño o la forma del propio cuerpo.
  • En las mujeres, ausencia de al menos tres ciclos mestruales consecutivos en el plazo previsto (amenorrea primaria o secundaria).
  • Extrema preocupación por la ingestión de calorías y la repetida medición de éstas frente al plato de comida.
  • Repetido dolor abdominal intenso.
  • Intolerancia intensa al frío.
  • Vómito.
  • Preocupación por la preparación de las comidas (propias y de los demás).
  • Restricción progresiva de alimentos y obsesión por la báscula.
  • Abundancia de trampas y mentiras.

Cómo prevenirla

Cuando detecten que una persona tiene problemas con su alimentación, hagan una cita con un profesional capacitado y llevenla argumentando que es para que “se efectúe un chequeo general”, ya que toda persona debe realizarse controles clínicos periódicos.

Si ya se tiene la certeza de que esa persona padece un trastorno alimentario y no otra cosa, no se autocastiguen por considerar que es su culpa. No traten de ponerse a pensar ahora en qué fallaron porque este momento no es el más oportuno; ya habrá tiempo para analizar a fondo el origen del trastorno en su hijo.

No permitan que la culpa los paralice. Deben comprender que ahora, más que nunca, tienen que ser firmes para actuar, es decir buscar la ayuda profesional idónea. Ustedes solos no pueden solucionar el problema, debe ser abordado por todo un equipo de trabajo.

Uno de los recursos naturales que mayor preocupación genera debido a su preservación es el agua. Aquí le contamos cómo contribuir al cuidado de este recurso y promover prácticas de responsabilidad ambiental.

1. Cambiar el sistema tradicional del baño y modernizarlo con sistemas economizadores que permiten elegir la cantidad de agua que el usuario quiere dentro del tanque. Existen válvulas de doble descarga que permiten decidir si la descarga que se quiere evacuar es para líquidos o sólidos; esto genera un ahorro entre 2 a 4 litros cada vez que se usa.

2. Cerrar el grifo al cepillarse los dientes o al afeitarse, al hacer esto se puede ahorrar hasta 10 litros de agua.

3. Ducharse en vez de bañarse genera un ahorro de 150 litros de agua. Con las duchas no se requiere esperar a que el agua salga caliente como sucede con los calentadores de acumulación.

4. Es importante arreglar las averías de grifos y cañerías. Un grifo que gotea pierde aproximadamente 30 litros diarios de agua.

5. Regar las plantas al anochecer para evitar pérdidas debido a la evaporación. Si la persona no cuenta con un sistema de riego adecuado, existen en el mercado pistolas de riego diseñadas especialmente para este fin.

6. Los electrodomésticos como la lavadora y el lavaplatos son los que mayor cantidad de agua emplean. Se recomienda al momento de utilizarlos llenarlos con la mayor cantidad de elementos a lavar.

7. En tu hogar, puedes recoger agua lluvia para usarla en el riego del jardín y de la plantas o para soltar los inodoros.