Entradas

Cada día, cada respiración es un nuevo comienzo…

Reinvéntate, encuentra nuevos caminos…

Es tu decisión seguir cargando y viviendo tu pasado que siempre te trae las mismas situaciones ó darte la oportunidad de recibir toda la Abundancia y Plenitud que hay para ti en cada nueva inhalación.

Cada vez que tomas aire, entra toda la Energía Potencial del Universo en tí; ¿en qué estás utilizando esa energía?, ¿en qué estás gastando tu tiempo, cada presente cada regalo que tienes en este plano material?

Cada vez que exhalas, una parte de ti se acaba…es tu decisión soltar lo que quieras y seguir cargado o soltarlo todo para volver a comenzar en cada nuevo soplo; Si sueltas todo, dejas espacio para recibir todo lo nuevo; si sueltas a medias, no alcanzas a recibir porque ya estás algo lleno.

El nuevo tú está al alcance de tu próxima Respiración

Con la modernidad y «simplicidad» de una vida práctica que nos ofrecen comercialmente para «facilitar nuestras actividades diarias» nos hemos ido llenando de productos especializados para cada «necesidad». Es así como hemos atiborrado nuestros hogares y vidas de una gran cantidad de productos de limpieza profunda para la «extrema suciedad».

Cuando empezamos a leer etiquetas de los productos que utilizamos cotidianamente y que nos parecen indispensables, nos damos cuenta que contienen una lista de ingredientes con nombres extremadamente raros, que no podemos ni pronunciar y por consiguiente intensamente tóxicos para nuestra salud y para la de nuestro planeta. Tanto es así que puede haber más tóxicos dentro de un hogar aparentemente impecable y limpio, que en la misma calle. Pero lo que nos dicen sus fabricantes es que se utilizan en cantidades muy pequeñas y «manipulándolos adecuadamente» no representan ningún riesgo para nosotros.

En el momento que tomamos consciencia del asunto, nos damos cuenta que así los «utilicemos adecuadamente» , como nos recomiendan, van a terminar en el vertedero, contaminando fuentes fluviales y destruyendo la vida de otros seres afectando nuestro ambiente e incrementando nuestra huella ecológica. En conclusión, desde nuestros hogares contribuímos silenciosa y la mayoría de la veces ingenuamente al deterioro no solamente de nuestra salud, sino también la de nuestro planeta.

eco

Afortunadamente tenemos alternativas más naturales, sencillas y armoniosas que increíblemente son mas efectivas que el cargamento de tóxicos que compramos en el mercado, esto sólo se puede comprobar al ponerlas en acción, porque parecen mágicas por su efectividad. Adicional estas alternativas, tienen un beneficio extra y que podría pesar también bastante a la hora de elegir pues nos ayudan a ahorrar dinero porque son muchísimo más económicas y tiempo porque son muy efectivas.

Nuestros limpiadores estrella ecológicos que no generan desperdicios tóxicos que le cuesten mucho tiempo y energía transformar a nuestro planeta son:

  • Bicarbonato de sodio
  • Vinagre
  • Borax
  • Ácido Bórico
  • Limón
  • Sal
  • Agua oxigenada

Aquí relacionamos algunas recetas con estos ingredientes «mágicos» y sus aplicaciones en el hogar:
LIMPIADOR MULTIUSO: Partes iguales de vinagre y agua, gotas de zumo de limón. Se guarda en una botella con spray y se usa para casi todo.

OTRO LIMPIADOR MULTIUSO: Si te huele muy fuerte el vinagre, puedes dejar en un frasco de vidrio tapado con cáscaras de cítricos, limón,mandarina, naranja una taza de vinagre por ahí unos ocho días bien tapado y luego de este tiempo lo cuelas y agregas la misma cantidad de agua y limpia buenísimo, sirve de limpiador para el piso, mesones, vidrios, para el lavamanos rociándole un poquito de bicarbonato, igual para la ducha etc

HORNO O ESTUFA: 3 partes de bicarbonato de sodio, 1 parte de sal 1 parte de agua. Se hace una pasta con estos ingredientes y se deja en la superficie a limpiar un rato, luego se limpia con un trapo y sale toda la grasa y suciedad facilísimo.

SANITARIOS: 1/4 taza bicarbonato de sodio, 1 taza de vinagre blanco. Tíralo al inodoro y estriega con cepillo, deja actuar una media hora y luego enjuagas.
Otra opción es 1/4 taza bórax se rocía al inodoro y se deja actuar media hora y luego enjuagas (Yo también lo he hecho con ácido bórico y funciona)

ROPA: Para limpiar y desodorizar la ropa es genial el bicarbonato de sodio, la cantidad es la mitad de lo que se utiliza con el detergente normal, para nuestro caso son 3 cucharadas soperas, pero te toca medirlo para ver cuanto te da a ti.
A nosotros nos ha funcionado bien así, pero se puede hacer también mitad bicarbonato y mitad de detergente o un cuarto de detergente, ahí miras como se te acomoda mejor a ti. Lo que hacemos es diluir el bicarbonato en un poco de agua y luego lo echamos a la lavadora para que haga su ciclo normal. Si la ropa está muy sucia puedes dejarla remojando de 15 minutos a media hora en el agua con bicarbonato.

BLANQUEAR ROPA: Para reemplazar el límpido, yo solamente lo utilizaba en las toallas para secarnos el cuerpo, después del primer enjuague agrego el zumo de dos limones y un puñado de sal.Y si se seca al sol se refuerza el efecto.

Otra opción para blanquear diferente a la anterior es la siguiente: Cuando bebemos o utilizamos limón diariamente, vamos guardando las cáscaras en un recipiente dentro del congelador y como nosotros consumimos bastante, al cabo de una semana o dos ya tenemos suficientes cáscaras recopiladas y congeladas; entonces las vertimos en una olla con un poquito de agua de modo que las alcance a tapar no más y se ponen a hervor. Apenas hierven se apaga el fuego y se deja enfriar un poco para posteriormente colarlas y nos queda aproximadamente un poco menos de medio litro de un líquido amarillo verdoso con un olor bastante agradable a limón. A este líquido agregamos un chorrito como de unos 100ml de agua oxigenada y cuando sea el momento de aplicar el límpido o blanqueador, lo reemplazamos por este líquido en su totalidad. Ayuda a desinfectar y deja un aroma bien agradable.

SUAVIZANTE: Para reemplazar el suavizante de telas como las toallas y tendidos de cama, se aplica en el último enjuague  alrededor de media taza 125ml de vinagre, que además de aportar suavidad, agrega más desinfección y desodorización. Con respecto al aroma del vinagre no queda olor después de secarse la ropa.

Aquí hemos relacionado lo que más nos ha funcionado, pero alternativas hay muchas, lo importante es empezar a actuar y buscar las que más se acomoden a cada situación en particular, sabiendo que tendremos beneficios en salud y económicos al utilizarlas, es sólo cuestión de cambiar el paradigma que tenemos de que todo se debe conseguir en el mercado ya listo para cada necesidad llenándonos de potes y potes de múltiples tóxicos.

Los seres humanos somos una pequeña parte de un gran organismo vivo llamado planeta tierra.

Así mismo como nuestro cuerpo, que está formado de pequeñas células y microorganismos que juntos forman nuestro físico.

Para dejar de ser células cancerosas que enferman poco a poco nuestro planeta debemos tratar de que nuestro impacto de estadía en él sea lo menos agresivo posible, para ello podemos aplicar la ley universal de cero desperdicio y realizar algunos cambios concretos en nuestras acciones como los siguientes:

  1. Evitar comprar agua en botellas que se desechan una y otra vez.  Es mejor utilizar termos o contenedores portátiles de agua que puedas reutilizar. Compra garrafones reciclables.
  2. Evitar las bolsas de plástico  del supermercado,  utiliza las bolsas reutilizables que se adquieren ya en la mayoría de las tiendas  para cargar los enseres.
  3. Reutilizar los envases y comprar repuestos. Ahora es mucho más fácil encontrar productos con envases reutilizables que  ofrecen repuestos contenidos en materiales que se degradan con mayor facilidad.
  4. No usar el automóvil para recorrer distancias cortas. Además de hacer  bien a la naturaleza, caminar y andar en bicicleta contribuyen a mejorar la salud y rendimiento físico.

Si aún te parece exagerado y no te convences, es bueno saber cuánto el tiempo que tarda la basura que generas en descomponerse:

  • Una cáscara de banano tarda entre 2 y10 días y una cáscara de naranja puede tardar hasta 6 meses.
  • El periódico se descompone en un lapso de 2 a 4 semanas.
  • Las bolsas de papel se degradan en un tiempo de 2 a 5 meses.
  • Las colillas de cigarro tardan en descomponerse hasta 12 años.
  • Los zapatos de cuero se degradan en 40 años.
  • Las bolsas de plástico se descomponen en condiciones favorables en 15 años, sin embargo pueden tardar hasta 1000 años.
  • Las latas de aluminio se degradan en un lapso de 80 a 200 años.
  • Las toallas sanitarias y pañales desechables tardan para degradarse entre 500 a 800 años.
  • Las botellas de vidrio pueden tardar hasta 1, 000,000 de años.

Afortunadamente siempre tenemos opciones de elegir y teniendo conocimiento se puede tomar una mejor decisión.

 

Maia Helles es una bailarina rusa de ballet quien nos comparte sus secretos para mantener una vida larga totalmente saludable y feliz.

Estas claves o señales que deben estar presentes diariamente en nuestra vida son: Sencillez, trabajo y placer.

La aplicación continua de estas tres secretos ha permitido que Maia a sus 95 años, edad en la que fueron filmados los videos a continuación, pueda seguir siendo decididamente independiente y saludable como cuando tenía 40 años y tener una maravillosa flexibilidad que se compara a una niña de 10 años (en el segundo video) .

Maia además piensa que su bienestar tiene mucho que ver con su alimentación y los beneficios de su rutina diaria de ejercicios, que perfeccionó, junto con su madre, de 60 años, mucho antes de que se inventaran las clases de ejercicio, incluso.

Es bastante inspirador y nos deja a través de su experiencia una grandiosa enseñanza y esperanza de que se puede vivir siempre con una excelente calidad de vida, sin importar la edad, depende sólo de cada uno lograrlo.

Cuando me amé de verdad, comprendí que en cualquier circunstancia, yo estaba en el lugar correcto y en el momento preciso. Y, entonces, pude relajarme.. Hoy sé que eso tiene nombre… seguridad.
Cuando me amé de verdad, pude percibir que mi angustia y mi sufrimiento emocional, no son sino señales de que voy contra mis propias verdades. Hoy sé que eso es… autenticidad.
Cuando me amé de verdad, dejé de desear que mi vida fuera diferente, y comencé a ver que todo lo que acontece contribuye a mi crecimiento. Hoy sé que eso se llama… madurez.
Cuando me amé de verdad, comencé a comprender por qué es ofensivo tratar de forzar una situación o a una persona, solo para alcanzar aquello que deseo, aún sabiendo que no es el momento o que la persona (tal vez yo mismo) no está preparada. Hoy sé que el nombre de eso es… respeto.
Cuando me amé de verdad, comencé a librarme de todo lo que no fuese saludable: personas y situaciones, todo y cualquier cosa que me empujara hacia abajo.
Al principio, mi razón llamó egoísmo a esa actitud. Hoy sé que se llama… amor hacia uno mismo.
Cuando me amé de verdad, dejé de preocuparme por no tener tiempo libre y desistí de hacer grandes planes, abandoné los mega-proyectos de futuro. Hoy hago lo que encuentro correcto, lo que me gusta, cuando quiero y a mi propio ritmo. Hoy sé, que eso es… simplicidad.
Cuando me amé de verdad, desistí de querer tener siempre la razón y, con eso, erré muchas menos veces. Así descubrí la… humildad.
Cuando me amé de verdad, desistí de quedar reviviendo el pasado y de preocuparme por el futuro. Ahora, me mantengo en el presente, que es donde la vida acontece. Hoy vivo un día a la vez. Y eso se llama… plenitud.
Cuando me amé de verdad, comprendí que mi mente puede atormentarme y decepcionarme. Pero cuando yo la coloco al servicio de mi corazón, es una valiosa aliada. Y esto es… saber vivir!
Autor: Charles Chaplin.

Una estimación aceptable es que hay que hacer ejercicio entre 15 (quince) y 45 (cuarenta y cinco) minutos diarios, todos los días, de esta manera ayudas a mantener tu peso corporal entre cinco y ocho kilos más ligero que el que tendrías si no practicaras ningún ejercicio.

Por curioso que pueda parecer, no debemos olvidarnos de la actividad que realizamos de forma espontánea mientras nos ocupamos de nuestras tareas cotidianas, puesto que puede suponer entre 100 y 800 calorías diarias (kcal/día).29,30

Las personas muy activas, que habitualmente “van de aquí para allá”, están muy por delante de aquellas que se han quedado atrapadas en un estilo de vida sedentario.

Esto además de:

  • Tomar abundante líquido, por lo menos dos litros por día, en forma de agua o jugos de frutas y verduras.
  • Comer una porción abundante de vegetales, preferentemente crudos.
  • No consumir productos procesados, ni refinados. Tales como la azúcar blanca y harina blanca.
  • Preferir los cereales integrales, así como las semillas y nueces.
  • Llevar un estilo de vida saludable.


El sistema linfático es posiblemente el más descuidado la limpieza y el sistema de curación en el cuerpo, sin embargo, es sumamente poderoso. Se trata de una compleja red de nodos llenos de líquido, las glándulas y conductos que bañan nuestras células y llevan las «aguas residuales» lejos de los tejidos y lo neutralizan. Incluye el bazo, las amígdalas, y la glándula del timo y juega un papel importante en el fomento de la inmunidad, lo que reduce el dolor y la inflamación, y una sensación general de ligereza y de la salud.

A pesar de líquido linfático circula por todo el cuerpo, no tiene un sistema de bombeo como el corazón que bombea sangre. En cambio los textos de anatomía y fisiología indican que se «mueve» a través del cuerpo que hace que el ejercicio muy importante para él. La congestión linfática puede ser causada por los alimentos mal digeridos y la gestión del intestino pobres. El sistema linfático está obstruido y, a continuación se desarrollan las enfermedades, debido a líquido estancado. Cuando este fluido no circula adecuadamente los ganglios linfáticos empiezan a retener los materiales de desecho.

Un estudio reciente encontró que el 80 por ciento de las mujeres tienen los sistemas linfáticos lentos y que conseguir que fluya sin problemas es la clave para bajar de peso fácil y mejores sentimientos de bienestar. Otro estudio encontró que las mujeres con celulitis mostró las deficiencias del sistema linfático. He aquí cómo usted puede conseguir su linfa que fluye sin problemas:

1. Respire profundamente. El sistema linfático tiene 3 veces más fluido de la sangre en el cuerpo, sin embargo, ningún órgano del corazón de tipo para la bomba. Una de las principales formas en que se mueve es a través de respirar profundamente. Respire el olor dulce de oxígeno curación.

2. Póngase en movimiento. El ejercicio también asegura que el sistema linfático fluye correctamente. El mejor tipo se está recuperando en un mini-trampolín, lo que puede mejorar dramáticamente el flujo linfático, pero el ejercicio de estiramiento y aeróbicos también funciona bien.

3. Beba mucha agua. Sin agua suficiente, el líquido linfático no puede fluir correctamente. Para ayudar a asegurar que el agua se absorbe fácilmente por las células, que con frecuencia añadir un poco de jugo de limón fresco u oxígeno Cellfood gotas + de nutrientes al agua pura.

4. Olvídese de las gaseosas, el color de la basura cargado de bebidas deportivas, y suelte los jugos azucarados de frutas «,» que son más azúcar de la fruta. Se trata de azúcar, el color y las bebidas cargadas de conservante añadido a la obra ya está sobrecargado el sistema linfático debe manejar.

5. Coma más frutas con el estómago vacío. Las enzimas y ácidos de frutas son productos de limpieza potentes linfáticos. Coma ellas con el estómago vacío para mejor digestión y un máximo de beneficios de limpieza linfático. La mayoría de las frutas se digieren dentro de los 30 minutos más o menos y son rápidos para comenzar a ayudar a sentirse mejor.

6. Coma bastantes vegetales de color verde para obtener la clorofila adecuada para ayudar a purificar la sangre y la linfa.

7. Comer frutos secos crudos, sin sal y las semillas para encender el linfático con suficientes ácidos grasos. Ellos son: nueces, almendras, avellanas, nueces de macadamia, nueces de Brasil, semillas de lino, semillas de girasol y semillas de calabaza.

8. Beba jugo puro de arándano sin azúcar. Los arándanos y el jugo de arándano emulsiona la grasa terca en el sistema linfático. Diluir es aproximadamente 4:1 de agua al jugo de arándanos. Por otra parte, si usted prefiere un jugo dulce, diluir una parte de jugo de arándano sin azúcar con dos partes de jugo de manzana y dos partes de agua.

9.
Añadir un linfático impulsar algunas infusiones de hierbas a su día, como el astrágalo, la equinácea, sello de oro, hierba carmín, o la raíz de añil silvestre. Consulte a un especialista en medicina herbolaria o natural antes de combinar dos o más hierbas o si está tomando algún medicamento o sufren de alguna condición de salud graves. Evite el uso de hierbas durante el embarazo o la lactancia y evitar el uso a largo plazo de cualquier hierba, sin antes consultar a un profesional calificado.

10. Cepillo de la piel seca antes de ducharse. Use un cepillo de cerdas naturales. Cepille su piel con movimientos circulares hacia arriba desde los pies hasta el torso y de los dedos en el pecho. ¿Quieres trabajar en la misma dirección que el flujo linfático, hacia el corazón.

[campo nombre=video]

11.
Bañese con agua  fría. Trate de bañarse mejor con agua fría, que con agua caliente!

[campo nombre=video2]

12. Obtener un suave masaje. Los estudios demuestran que un suave masaje puede empujar hasta el 78 por ciento de la linfa estancada de nuevo en circulación. Masaje libera toxinas atrapadas. También puede probar un masaje de drenaje linfático. Se trata de una forma especial de masaje que actúa específicamente sobre el flujo linfático en el cuerpo. Cualquier tipo de masaje que usted elija, asegúrese de que esté suave. Demasiada presión puede sentirse bien en los músculos, pero no tiene los efectos estimulantes linfáticos mismos.

La solución para perder peso es una dieta de frutas, hortalizas y alimentos integrales acompañada de una razonable cantidad de ejercicio físico.

Esto no es una moda pasajera de efectos rápidos, sino un cambio en el estilo de vida a largo plazo que puede proporcionar una pérdida sostenida de peso y, al mismo tiempo, reducir el riesgo de contraer una enfermedad crónica.

¿Has conocido a alguien que consuma habitualmente frutas y verduras frescas y cereales integrales, y en muy raras ocasiones, o nunca, ingiera carne o comida basura como patatas fritas de bolsa o hechas en sartén, y golosinas? ¿Cuánto pesa esa persona? Si conoces a mucha gente como la que he descrito, quizá hayas notado que suelen tener un peso saludable.

Ahora piensa en las culturas tradicionales del mundo, las culturas asiáticas (china, japonesa, india) donde 2,000 millones de personas se han alimentado básicamente con una dieta vegetariana durante miles de años. Es difícil figurarse que dichas personas no sean delgadas; al menos lo eran hasta hace poco tiempo.

Resolver este problema no requiere trucos mágicos ni ecuaciones complejas que incluyan los tipos sanguíneos o el cómputo de los hidratos de carbono; tampoco requiere un profundo examen de conciencia.

Solo tienes que fiarte de lo que observas en las personas delgadas, vigorosas y sanas, y en las que no lo están. O confiar en los hallazgos de algunas investigaciones relevantes, tanto breves como extensas, que demuestran una y otra vez que los vegetarianos y los veganos son más delgados que sus congéneres carnívoros.

Los individuos vegetarianos o veganos que han participado en estos estudios son entre dos y trece kilos más delgados que sus compatriotas.

Tomado del libro: el estudio de China – T. Colin CamBell, PHD y Dr. Thomas M. Cambell II.

Para no caer en las manos de la depresión que te aniquila, evita el exceso de trabajo, la prisa en tus tareas y la falta de descanso adecuado.

Cualquiera que sea tu ocupación, realizarla de la mejor manera, concentrándote en ella, con el ánimo sereno.

Si algo te sale mal, niégate a maldecir, a renegar y a manifestarse agresivo.

No te destruyas. Tómalo con calma, pues tu serenidad es una fuente de salud y eficiencia.

Recuerda que el signo más claro de la sabiduría es la serenidad constante.

Les comparto un video que me ha encantado sobre  transformación y superación.  Juan Anton era adicto al cigarrillo, hasta que se dio cuenta de que  la misma cantidad de dinero que él invertía en sus cigarrillos lo recibía otra persona como su salario diario.

Este increíble valenciano nos muestra una forma muy productiva de manejar las adicciones. Empezó a ahorrar este  dinero y tiempo que se gastaba en su adicción y lo canalizó mejor construyendo un bosque de alimentos que actualmente le da de comer a su familia, nietos, amigos y ahora incluso ayuda a una familia de nueve integrantes del Congo en África a construir un proyecto de bosque de alimentos para que se sostengan también.

Todo lo cultiva de manera orgánica y cuida su salud de manera totalmente natural también (ajo como antibiótico, agua de mar para limpiar su garganta, hace su propio licor de naranja, hace ejercicio corriendo dia de por medio), lo que le da autosuficiencia.

Empezó a hacer esto a los 58 años y ahora tiene setenta y tantos y según dice: «El tiempo no es oro El tiempo es vida«. Y mientras tengamos vida tenemos el poder de decidir qué queremos  hacer, nunca es tarde para comenzar.

Cuando muera Juan Anton,   dejará los árboles que ha sembrado en su ciudad, en África y seguirá sosteniendo a dos familias y  ¿nosotros cuántos árboles sembraremos?

[campo nombre=video]

[campo nombre=video2]