Entradas

Casi siempre de la forma como recibimos nuestro día,  depende el ánimo y forma de verlo y vivirlo hasta que termina.

Aquí relacionamos algunos tips o rituales  que nos sirven para aumentar el caudal energético y tener baterías recargadas permitiendo el desarrollo de todas las actividades en el transcurso del día.

Estos pasos están basados en recomendaciones que aparecen en el Aryurveda,antiguo sistema de  medicina tradicional originado en la India.

  1. Despertar:
    Independientemente de la constitución ayurvédica, es muy recomendable levantarse temprano todos los días, especialmente con la salida del sol. Incluso si  se tiene una salida de última hora, levantarse temprano siempre tiene sus beneficios, según el Ayurveda, ya que es el momento más fresco y puro del día y permite ajustar el cuerpo a la naturaleza.
    Al despertarnos, cambiamos de estado y debemos ayudar a nuestro cuerpo a pasar del estado de sueño a la vigilia. Hay que darse el tiempo para este cambio y no hacerlo bruscamente. Para recuperar la sensación corporal de una manera armoniosa podemos realizar suaves estiramientos de nuestras extremidades acompañados de rotación de articulaciones. Al mismo tiempo que va recuperando la movilidad y se toma consciencia de cada parte del cuerpo podemos agradecer por la salud y todas las bendiciones y dones con las que comenzamos el nuevo día.
  2. Eliminar:
    a) Cuando te levantas por la mañana, asegúrate de ir al baño de inmediato para vaciar la vejiga (y los intestinos). Esto ayuda a poner en marcha el sistema digestivo y eliminar las toxinas que se han acumulado durante la noche.
    b) Soplar la nariz (después de haber terminado el paso anterior), ya que esto ayuda a aumentar el consumo de oxígeno, y limpiar los canales – la puerta de entrada a los nadis.
    c) El último paso es la eliminación de desechos de la lengua. Según el Aryurveda la lengua refleja las cinco cavidades humanas(cráneo, garganta, torax, abdomen y pelvis) y durante la noche, la toxicidad de dichas cavidades viaja por el organismo depositándose en la lengua.  De allí la recomendación de limpiar la superficie de la lengua todas las mañanas: puede hacerse con el borde de una cuchara o con el “banta” una fina varilla con borde recto que usan los hindúes.
  3. Activar: Tener el estómago vacío es el momento perfecto para empezar a moverse en la mañana. Antes de tomar el desayuno, es ideal realizar práctica de yoga, elongaciones y estiramientos o  incluso sólo girar el mundo al revés en la posición invertida favorita durante 5 minutos . Las posiciones invertidas ayudan a limpiar la sangre de los pies a los órganos internos, además de que activan el sistema linfático.
  4. Estimular: Un delicioso ritual de la mañana para llegar directamente y limpiar su sistema digestivo es beber una taza de limón, miel y té de jengibre. Para hacer esto simplemente rallar un poco de jengibre fresco, colocarlo en su taza favorita y cubrir con agua caliente. Exprimir el zumo de un de limón fresco. Mezclar y dejar que repose un momento antes de poner la miel cruda (la miel a altas temperaturas  pierde nutrientes, por eso se debe añadir al final y cuando el té esté a una temperatura ideal para beber, no tan caliente).
  5. Tonificar: Después de beber el té, y mover tu cuerpo, viene un desayuno saludable. En el Ayurveda se cree que el desayuno no es necesariamente la comida más importante del día. Esto se debe al hecho de que estamos rompiendo el ayuno, y demasiada comida puede sorprender al sistema digestivo. Busque una opción de desayuno que sea apropiado para su constitución.

Hay momentos en la vida en donde no disfrutamos mucho de nuestra existencia, nos llenamos de stress y andamos como locos buscando el éxito o el reconocimiento de los demás por encima de todo, mientras nos olvidamos de la alegría de vivir.

Tal vez pasamos mucho tiempo tratando de construir un futuro mejor para nuestra familia, pensado todo en función de la parte económica y al final es muy poco el tiempo de calidad que terminamos compartiendo con ellos.

De hecho buscamos que esto suceda en un futuro anhelado y nos perdemos de esta vivencia en el presente. Aplazamos, el momento esperando condiciones ideales y tal vez estas nunca lleguen.

En pocas palabras nos buscamos un futuro ideal, perdiéndonos del momento presente.

¡Sacúdete ya! Empieza a disfrutar de la vida ahora, sal al campo, respira profundo, olvidate de los problemas, maravíllate con las cosas sencillas, abraza tus seres queridos, sonríe sin importar el motivo.

VIVE… ¡El momento es ahora!

Regresar a la oficina tras unas agradables vacaciones de fin de año puede generarle a muchas personas un conjunto de síntomas, conocido como síndrome posvacacional. Evitre el estrés y la depresión.

Aquí van varios pasos:

Tenga espacios para relajarse. Vale la pena tomarse 15 minutos del día para realizar ejercicio de respiración y relajación muscular, con el objetivo de ponerse en contacto con usted mismo. La relajación es la mejor forma de liberar la tensión nerviosa que nos produce el trabajo diario.

Lo bueno no ha terminado todavía. Así las vacaciones hayan terminado no quiere decir que la diversión se acabó. Haga un plan donde especifique los espacios para realizar las actividades que más le gustan, con su familia y amigos.

Retome puntos de su trabajo. Esto no significa que deba trabajar, mientras se encuentra en su tiempo de vacaciones. Lo aconsejable es recordar qué es lo que debe hacer en la primera semana de regreso al trabajo y planee cómo podría hacerlo.

Recupere horas de sueño. Las horas de sueño se ven afectadas con las fiestas de diciembre. Es recomendable que tres días antes de entrar a su trabajo normalice los horarios para acostarse y levantarse para que el cambio no lo afecte tanto.

Cuidado con la alimentación. Si su alimentación se vio afectada durante las vacaciones, es hora de que coma de forma balanceada y normalice el ritmo para consumir el desayuno, almuerzo y comida. Una dieta equilibrada, que nos aporte los nutrientes que necesitamos.

No hay nada mejor para el estrés que lograr encontrar el balance y dejar de darle tanta importancia a las cosas que no son tan importantes. Cuando veas que estás demasiado estresado piensa: ¿Puedo resolver esta situación de mejor manera si me estreso tanto

Algunas cosas que puedes hacer para reducir el estrés son:

1. Distraerte un poco. Deja de pensar por un momento en el problema que te aqueja. Entre más pienses mientras estás estresado menos vas a poder llegar a buenas soluciones. Para mi las mejores respuestas a mis problemas me llegan mientras estoy dormida, descansando, haciendo ejercicio o haciendo algo que me gusta como andar en bicicleta. Trata de hacer algo que te gusta antes de irte a dormir.

3. Escribe tus preocupaciones con probables opciones y déjalas en un papel lejos de tu cama para que las atiendas hasta el día siguiente. Cuando te vas a dormir con todas las preocupaciones en tu cabeza lo más probable es que no te puedas dormir porque te llevas a la cama todos tus pendientes. Una vez que los escribes los dejas en santa paz hasta el día siguiente.

4. Usa remedios caseros. Puedes tomar té de tila que es relajante o hasta una copa de vino para dejar los problemas a un lado por un momento.

5. Oler aromas relajantes. Estudios hechos en Japón dicen que una substancia llamada linalool que se encuentra en mangos, limones, lavanda y albaca reducel los niveles de inflamación en la sangre. Con tan solo oler esencias de estas plantas te puedes sentir mucho más relajado.

6. Practica Meditación. 10 ó 15 minutos pueden ser suficientes para poner la mente en blanco, inicialmente puedes empezar con un tiempo más corto y extender la duración en lo sucesivo, una vez que se ha alcanzado un buen ritmo de disfrute, la práctica puede ser gradualmente alargada.

El Stress Laboral es uno de los problemas que más frecuentemente nos encontramos en la sociedad actual. Es fundamental conocer las causas y cómo nos trasforma para poder evitar este trastorno habitual en el trabajo.

Podemos dar una definición de Etrés como: Sensación de incapacidad para asumir los retos que presenta la vida cotidiana, es decir que el entorno rebasa tus posibilidades de respuesta, lo que te causa una serie de reacciones de tipo fisiológico, cognitivo y psicomotor. Se relaciona con la angustia, la depresión, las inadaptaciones sociales, la somatización.

Causas del estrés laboral

  • Ambiente laboral inadecuado.
  • Sobrecarga de trabajo.
  • Alteración de ritmos biológicos.
  • Responsabilidades y decisiones muy importantes.
  • Estimulación lenta y monótona.
  • Condiciones laborales inadecuadas.

Cómo Prevenir el Estrés Laboral