Los excesos siempre se acaban pagando, con las vacaciones, navidades o las celebraciones nos desconectamos de la rutina, pero también uno se relaja en cuanto a dietas y se abusa de las comidas especiales que se suelen disfrutar.

La frustración llega cuando nos volvemos a encontrar con la báscula: la mayoría tenemos kilos de más. Para reponerse de esos excesos, nada mejor que una dieta desintoxicante, que ayude a eliminar todo lo que sobra.

En general, las frutas y hortalizas, así como la ingestión regular de agua, nos servirán para eliminar la saturación de grasas de nuestro organismo y a recuperar, poco a poco, el equilibrio alimenticio que necesitamos.

Lo fundamental para conseguir una óptima desintoxicación, es regresar a la alimentación habitual, es decir, a la dieta variada, equilibrada y suficiente. Asimismo, vale la pena seguir estas recomendaciones:

  • Asegurar el aporte diario de frutas y hortalizas frescas y variadas, al menos cinco al día, tanto en la comida como en la cena.
  • Beber abundantes líquidos, principalmente agua, caldos vegetales o jugos naturales de frutas.
  • No deben faltar las frutas y verduras.
  • Lo más importante es repartir los alimentos a lo largo del día, no saltarse el desayuno y comer a las horas que son.
  • La cena debe ser baja en grasas y ricas en alimentos de origen vegetal.
  • Incluya en su alimentación germinados y semillas como nueces y frutos secos.
  • Trate de comprar sus alimentos en mercados orgánicos.
  • Si va a consumir carne, prefiara las carnes blancas y verifique muy bien de donde proviene.

[campo nombre=video]