La Respiración Completa

respirar

La vida inicia, se sostiene, y termina con la respiración: “EL ALIENTO DE LA VIDA“.

Grande es la diferencia existente entre nosotros los occidentales y el concepto que tienen los orientales de la respiración, pero la realidad es que respirar es vivir y sin ello no hay vida.

No solamente la vida y la salud de los animales superiores dependen de la respiración sino también que están en análoga dependencia las formas animales inferiores y todo el reino vegetal. Al nacer el niño inspira profundamente el aire, lo retiene por un momento para extraer la energía vital, exhala después un débil vagido, y comienza a vivir este mundo. El anciano da un débil gemido, cesa de respirar y muere. Desde el primer momento del infante hasta el último suspiro del anciano se dilata una continuada serie de respiraciones.

Podemos decir sin temor a equivocarnos que la función respiratoria es la más importante del organismo porque de ella dependen todas las demás. Puede vivir el hombre algún tiempo sin comer, algo menos sin beber, pero solo muy pocos minutos sin respirar.

No solamente el hombre depende de la respiración, sino que de los buenos hábitos de la respiración depende la persistencia de su vitalidad y el verse libre de enfermedades. La respiración inteligente alargará nuestros días sobre la tierra al acrecentar nuestra vitalidad y aumentar nuestra resistencia, mientras que lo contrario y es lo que sucede con frecuencia pues el desdén y la ignoracia es manifiesta, respecto a la respiración, acortará la vida por el menoscabo de la vitalidad con riesgo abierto de enfermedades.

La civilización como tal, el sistema de vida han adoptado sistemas erróneos que le alejan de su condición natural al respirar.

Para los orientales han existido cuatro fases o planos de la respiración:

1. Respiración alta( que es la que normalmene hacemos)
2. Respiración media (la que hacen algunos)
3. Respiración baja(que la hacen pocos) y
4. Respìración completa(que es desconocida).