Las Virtudes de Benjamin Franklin


  1. Templanza. “Comer sin llegar a la saciedad; beber sin llegar a la exaltación”.
  2. Silencio. “Hablar únicamente de aquello que pueda benficiar a los demás o a nosotros mismos; evitar las conversaciones triviales”.
  3. Orden. “Asignar a todas las cosas su lugar; dedicar a cada parte del negocio su propio tiempo”.
  4. Resolución. “Resolverse a desempeñar lo que se debe hacer; desempeñar sin fallar aquello que se ha resuelto hacer”.
  5. Frugalidad. “No hacer gasto alguno si no es para bien propio o de los demás; es decir no desperdiciar dinero alguno”.
  6. Laboriosidad. “No perder el tiempo; estar siempre dedicado a algo útil; evitar todas las acciones innecesarias”.
  7. Sinceridad. “No recurrir a engaño nocivo alguno; pensar con inocencia y justicia, y si se habla, hacerlo de acuerdo con esto”.
  8. Justicia. “No hacer mal a persona alguna mediante daño u omitiendo los beneficios que son nuestra obligación”.
  9. Moderación. “Evitar los extremos; abstenerse de resentir los daños hasta donde se crea que lo merecen”.
  10. Pulcritud. “No tolerar la falta de higiene en el cuerpo, la ropa o la habitación”.
  11. Tranquilidad. “No alterarse por menudencias, ni por accidentes comunes o inevitables”.
  12. Castidad. “Practicar el acto carnal pocas veces si no es por motivos de salud o para tener descendencia; nunca por torpeza, debilidad o en perjuicio de la propia paz y reputación o la de los demás”.
  13. Humildad. “Imitar a Jesús y a Sócrates”.