¡Sonríe amablemente!

Sonríe con amabilidad y ofrece a los que te rodean motivos para vivir con entusiasmo.

Al hacerlo, tú eres el primer beneficiado. Que ningún pensamiento negativo contamine hoy tu mente.

No permitas que su fuerza destructora arruine tus energías vitales. Cultiva hoy la alegría para que vayas creando a tu alrededor un ambiente de convivencia.

Refleja continuamente sobre quienes te rodean, pensamientos de paz y sentimientos de acogida fraternal.

Sonríe amablemente!!! Recuerda que puedes encontrar la felicidad ayudando a otros a encontrar la suya.