Entradas

Le preguntaron al Dalai Lama:

– ¿Qué es lo que más le sorprende de la Humanidad?

Su respuesta fue:

– El hombre… Porque sacrifica su salud para ganar dinero.

Y cuando lo consigue sacrifica  su dinero para recuperar la salud.

Y, está tan ansioso por  el futuro, que no disfruta el presente;

el resultado es que no vive ni en el presente ni en el futuro;

vive como si nunca fuese a morir… y entonces muere  sin haber vivido realmente nunca.

Para Trout y Rivkin, el sentido común es:

“El sentido Común es la facultad que posee la mayoría de las personas, para juzgar razonablemente las cosas”.

Otra definición:

“El sentido común es el conocimiento que se adquiere por medio de la experiencia y a través de los sentidos, de una manera espontánea”

Pero según estas definiciones este conocimiento o facultad puede variar drásticamente, ya que cada uno de nosotros hemos tenido una experiencia de vida diferente.

Podríamos decir entonces que el llamado “Sentido Común” no es ninguno de los sentidos que todos tenemos en común, como: el sentido de la vista, el sentido de tacto, el sentido del oído o el sentido del gusto.

El sentido común es pues  la razón por la cual los seres humanos actuamos de cierta forma ante una situación: siguiendo ciertas acciones sin conocer los motivos, más bien guiados por la experiencia.  El sentido común funciona muy bien en el campo de las cosas obvias como por ejemplo, es esa vocecita que te dice que no te arriesgues a caminar al borde de un balcón porque puedes caerte y herirte.  Simplemente considera el resultado, las diferentes formas de realizar las cosas, así como los riesgos de cada uno de estos caminos, para finalmente determinar cual es el mas conveniente. Eso es sentido común.

Es por esto que alguien nos puede llamar la atención ante alguna acción errónea, ¿por qué hizo esto o aquello de tal manera?  ¿Por que no siguió el sentido común?….