Aprende a dominar la timidez con el siguiente ejercicio

Si aprendes a dominar tu timidez de forma rápida y sencilla podrás desenvolverte con mayor soltura, fluidez y comodidad en los diferentes ámbitos de tu vida.

La timidez es uno de los estados anímicos del hombre más complicado que existe, ya que afecta el mundo de las relaciones interpersonales de éste, impidiendo al individuo su desenvolvimiento normal en la sociedad.

El terapeuta e investigador Dr. Philip Zimbardo expresa que la persona tímida sobrevalora y teme el resultado de la opinión que otros tengan sobre él o sus acciones, lo que detona un círculo vicioso de ansiedad e inhibición que tienden a crecer cada ves más.

Algunos pasos a seguir para vencer la timidez:

1) Descubrir tus emociones y sentimientos. Un ejercicio: consigue una grabadora. Imagina que tienes frente a ti una persona que te observa y trata de iniciar una conversación con ella, habla en vos alta como si estuvieras manteniendo una charla real con alguien, en primer lugar saluda, luego cuéntale como te llamas, cuantos años tienes, que haces de tu vida, cuales son tus intereses, etc., mientras lo haces piensa en las posibles preguntas que esta persona puede llegar a formularte y responde a las mismas.

2) Reconocer tus emociones y sentimientos. Al finalizar la grabación hay que escucharla varias veces para analizarla: ¿Cómo te sentiste en ese momento?, ¿Qué opinión tienes de ti mismo?, ¿Por qué crees que te cuesta tanto iniciar un diálogo?, ¿A que le temes? Busca una libreta y toma nota de tus respuestas a estas preguntas y expresa además todo aquello que se cruce en tu mente.

3) Manejar tus emociones y sentimientos. Lo más probable es que al realizar este ejercicio, por primera ves, te invada una sensación de incomodidad, vergüenza, ridiculez o tedio. Es importante que no permitas que estas emociones o sentimientos negativos te alejen de tu meta u objetivo principal: Controlar la Timidez.

4) Crear tu propia mtivación. Si has conseguido vencer tus emociones y sentimientos negativos estas preparado para la acción. Toma tu Libreta o anotador y repasa tus escritos realizados en el paso número dos, luego escribe tu nueva visión. Haz una comparación positiva entre lo que eres hoy y lo que eras ayer, esto te ayudará a tener cada vez menos miedo y a adquirir más confianza en ti mismo.

5) Gestionar tus relaciones. Si recuerdas la forma positiva de actuar que tuviste mientras llevabas adelante tu ejercitación dejando atrás todos aquellos sentimientos y emociones que te impedían desenvolverte de forma natural; si recuerdas el trabajo que te costó superar ese momento y te aferras a los aspectos positivos de tu visualización ya estas preparado para despedirte de tu timidez y eliminarla por completo de tu vida social.