En este artículo te brindamos 6 tips que puedes poner en practica para agradar a las demás personas. Todos queremos la aprobación de quienes nos rodean, asi como que se reconozcan nuestros méritos y ser apreciados por nuestros semejantes.

1. Interésese sinceramente por los demás.

Se pueden ganar más amigos en dos meses si se interesa uno en los demás, que los que se ganarían en dos años si se hace que los demás se interesen por uno.

El individuo que no se interesa por sus semejantes es quien tiene las mayores dificultades en la vida y causa las mayores heridas a los demás. De esos individuos surgen todos los fracasos humanos.

El interés, lo mismo que todo lo demás en las relaciones humanas, debe ser sincero.

2. Sonría.

Las acciones dicen más que las palabras, y una sonrisa expresa: «Me gusta usted. Me causa felicidad. Me alegro tanto de verlo».

Hablo de una verdadera sonrisa, que alegre el corazón, que venga de adentro, que valga buen precio en el mercado.

Tiene usted que disfrutar cuando se encuentra con la gente, si espera que los demás lo pasen bien cuando se encuentran con usted.

Si está solo, silbe o tararee o cante. Proceda como si fuera feliz y eso contribuirá a hacerlo feliz.

Todo el mundo busca la felicidad, y hay un medio seguro para encontrarla. Consiste en controlar nuestros pensamientos. La felicidad no depende de condiciones externas, depende de condiciones internas. No es lo que tenemos o lo que somos o donde estamos o lo que realizamos, nada de eso, lo que nos hace felices o desgraciados. Es lo que pensamos acerca de todo ello.

«Casi todas las personas son tan felices como se deciden a serlo» Abraham Lincoln

«El hombre cuya cara no sonríe no debe abrir una tienda» Proverbio chino

3. Recuerde que para toda persona, su nombre es el sonido más dulce e importante en cualquier idioma.

Jim Farley descubrió al principio de su vida que el común de los hombres se interesa más por su propio nombre que por todos los demás de la tierra. Haga el esfuerzo por aprender los nombre de pila (preste atención).

El nombre pone aparte al individuo; lo hace sentir único entre todos los demás. La información que damos, o la pregunta que hacemos, toma una importancia especial cuando le agregamos el nombre de nuestro interlocutor.

4. Sea un buen oyente. Anime a los demás a que hablen de sí mismos.

Le hice pensar que yo era un buen conversador cuando, en realidad, no había sido más que un buen oyente.

«La persona que sólo habla de sí, sólo piensa en sí, la persona que sólo pensa en sí mismo carece de toda educación» Dr. Nicholas Murray Butler.

Recuerda que la persona con quien habla usted está cien veces más interesada en sí misma y en sus necesidades y sus problemas que en usted y sus problemas.

5. Hable siempre de lo que interese a los demás.

Hablar en términos de los intereses de la otra persona es beneficioso para las dos partes.

6. Haga que la otra persona se sienta importante y hágalo sinceramente.

¿Qué hay en él que se pueda admirar honradamente?

Trate siempre de que la otra persona se sienta importante.

«Haz al prójimo lo que quieras que el prójimo te haga a ti» Jesus

Queremos tener la sensación de nuestra importancia en su pequeño mundo. No queremos escuchar adulaciones baratas, sin sinceridad, pero anhelamos una sincera apreciación.

Para que la vida de una persona cambie totalmente puede bastar que alguien la haga sentir importante.

Una Sonrisa, no cuesta nada, pero crea mucho. Enriquece a quienes reciben, sin empobrecer a quienes la dan. Ocurre en un abrir y cerrar de ojos, y su recuerdo dura a veces por siempre.

Nadie es tan rico que pueda pasarse sin ella, y nadie tan pobre que no pueda enriquecer por sus beneficios. Crea la felicidad en el hogar, alienta la buena voluntad en los negocios es la contraseña de los amigos. Es descanso para los fatigados, luz para los decepcionados, sol para los tristes, y el mejor antídoto contra las preocupaciones.

Pero no puede ser comprada, pedida, prestada o robada, porque es algo que no rinde beneficio a nadie a menos que sea brindada espontánea y gratuitamente. Porque nadie necesita tanto una sonrisa como aquel a quien no le queda ninguna que dar. Por eso Sonrie 🙂

La gente a menudo dice «No lo estás mirando desde mi punto de vista”, y a veces de manera literal están en lo cierto.

Quisiera que recordaras alguna discusión o problema que hallas tenido con alguien, en la cual estabas seguro de tener la razón. Primero, piense en esto como si fuera una la película de la discusión «tal como la recuerdas…»

Ahora quisiera que se pases la película de nuevo en la misma discusión, pero desde el punto de vista de la otra persona, (con la cual tuviste el impace) de modo que  puedas verte a ti mismo durante la discusión. Pásense de nuevo la película en su mente  del principio al fin, observándola desde este punto de vista distinto…

¿Hubo alguna diferencia? Tal vez para algunos no hayan muchos cambios. Pero de seguro para muchos puede haber una diferencia enorme. ¿Todavía estás seguro de que tines la razón?

espermatozoide-ovulo

Querido óvulo:

No sé por qué si eres femenina no te llamas ovula. Me siento raro sabiendo que el objetivo de mi vida es unirme a ti que no eres ella sino él. No es justo. Yo soy la esencia del varón ¡si alguien es macho ese soy yo! Pero vamos, si la naturaleza lo quiso así, juro por mi colita que voy a hacer todo por llegar a ti, amor…aunque seas él.

La naturaleza nos pone difícil la cosa a los hombres desde sus comienzos. Tú eres un óvulo que vive plácidamente en una cuevita mullidita rodeada de un precioso monte. En cambio yo, vivo hacinado junto a 350 millones de congéneres guindando en un globito. A mí me tocó el globito derecho que está un poquito más abajo del izquierdo. Según los estudios, en mi pequeño mundo redondo viven 175 millones de espermatozoides como yo y en el otro una cantidad más o menos igual.

Nuestros globitos están rodeados por una capa de escroto que nos protege de los rayos infrainteriores. Según los científicos y los fastidiosos de la religión del Greenpeace, esta capa de escroto se ha debilitado y presenta un enorme agujero que pone en peligro la vida dentro de los globos.

Nuestra única diversión consiste en viajar hasta Próstata, un pueblito que queda a 15 cm. de aquí. Para hacerlo sólo tenemos que tomar el túnel vía uretra. Próstata es un pueblito bello pero muy frágil y de vez en cuando llegan dedos turistas a visitarlo.

Amado óvulo ¿por qué será tan difícil llegar a ti? Aquí todos estamos en alerta constante  porque en cualquier momento tenemos que salir como locos a un sitio desconocido, donde supuestamente estás tú, cómodamente sentado en tu trono rojo y húmedo, esperando a que uno de nosotros (350 millones) tenga la suerte de unirse a ti.
Qué angustia cuando se da la alarma, si uno no está pendiente, fácil puedes parar en un mundo de goma o a mano de manos peludas morbosas.

¡Ay óvulo! esto no es vida. El sistema es complicado pero funciona: el ojo ve y el nervio óptico va con el chisme al cerebro. El cerebro evalúa la situación y manda un mensaje urgente vía médula espinal al corazón que se alborota y envía baldes de sangre de la cintura para abajo. Allí hay un aliado de nuestro mundo. Él es calvo y se la pasa flojeando pero en vista de la emergencia reacciona y se levanta.

Y allí vamos 350 millones de seres hacia un destino incierto que con suerte crearán otros seres humanos llenos de óvulos y espermatozoides deseosos de unirse.

Deben ser vainas de Dios.

En determinadas ocasiones -como cuando estamos enamorados- nuestro cuerpo emite señales iniquívocas que comunican algo de lo que estamos sintiendo por más empeño que pongamos en ocultarlo.

En una relación, la confianza y la seguridad determinan qué tipo de relación tienes. La razón es porque sin seguridad y confianza, la relación rápidamente puede terminar. Todo el mundo tal vez tenga una definición diferente sobre la confianza y seguridad en una relación pero lo importante es que tu pareja y tu estén de acuerdo en cómo piensan sobre este tema.

Hay mil formas en las cuales  uno puede lidiar con la confianza y seguridad. Aquí hay 3 maneras que puedes trabajar en tu relación para sentirte seguro(a).

1. Comunicación Sana. El primer paso a la seguridad en la relación es construir comunicación sana. Tu pareja y tú deben sentirse seguros uno del otro para poder decirse lo que sienten y piensan de la relación. También debes poder escuchar, entender y afirmar con tu pareja lo que el/ella siente y viceversa. Es importante que aprendan cómo identificar, marcar y comunicar sus sentimientos efectivamente uno con otro.

2. Apóyense Emocionalmente. Un factor importante en la seguridad de una relación es la habilidad de la pareja a proporcionarse apoyo emocional. Aprender a leer o identificar el nivel emocional de tu pareja en algún punto dado es el primer paso para poder dar apoyo. El próximo paso es aprender a dar el apoyo emocional apropiado, el momento que disciernes algún cambio emocional en tu pareja. La habilidad de discernir y sostener la emoción de tu pareja ayudará mucho especialmente cuando se trata de confiar.

3. Entiende a Tu Pareja. A todo el mundo le pasa. «No entiendo por qué hiciste eso», «No entiendo por qué dijiste eso». Pero la realidad es que entender a tu pareja es la mejor manera de mejorar tu relación. Deben siempre entender los sentimientos u opiniones de su pareja en relación a cualquier cosa. Muchas veces las relaciones anteriores cambian la expectativa de una persona respecto a sentirse seguro(a) pero es importante no traerlo a tu relación actual. Debes con un Corazón abierto hablar con tu pareja de todo!

Cuéntanos, ¿Cómo es que se debe mejorar la seguridad en tu relación?