Entradas

Casi siempre de la forma como recibimos nuestro día,  depende el ánimo y forma de verlo y vivirlo hasta que termina.

Aquí relacionamos algunos tips o rituales  que nos sirven para aumentar el caudal energético y tener baterías recargadas permitiendo el desarrollo de todas las actividades en el transcurso del día.

Estos pasos están basados en recomendaciones que aparecen en el Aryurveda,antiguo sistema de  medicina tradicional originado en la India.

  1. Despertar:
    Independientemente de la constitución ayurvédica, es muy recomendable levantarse temprano todos los días, especialmente con la salida del sol. Incluso si  se tiene una salida de última hora, levantarse temprano siempre tiene sus beneficios, según el Ayurveda, ya que es el momento más fresco y puro del día y permite ajustar el cuerpo a la naturaleza.
    Al despertarnos, cambiamos de estado y debemos ayudar a nuestro cuerpo a pasar del estado de sueño a la vigilia. Hay que darse el tiempo para este cambio y no hacerlo bruscamente. Para recuperar la sensación corporal de una manera armoniosa podemos realizar suaves estiramientos de nuestras extremidades acompañados de rotación de articulaciones. Al mismo tiempo que va recuperando la movilidad y se toma consciencia de cada parte del cuerpo podemos agradecer por la salud y todas las bendiciones y dones con las que comenzamos el nuevo día.
  2. Eliminar:
    a) Cuando te levantas por la mañana, asegúrate de ir al baño de inmediato para vaciar la vejiga (y los intestinos). Esto ayuda a poner en marcha el sistema digestivo y eliminar las toxinas que se han acumulado durante la noche.
    b) Soplar la nariz (después de haber terminado el paso anterior), ya que esto ayuda a aumentar el consumo de oxígeno, y limpiar los canales – la puerta de entrada a los nadis.
    c) El último paso es la eliminación de desechos de la lengua. Según el Aryurveda la lengua refleja las cinco cavidades humanas(cráneo, garganta, torax, abdomen y pelvis) y durante la noche, la toxicidad de dichas cavidades viaja por el organismo depositándose en la lengua.  De allí la recomendación de limpiar la superficie de la lengua todas las mañanas: puede hacerse con el borde de una cuchara o con el “banta” una fina varilla con borde recto que usan los hindúes.
  3. Activar: Tener el estómago vacío es el momento perfecto para empezar a moverse en la mañana. Antes de tomar el desayuno, es ideal realizar práctica de yoga, elongaciones y estiramientos o  incluso sólo girar el mundo al revés en la posición invertida favorita durante 5 minutos . Las posiciones invertidas ayudan a limpiar la sangre de los pies a los órganos internos, además de que activan el sistema linfático.
  4. Estimular: Un delicioso ritual de la mañana para llegar directamente y limpiar su sistema digestivo es beber una taza de limón, miel y té de jengibre. Para hacer esto simplemente rallar un poco de jengibre fresco, colocarlo en su taza favorita y cubrir con agua caliente. Exprimir el zumo de un de limón fresco. Mezclar y dejar que repose un momento antes de poner la miel cruda (la miel a altas temperaturas  pierde nutrientes, por eso se debe añadir al final y cuando el té esté a una temperatura ideal para beber, no tan caliente).
  5. Tonificar: Después de beber el té, y mover tu cuerpo, viene un desayuno saludable. En el Ayurveda se cree que el desayuno no es necesariamente la comida más importante del día. Esto se debe al hecho de que estamos rompiendo el ayuno, y demasiada comida puede sorprender al sistema digestivo. Busque una opción de desayuno que sea apropiado para su constitución.

La búsqueda de empleo puede ser una experiencia agotadora y desmoralizadora. La problemática laboral de mercado en todo el mundo ha creado un exceso de candidatos calificados, muchos compiten por el mismo trabajo.

La caza de un trabajo no sólo significa tener las calificaciones adecuadas, el desarrollo de un buen currículum y habilidades en el manejo de la entrevista, sino también tener que superar a los otros candidatos – muchos de los cuales pueden ser más calificados en el papel que tú. Por desgracia, incluso después de todo eso, el rechazo es posible.

El rechazo puede ser difícil de tratar, especialmente cuando quieres (o necesitas) un trabajo que se aproxima. Así que ¿cómo se puede hacer frente y convertirlo en algo positivo?

Revierte con inteligencia

Aunque los resultados (y sus circunstancias) varían, a veces es posible convertir un “no” en un “sí” y girar el rechazo. Si tu empleador potencial te llama y te dice que van con otro candidato, pregúntales por qué, y trata de encontrar una oportunidad para destacar las habilidades que podrían darte una ventaja sobre el otro candidato. No hagas apelaciones emocionales o te muestres desesperado – entrega al empleador una razón real, tangible por la que realmente deberían contratarte en su lugar.

Retroalimentación

Aunque pueda parecer difícil de hacer en una entrevista, una buena estrategia es obtener una evaluación honesta de tu desempeño. Si el entrevistador accede, pide que te haga una lista de tus puntos fuertes y débiles en la entrevista, así puedes utilizar esos datos para afinar las futuras entrevistas.

Aprende y aplica

Una vez que tengas algunos datos sobre cómo se podría haber mejorado tu entrevista, utilízalos para prepararte para el siguiente proceso de aplicación. Siéntate toma nota, descubre las fortalezas y debilidades en tu conjunto de habilidades, y averigua cómo puedes maximizar tus atributos positivos y compensar los puntos débiles. Si tienes el tiempo y los recursos, considera trabajar algunos de esos puntos débiles con algún tipo de formación de software,  clases en línea, o lo que necesites.

No te culpes

Puede ser difícil cuando has puesto todo de ti para conseguir el trabajo de tus sueños, y aún así te han rechazado. Pero, en verdad, a veces un rechazo no es acerca de ti en absoluto. A menudo, los candidatos perfectamente calificados, que podrían ser perfectos para el trabajo en cuestión, son rechazados debido a circunstancias que son  invisibles para el solicitante. Un empleador podría tener más afinidad con otro candidato, o tener algún tipo de relación preliminar con el candidato, o cualquier número de miles de pequeñas cosas que pueden llevar a no ser contratado.

No hacerlo personal

No te pongas a la defensiva con el entrevistador, o recurras a los medios sociales para quejarte públicamente del empleador que te ha rechazado, mostrando resentimiento o enojo.  No dañes la relación ni deformes tu imagen. Trata de mantenerte en contacto con la empresa, si es posible. Nunca se sabe si el otro candidato no podría funcionar. Pero sobre todo, lo mejor que puedes hacer después de ser rechazado es mantener una actitud positiva y no desanimarte. Mantener una buena energía es vital para tu bienestar: agradece y recuerda que las experiencias que han de ser para ti llegarán en el justo momento.

La historia de Ryan nos muestra que cuando tenemos un sueño respaldado por el deseo de realizar buenas acciones, no importa nuestra edad, ni el dinero…todos los obstáculos  van desapareciendo con nuestro empeño de lograr la meta deseada.

Cuando Ryan tenía 6 años en su escuela le contaron  las condiciones en que viven los niños de África. Esta historia hizo que Ryan se conmoviera profundamente al saber que en este lugar algunos hasta mueren de sed y que no hay pozos de dónde sacar agua, a diferencia de  él que le bastaba dar unos pasos para que el agua saliera del grifo durante horas.

Ryan averiguó cuánto costaría llevarles agua. La maestra recordó una organización  llamada WaterCan dedicada al tema y le dijo que un pequeño pozo podía costar unos 70 dólares.

Cuando llegó a su casa dijo a sus padres que necesitaba 70 dólares para comprar un pozo para los niños africanos.  Ellos le contestaron  que debía ganárselos él mismo por medio de tareas en casa con las que Ryan se ganaba algunos dólares a la semana. Finalmente reunió los 70 dólares y pidió a su madre que lo acompañara a la sede de WaterCan para comprar su pozo para los niños de África.

En esta organización le informaron que el costo de perforación de un pozo era realmente 2000 dólares y a pesar de que la mamá de Ryan le dejó claro que ellos no tenían ese dinero, esto no fue impedimento para anunciar que volvería nuevamente con esa cantidad.

Empezó a hablar con todas las personas a su alrededor, los clubes de servicio, grupos escolares, a quien quisiera escuchar su historia para que pudiera recaudar el dinero para hacer realidad su meta.

Contagiados por su entusiasmo, todos se pusieron a trabajar : sus hermanos, vecinos y amigos. Entre todo el vecindario lograron reunir 2000 dólares trabajando y haciendo mandados y Ryan volvió triunfal a WaterCan para pedir su pozo.
En enero del 99 se perforó un pozo en un pueblo al norte de Uganda. Este fue el primero pues a partir de ahí Ryan no ha parado de recaudar fondos y viajar buscando apoyos.

En la actualidad Ryan Hreljac tiene su propia fundación llamada Ryan’s Well y llevan más de 400 pozos realizados en África.

En palabras de Ryan: Si quieres hacer un cambio positivo en el mundo, debes encontrar algo que te apasiona y tomar medidas para actuar. Para mí, el tema es el agua y el saneamiento.

Ryan-Hreljac

Si estás deprimido, estás viviendo en el pasado

Si estás ansioso, estás viviendo en el futuro

Si estás en paz, estás viviendo en el presente.

Lao Tzu

Cuando nos metemos en la carrera y costumbre de nuestro día a día a veces dejamos pasar por alto momentos tan importantes como el de ingerir nuestros alimentos y reflexionar acerca del proceso y el camino que tuvieron que recorrer antes de llegar a nuestra mesa.

No dejes que la abundancia que tienes te haga olvidar de agradecer lo que comes antes de entrar en tu boca y que se vuelva parte de ti. Y esto no tiene nada que ver con religión, sectas, credos o dogmas si sencillamente observas el proceso verás que tienes mucho por agradecer. Si no tienes en qué creer puedes dar las gracias al Universo que ha permitido que el alimento llegue hasta tu mesa. Este sencillo acto de agradecimiento además impregna tu comida de una gran energía que te permite alimentarte mejor no solamente tu cuerpo físico pues le pones además tu toque de amor.

De acuerdo a la antigua cultura védica quien no agradece los alimentos es igual que un ladrón, es como coger algo sin permiso.  Desde tiempos antiguos  cuando se iban a recolectar los alimentos primero pedían  permiso a la planta  y cuando cazaban se pedía perdón al animal de sacrificio y el cazador ofrecía su próxima vida para ser el alimento de la víctima en el futuro y nivelar el acto que realizaba.

Relaciono algunos ejemplos de cómo agradecer los alimentos , lo importante es que sea algo que nazca del corazón y ser consciente de las palabras que se pronuncian y los efectos que tendrán:

  • “Damos gracias por estos alimentos que recibimos con tanto amor y por favor  que sean para perfección del espíritu, equilibrio a la mente y sostén al cuerpo”.
  • “Unos pueden y no tienen, otros tienen y no pueden, nosotros que tenemos y podemos te damos gracias Señor”.
  • “Damos gracias a Dios, al Universo y a todos los seres que han intervenido para que este alimento llegue a nuestra mesa y pedimos  asimilarlo con mucha salud y armonía para nuestro cuerpo, mente y espíritu”.

Encuentra un lugar donde puedas estar solo y tranquilo. Puedes sentarte con las piernas cruzadas en el suelo si es posible, o en una silla. Siéntate con la espalda recta. Realiza algunas respiraciones profundas y tranquilas luego relaja tu cuerpo. Dirige la atención a tu cuerpo y relaja cada músculo y parte de él.

Practica durante unos 10 minutos, y después de unas semanas de entrenamiento, aumenta el tiempo a 15 minutos. Comienza con el primer ejercicio, practicando todos los días, hasta que puedas hacerlo sin ningún tipo de distracciones u olvidos, y sin pensar en nada más, al menos durante tres minutos seguidos. Cada vez que te distraigas,  vuelve a empezar, hasta que pasen los 10 o 15 minutos destinados para la práctica. Debes ser honesto contigo y proceder al siguiente ejercicio, sólo después de estar convencido de que has practicado correctamente y con plena concentración.

Ejercicio 1:

Toma un libro y cuenta las palabras en cualquier párrafo. Cuenta de nuevo para asegurarte de que has contado correctamente. Comienza con un párrafo y cuando llega a ser más fácil, cuenta las palabras en una página entera. Realiza el recuento mental y sólo con los ojos, sin señalar con tu dedo en cada palabra.

Ejercicio 2:

Cuenta hacia atrás en tu mente, de un cien a uno.

Ejercicio 3:

Cuenta en tu mente de un cien a uno, saltando cada tres números, osea 100, 97, 94, etc

Ejercicio 4:

Elije una palabra inspiradora, o un sonido simple, y repítelo en silencio en tu mente durante cinco minutos. Cuando tu mente pueda concentrarse con mayor facilidad, trata de llegar a los diez minutos de concentración ininterrumpida.

Ejercicio 5:

Toma una fruta, puede ser una manzana, naranja o cualquier otra fruta, y sostenla en tus manos. Examina la fruta de todos sus lados, manteniendo toda tu atención centrada en ella. Si te llegan pensamientos irrelevantes asociados que puedan surgir, como por ejemplo sobre la tienda donde la compraste, cómo y dónde se cultiva, su valor nutritivo ignóralos con calma pues no estás interesado en ellos. Sólo observa la fruta, concentra tu atención en ella sin pensar en nada más, y examina su forma, olor,  sabor y la sensación que da al tocarla.

Ejercicio 6:

Esto es lo mismo que el ejercicio número 5, sólo que esta vez visualiza la fruta en lugar de mirarla. Dale un vistazo a la fruta y examínala  durante unos 2 minutos, al igual que en el ejercicio número 5. Luego cierra los ojos y trata de ver, oler, gustar y tocar el fruto de tu imaginación. Trata de ver la imagen clara y bien definida. Si la imagen se vuelve borrosa, abre los ojos, mira la fruta por un tiempo corto, y luego cierra los ojos y continúa con el ejercicio.

 El secreto del éxito es la práctica constante. Cuanto más tiempo le dedicas a los ejercicios más rápido el éxito llega. Vamos poco a poco, diez minutos al principio y con el tiempo a medida que adquieras la capacidad de concentración, dale más tiempo. Cuando veas que  tienes éxito, podrás disfrutar los ejercicios, y con el tiempo se convertirán en un hábito. Serás capaz de concentrar tu atención fácilmente y sin esfuerzo en todo lo que quieras.

A veces, podemos encontrar grandes poderes de concentración en nosotros mismos. Cuando de verdad y sinceramente deseamos sobresalir en nuestros estudios, aprobar un examen importante o resolver un problema, este poder se hace disponible. En estos casos la concentración surge debido a alguna necesidad o deseo, pero el desarrollarla de una manera sistemática, nos permite controlarla, y tener la posibilidad de utilizarla intencionalmente, cada vez que sea requerida.

Para ello, es necesario practicar ejercicios especiales a diario. Desarrollando este poder de concentración se puede lograr:

  • Control de tus pensamientos.
  • La capacidad de enfocar tu mente.
  • La paz de la mente.
  • Liberarte de pensamientos inútiles y molestos.
  • La capacidad de elegir tus pensamientos.
  • Mejor memoria.
  • Confianza en ti mismo.
  • Fortalecer la voluntad.
  • Rapidez en tomar decisiones
  • La capacidad para estudiar y comprender con mayor rapidez.
  • Aumento de felicidad.
  • Mayor capacidad para desarrollar habilidades psíquicas.
  • Uso más potente y eficiente de la visualización creativa.
  • Mayor capacidad de meditar.
  • Y mucho más …

La vida a menudo presenta retos y problemas en el camino hacia el éxito y el logro de nuestros objetivos, y con el fin de elevarse por encima de ellos hay que actuar con perseverancia y persistencia, y esto requiere autodisciplina.

La autodisciplina es fundamental para superar los trastornos alimentarios, adicciones, tabaquismo, consumo de alcohol y otros hábitos negativos. También es un requisito importante para el estudio, el deporte y el aprendizaje, para el desarrollo de cualquier habilidad, y para el éxito en la superación personal, crecimiento espiritual y la meditación.

La mayoría de las personas reconocen la importancia y beneficios de la auto-disciplina, pero muy pocos toman medidas reales para desarrollar y fortalecer la misma. Puedes adoptar los siguientes pasos para afianzar tu autodisciplina:

  • Escribe una lista de lo que quieres lograr.
  • Actúa y compórtate de acuerdo con las decisiones que has tomado, a pesar de la pereza, el deseo de postergar o el deseo de darte por vencido y dejar de hacer lo que estás haciendo.
  • Sigue firme en este comportamiento a pesar de las molestias y cómo te sientes al respecto en el momento, acéptalas pues son el camino para alcanzar los objetivos más grandes que te has propuesto.
  • Toma conciencia de lo importante que es para ti desarrollar autodisciplina y lo que vas a lograr con ella.
  • Cuando tomas conciencia de esto, te das cuenta cuando tienes un comportamiento indisciplinado. Corrígelo y sigue adelante con los objetivos que escribiste.

Esta habilidad puede ser fortalecida y desarrollada como cualquier otra habilidad, a través de la práctica constante en todos los aspectos de tu vida.

El ejercicio y movimiento físico, combinado con una buena alimentación y respiración son los pilares para mantener un óptimo estado de salud y mantenernos jóvenes. Las personas que realizan ejercicio habitualmente mínimo dos veces por semana aparentan menos edad de la que normalmente tienen.

Ya sabemos  los beneficios a nivel fisiológico, como fortalecimiento de músculos, mejor irrigación sanguínea, incremento de elasticidad, control de peso corporal, protección contra enfermedades degenerativas como osteoporosis y artritis al fortalecer también sus huesos, etc.

Adicional a estos beneficios físicos también tiene beneficios emocionales y psicológicos. Pues mejora el estado mental y el ánimo y genera una mayor sensación de confianza.

Aquí algunos beneficios a nivel psicológico que podemos encontrar en la práctica constante de ejercicio:

  • Menor depresión
  • Menos ansiedad
  • Menos ira
  • Menos desconfianza
  • Mejor imagen de uno mismo
  • Mejor tolerancia al estrés
  • Mejor sueño

Si eres organizado puedes ir al gimnasio o al parque y realizar una rutina de ejercicios y esto sería genial;  pero esto no se debe volver la única condición para mantenerte en movimiento pues puedes también buscar oportunidades durante el día para mantenerte físicamente activo.

Por ejemplo puedes subir las escaleras para llegar a tu oficina en lugar del ascensor, o estaciona tu vehículo a algunas cuadras de tu trabajo para que recorras el resto de la distancia a pie. Si necesitas comprar algo en el supermercado puedes ir en bicicleta, así obtienes doble beneficio pues también  ahorras algo de combustible.

Al tomar conciencia de la necesidad del ejercicio encontrarás los lugares y momentos para cubrirla. Tu cuerpo y tu mente te lo agradecerán respondiendo con mayor energía y vitalidad.

El acto de comer que realizamos diariamente es instintivo y básico, pero se ha convertido en algo totalmente mecánico, igual que la respiración, los hacemos sin percatarnos de ello. Si tomamos en cuenta que de estas actividades depende la energía para desarrollar nuestra vida,  debemos darle la importancia que se merecen.

Aquí algunos puntos importantes para tener en cuenta a la hora de comer:

Tomarse su tiempo: Dedicar por lo menos media hora para cada comida principal, siendo conscientes de que los nutrientes  que estamos ingiriendo son los que construirán nuestro cuerpo.  Podemos reflexionar en cuál es el origen de estos alimentos y agradecer a la naturaleza por el proceso que ha realizado y que nos ha permitido tenerlos en nuestra mesa.

Generar un ambiente adecuado: Tradicionalmente el momento de tomar los alimentos y comer ha sido el momento de reunión con la familia y amigos para compartir experiencias gratas y fortalecer lazos de las relaciones. Desafortunadamente estas costumbres en algunos hogares se han ido perdiendo o las familias reduciendo, lo importante es que así estemos solos  podamos sentir la calidez y disfrutar con todos los sentidos ese momento.

Concentrarnos en ello: No entretener la mente realizando alguna otra actividad simultánea como hablar por teléfono(se debería en lo posible desconectar en ese momento), o viendo televisión y mucho menos noticias angustiantes que a nivel inconsciente generan tensión interna y bloqueos que impiden que nuestros órganos realicen una buena labor de digestión.

“La comida entra por los ojos”:  Y por los sentidos en general, un plato con variedad de colores nos provoca y nos llama la atención, así como el disfrutar su aroma y luego sentir las diferentes texturas a través de nuestras manos y con el gusto en nuestra boca.

La digestión empieza en la boca: Con el proceso de masticación y combinación de las dos enzimas presentes en la saliva ptialina y lisozima que permiten la descomposición del almidón en moléculas más pequeñas y eliminación de bacterias, respectivamente. Por eso debemos masticar bien los alimentos, hace tiempo escuché que 72 veces cada bocado, después he leído que 60 veces, 32 veces. Más práctico que ponernos a contar las veces que masticamos que a la larga nos impresionaría y quedaríamos con dolor de mandíbula es tener presente que al masticar debemos llegar al punto de “beber  los sólidos” y “masticar los líquidos”.

Información de Saciedad: Al estar concentrados en nuestro alimento y el proceso de digestión que estamos realizando podemos también sentir el punto exacto de satisfacción sin tener que ingerir más de lo que necesitamos. Cuando comemos distraídos viendo tv, leyendo un libro o cualquier otra actividad, el cerebro puede no alcanzar a enviar la información de saciedad a tiempo a nuestro estómago y comemos de más.  El estómago  es un órgano muy flexible y se estira cada vez que agregamos alimentos de más a tal punto de ir aumentando su tamaño. Para que el estómago realice su función correctamente debe estar lleno entre un 80 a 60%. El 20 a 40% libre lo necesita para remover bien sus contenidos. El aumento del tamaño el estómago se evidencia claramente en abultamiento abdominal que impide lucir una figura esbelta.

Si tenemos siempre presente la premisa de “vivir el momento presente al máximo como si fuera el último de nuestra vida”, incluso al momento de comer, nos podremos concentrar y disfrutar de esta necesidad  básica para nuestro cuerpo y mente cumpliendo total y placenteramente su función de reconstrucción de nuestro organismo.