Proyecta lo difícil partiendo de donde aún es fácil.

Realiza lo grande partiendo de donde aún es pequeño.

Todo lo difícil comienza siempre fácil.

Todo lo grande comienza siempre pequeño.

Por eso el Sabio nunca hace nada grande. Y realiza lo grande, sin embargo.

El árbol de ancho tronco está ya en el pequeño brote.

Un gran edificio se basa en una capa de tierra.

El viaje hacia lo eterno…Comienza ante tus pies.

LAO TSE

 

El sabor dulce llena nuestra vida, lo disfrutamos al máximo, piensa en algo dulce en tu boca y de inmediato sientes como empiezas a secretar saliva «haciéndose agua en tu boca».

Y es porque el dulce llena nuestra vida de calor y energía.

A nivel más sutil también decimos que una persona es dulce cuando es amorosa y cariñosa. Una dulce sonrisa es una sonrisa que recibimos con agrado y sentimos que nos llena también el alma de lindos sentimientos que nos recargan de energía y bienestar. Pero cuando una sonrisa o una caricia es fingida, sentimos que no está completa, que no se da con toda la mejor intención, la notamos y la sentimos incompleta, poco creíble.

Igual es en nuestra alimentación: necesitamos consumir alimentos enteros tal como vienen en la naturaleza. Cuando consumimos alimentos refinados, consumimos sólo una parte del alimento, está fraccionado y nuestro organismo lo recibe como incompleto y para su absorción necesita sacar de otras fuentes, incluso a veces del propio cuerpo para asimilarlo.

Dentro de los alimentos refinados más comunes que encontramos diariamente y que debiéramos evitar son el azúcar, aceites, harinas blancas de cereales como el trigo, sal de mesa.

Los encontramos completos en:

  • Azúcar: frutas en su estado natural o secas, panela, hojas de estevia.
  • Aceites refinados por aceites que sean de primera presión en frío. También alimentos que naturalmente tienen grasa son el aguacate, nueces, ajonjolí, linaza, coco.
  • Harinas blancas refinadas por harinas integrales sacadas del grano entero.
  • Sal de mesa por sal marina.

Si quieres sentirte saludable aliméntate completo en todos los niveles.

Nuestra más grande misión en la vida es: SER FELICES

Aunque a veces con el día y a día se nos olvida un poco, aquí te compartimos un hermoso video que nos recuerda algunos tips para cumplir esa misión en todo instante.

Si quieres conocer tu pasado , entonces, mira tu presente  que es el resultado. Si quieres conocer tu futuro mira tu presente que es la causa

Buda

Hay tantas enseñanzas literalmente al alcance de nuestras manos. Dale la oportunidad a tu corazón y a tu mente para recibirlas, aquí te compartimos una explicada por el maestro budistaThich Nhat Hanh.

Aunque parece una historia de cuento o fábula es algo que sucedió en el año 2012 y nos muestra la estrecha comunicación que podemos llegar a tener con nuestros hermanos animales si estamos dispuestos a interactuar con ellos y respetar su entorno.

Lawrence_Anthony (1950-2012) fue un conservacionista, ambientalista, explorador y escritor nacido en Johannesburg Sud África.  Por mucho tiempo fue director de la reserva Thula Thula en Zululand, Sud Africa y el fundador de The Earth Organization, una organización  privada de protección al medio ambiente y desarrollo científico.

Lawrence Anthony, escribió 3 libros, dentro de los cuales se encuentra el Best-Seller, “The Elephant Whisperer”, donde relata la forma en que rescató a animales salvajes y rehabilitó elefantes de todo el mundo de las atrocidades humanas:  para curar las manadas descontroladas por el miedo y sufrimiento causados por inconscientes cazadores, decidió  dormir y comer junto a ellas ganando su confianza, logrando calmarlos como ningún otro hombre lo había hecho. Su fama  como experto en elefantes se extendió y elefante que había que curar, se lo enviaban a él.

El 7 de marzo de 2012 Lawrence Anthony falleció. Dos días después de su deceso, los elefantes salvajes aparecieron en su casa, con dos enormes matriarcas a la cabeza. Un total de 31 elefantes  caminaron durante 12 horas más de 20 kilómetros abriéndose camino en una sola fila solemne desde su hábitat hasta la casa del difunto autor.

elefante_lawrence_anthony2

La esposa de Lawrence, Françoise, se conmovió profundamente, sabiendo que los elefantes no habían estado en su casa antes de ese día desde hacía más de ¡3 años! ya que al momento de morir Lawrence trabajaba en un nuevo proyecto con rinocerontes. Sin embargo, sus amigos elefantes sabían a dónde iban. Pero, y ¿quién les avisó?¿cómo se dieron cuenta?
Era obvio que estos animales querían dar su más profundo pésame, honrando a su amigo que les había salvado la vida, tanto así que permanecieron durante 2 días con sus noches sin comer absolutamente nada!…
Luego, una mañana, partieron, emprendiendo su largo viaje de regreso a casa.

El ser humano cree que vive su desarrollo en solitario, su ego extremo lo pone en el nivel más alto de la evolución y no lo deja ver que tiene a su alrededor otras especies inteligentes que pacientemente están dispuestas a enseñar y acompañar en este hermoso planeta.

Todos hemos escuchado la conocida frase «El tiempo es oro», que hace referencia a que el tiempo es el recurso más valioso que tenemos en nuestras vidas y desafortunadamente es el que más desperdiciamos.

Una de las formas en que lo desaprovechamos más comunes es que evitamos vivir en el momento presente, en el aquí y ahora pues ocupamos nuestro tiempo pensando en el pasado(lo que puede generar depresión si no ha sido muy grato o si no lo hemos aprovechado correctamente) o en el futuro(puede generar ansiedad debido al miedo constante que tenemos al cambio y a lo desconocido).
Otra forma de dejar pasar nuestro tiempo es permitirnos entretener en situaciones que nos desvían de nuestros objetivos, que pueden ser generadas por otras personas(y somos incapaces de decir no) o incluso por nosotros mismos.

En ocasiones pareciera que se nos pasa el tiempo volando o se escapa de nuestras manos o que tenemos tantas tareas por hacer que no sabemos ni por dónde comenzar.

Lo cierto es que el adecuado y eficiente manejo del tiempo es indispensable para cualquier empresa y este recurso bien utilizado puede hacer la diferencia entre el éxito y el fracaso en cualquier proyecto que emprendamos.

Se puede hacer una comparación del Tiempo con una Maleta:
Si organizo bien doblada la ropa y aprovecho todos los agujeros, me caben muchas cosas (maleta) o puedo realizar muchas cosas(tiempo).
Pero si empaco atiborrado y sin saber hacia dónde voy puedo llevar cosas que no utilizaré o me podrán faltar algunas que sí necesito, además de que no me van a caber. Igualmente en la comparación si no hago una correcta planeación y aprovecho todos los espacios en el día tampoco me alcanza en tiempo.

Cada día que despertamos tenemos la suerte de disponer de de más de 57.600 segundos cargados de infinitas posibilidades para ser felices. Enfocamos nuestros pensamientos en aprovechar este tiempo o simplemente dejamos que se vayan como agua entre nuestros dedos?

«Los amantes de ciertas teorías hablan de que todo lo que a uno le ocurre bueno en la vida, es gracias a un golpe de suerte. Otros, no le dan la importancia a la suerte, o por lo menos hablan de una combinación de trabajo, lucha y suerte, y hay unos terceros que dicen que la suerte no toca sino una sola vez en la puerta.

Yo pienso que para hacer algo fructífero en la vida primero que todo hay que fijarse metas, tener voluntad y luego trabajar con disciplina y constancia en lo que nos da satisfacción y alegría. Que uno sienta que realiza su trabajo y que se siente contento…

…Uno puede trazarse las metas que quiera y la suerte lo acompañará. Aunque haya momentos difíciles, aunque existan desalientos, aunque se reciban ingratitudes. Siempre es el optimista, el disciplinado y trabajador constante quién llega a su meta; por su propio esfuerzo y seguramente acompañado por algún momento de suerte, de chispa.

Porque la suerte comienza a actuar desde el mismo momento en que uno se levanta. Hay nuevamente luz del día y uno tiene de nuevo unas horas por delante para producir, para disfrutar, para corregir… Esta suerte de vivir a diario hay que admirarla, hay que apreciarla, hay que seguirla y hay que defenderla a toda costa».

Extracto del Libro BAJO CERO EMPEZAR DE LA NADA del Autor Francisco Vélez

La vida está compuesta de insignificancias, el año de instantes y las montañas de granos de arena…por lo tanto no desperdicies nada por pequeño que parezca.

Lin Yutang

Todo en el universo se mueve por el amor.

Este sentimiento es el motor de toda la existencia, por un acto de amor es que nacemos, por amor trabajamos, por amor superamos todos los obstáculos, por amor recuperamos nuestra salud, por amor vivimos. Y también sucede al contrario por falta de amor o un amor no correspondido podremos enfermar y algunos románticos han escrito en incontables manuscritos a lo largo de la historia de la humanidad que sin amor se muere.

¿Y qué pasa con el amor?

Tanto caos, tristeza, desambiguación, pérdida de sentido. ¿Qué es lo que está ocurriendo? Entonces, ¿acaso estamos sufriendo una falta de amor verdadero? Una falta de amor, pero amor por nosotros mismos.

Volcamos la felicidad y el amor hacia los demás, nos preocupamos por gustar a los otros. Cuando NO sentimos primeramente amor por nosotros mismos, ¿cómo podremos reflejarlo al exterior a los demás? ¿Cómo se puede dar de lo que no se tiene? Primero debemos aprender a querernos y aceptarnos nosotros mismos, sin dejarnos llevar por modelos creados por la sociedad de consumo que son ilusiones pasajeras que no dejan que aflore nuestro verdadero ser.

Cuando conoces a alguien, preguntas qué es lo que más le gusta y si entablas una relación y empiezas a sentir amor por esa persona, en todo momento haces hasta lo imposible para que se sienta muy bien, a gusto, quieres demostrarle ese hermoso sentimiento en detalles.

¿Sabes entonces qué es lo que más te gusta a ti?, ¿Te conoces realmente? ¿Qué detalles tienes contigo mismo para agradarte y sentirte querido?

Permítete sentir  amor hacia ti mismo y observa cómo cada día crece y crece. Una buena forma es hacer una lista de las cosas que te gustan, detalles que te hacen sentir pleno y feliz y realizar alguna de ellas en cada día. Cuando empiezas a conectarte con tu interior te das cuenta que las acciones más satisfactorias en la vida son los pequeños detalles del día a día y el poder disfrutarlos con tus sentidos sincronizados en el preciso momento en suceden.

Algunas acciones que pueden incrementar el amor propio son:

  • Dedicarse tiempo. Lo más valioso que podemos compartir es nuestro tiempo y la persona más importante en tu vida eres tú. Regálate unos minutos para desconectar el mundo exterior y solamente estar en silencio contigo mismo. La regularidad en este propósito por lo menos una vez cada día aumenta el autoconocimento y serenidad.
  • Mirarse al espejo diariamente, observarse con compasión y amor y sentirse a gusto con la imagen que se proyecta y pronunciar en voz alta nuestro nombre y un te amo sincero. Más allá de narcicismo es el aceptarse y aprender a sentirse querido.
  • Cuidarse en los hábitos y situaciones. Cuando amas a alguien quieres lo mejor. Cuando te amas a ti mismo buscas lo mejor para ti en tu alimentación, ejercicio, estilo de vida evitando lo que te hace daño o te hace sufrir.
  • Poderse abrazar uno mismo, acariciar, consentirse uno mismo. Cada parte de nuestro cuerpo es importante y a la vez que pertenece a un todo(nosotros) también es individual(órganos, células, microorganismos) . Sentirse agradecido con cada parte por la función que cumple y darle amor es muy gratificante.

El camino es individual (debemos aprender a aumentar el amor por nosotros mismos) y a la vez colectivo (reflejar ese amor interno y expandirlo a los demás). Así podríamos realizar un cambio en el ambiente, y el aura colectiva: se podría respirar amor y compasión por doquier.