Donde hay vida, hay un tesoro

“En la vida de cada día presta atención a las cosas menudas:
enciende el fuego de los demás, con tu fuego;
abre el corazón de los demás, con tu corazón.
La vida es espléndida, inmensa y donde hay vida, hay un tesoro”

Saludo Maya.