Traducción de una ilustración que muestra cómo no hay que enfrentarse a los nuevos retos, un círculo vicioso que acaba llevando al individuo a no hacer nada.

Definitivamente si seguimos estos pasos al pie de la letra Intentarlo, fallar, derrumbarse y lamentarse, sólo lograremos que nuestros sueños se nos escapen como agua entre nuestros dedos.

Es cierto que en todos los nuevos proyectos que emprendemos tenemos varias posibilidades algunas con resultados diferentes a los esperados, pero en nuestras manos está el escoger opciones de cómo afrontaremos esos resultados poco alentadores. Si queremos avanzar debemos evitar las tres últimas opciones de la ilustración, pues lo que conseguimos es quedarnos estancados solamente en lo pasado y no vislumbrar las nuevas oportunidades.

Los grandes emprendedores que alcanzan el éxito en sus propósitos no tienen estas opciones dentro de su lista de decisiones sino cualquiera otra que los ayude a reponerse, aprender la lección y volver a empezar.

Ilustración:http://wheresmysammich.com