Enseñanzas y frases de Siete años en el Tibet

La película siete años en el Tibet, basada en la obra de Heinrich Harrer, es tan hermosa como polémica. Pero, independientemente de que Heinrich Harrer fuera un comprobado nazi, de que si hubiese o no participado de la violencia en la segunda guerra mundial, lo cierto es que la espiritualidad del Tibet y del Dalai Lama puede cambiar hasta al más difícil.

Estas son algunas frases para reflexionar citadas en la película:

  • “En el país donde estoy viajando, el Tibet. La gente cree que peregrinando a lugares sagrados purifican las acciones malas que han cometido. Creen que cuanto más difícil el viaje, mayor es la purificación.”
  • “Esa es otra gran diferencia entre nuestra civilización y la suya. Ustedes admiran al hombre que logra elevarse a la cima en cualquier campo de la vida. Nosotros admiramos al hombre que abandona su ego.”
  • “La buena fortuna de un amigo es una bendición. Lamento que te moleste la nuestra.”
  • “Si algo tiene solución no hay porque preocuparse y si no tiene solución entonces preocuparse no está bien”
  • “Aquí dicen que un enemigo es un gran maestro, pues ayuda a desarrollar paciencia y compasión.”
  • “La simplicidad absoluta, eso es lo que me encanta.”
  • “Cuando no tienes fuerzas para pelear,debes abrazar a tu enemigo. Con los brazos ocupados, no puede usar un arma.”
  • “Nada en la política es cuestión de honor…”
  • “Todos los seres tiemblan ante el peligro y la muerte. Todos valoramos la vida. Cuando un hombre toma eso en cuenta, no mata ni causa que se mate. Estas palabras están grabadas en el corazón de todo tibetano”.